Por Cristian Contreras Radovic
Doctor en Filosofía de la Ciencia y Máster en filosofía política.

Doctor Files

Las 8 bases o pilares fundamentales del modelo capitalista instaurado en Chile a partir del 11 de septiembre de 1973 se han corrompido y apenas subsisten de un día para otro, en medio de una indignación general y crisis social. A 50 días del levantamiento general, el gobierno busca erróneamente un sentido a través de la implementación de tres agendas -social, económica y de seguridad- que no logran calmar un descontento legítimo y transversal de la sociedad. Sucede que el problema de Chile es de carácter estructural, por lo que se requiere una solución estructural, profunda y a largo plazo.
Llegado este momento de la historia, ningún futuro es posible sin considerar la implementación de 8 grandes reformulaciones del Estado que constituyen el núcleo de un Proyecto Político Internacional que transforma a Chile en el corazón de una Octava Cultura, la más grande de todas porque es la única que integra a todas las demás, América del Sur:

1.-En lo Antropológico: Para lograr la dignidad se necesita redefinir a la Persona Humana como un “Universo de naturaleza espiritual dotado de libertad y voluntad”. Esto significa que cada uno de nosotros somos un Universo, un fin en sí y que todos tenemos la misma capacidad en el marco geográfico del eje Maya-Inca-Mapuche.

2.-En el Tiempo: Para sincronizarnos con la Naturaleza se requiere implementar un Calendario de 13 meses de 28 día más un Día Fuera del Tiempo que sirve para sincronizar el espiral del tiempo anual. Esto es clave para sincronizar a la sociedad con los ciclos de la Tierra y detener la Crisis Climática.

3.-En lo Filosófico: Para ser sabios es imprescindible cultivar en los colegios la Perfección de la Sabiduría, cuyo primer peldaño enseña a mirar la Realidad a partir de dos verdades: la Verdad Velada de las palabras, y la Verdad de Sentido Superior o del silencio. Esta filosofía es capaz de reemplazar el existencialismo del siglo XX, que es un pesimismo en el pensamiento. Se le conoce como la Gran Síntesis entre Oriente y Occidente, un encuentro observado por los más grandes sabios contemporáneos. Me gusta llamarla Metafísica del Vacío.

4.-En lo Político: Para tener una política basada en la virtud es clave conducir el poder por el Camino Medio enseñado por Confucio, una posición igualmente alejada de los extremos, fundada en la virtud y el ejemplo. Esta postura es la antítesis del maquiavelismo de Occidente y la expresión política del equilibrio de la Naturaleza. Se le puede ver como un Tercera Fuerza que salvará a la sociedad del círculo vicioso de izquierdas y derechas corrompidas por el poder. El desafío es elegir a un líder fuerte para prevenir el caos y la maldad, regir la paz y la tranquilidad, y reprimir a los injustos.

5.-En lo Económico: Para detener la sobreexplotación de los recursos de la Tierra es importante impulsar la teoría de que “lo pequeño es hermoso”, es decir, apoyar a las micro y pequeñas empresas para equilibrar el gigantismo de las grandes transnacionales. Sobre esta base se postula el reemplazo del concepto de crecimiento capitalista por el de sustentabilidad o permanencia.

6.-En lo Administrativo: Para tener una burocracia en correcto orden existe un principio único lo suficientemente poderoso en todo el Estado, que es la más grande de todas las asociaciones ya que comprende a todas las demás: “No hagas lo que no quieres que te hagan”. Además, la administración del Estado en sus esferas pública y privada exige “contar con los mejores”.

7.-En lo Religioso: Para reconectarse con lo divino es relevante construir una Religión Cósmica, fomentando el conocimiento del Universo que le permita a la Persona Humana religarse con la Tierra, la Naturaleza, el Sol, Luna y Centro de la Galaxia.

8.-En lo Educativo: Para tener jóvenes preparados es clave promover una enseñanza para la felicidad, el deporte y la investigación en todos los campos del árbol del conocimiento. La calidad de la educación no se arregla desde lo educativo exclusivamente, se requiere el soporte de las otras 7 grandes reformulaciones.
Las 8 reformulaciones están desarrolladas en extenso, con mi puño y letra, en mi libro Politikon 2012 y se pueden realizar al cabo de un buen gobierno. No pierdo la esperanza de que nuestro pueblo chileno este a la altura de esta gigantesca obra del Cielo, que guarde nuestro nombre en el concierto eterno de las grandes civilizaciones de la Tierra.