Por Daniel Plaza
Kinesiólogo integrativo
Especializado en Nutrición Integrativa & Salud Natural
Co-Director Instituto Prana Kine
www.pranakine.cl

Todos conocemos a alguien que en esta época del año no puede vivir sin pañuelitos y un antialérgico. Con eso aumentan también los ronquidos, la dificultad para respirar por la nariz y la frecuencia de ronchas cutáneas.
¿De qué forma podríamos combatir naturalmente esta condición? Te invito a continuar leyendo, pues te propongo dos vías en la que puedes mejorar e incluso revertir tu condición.
Primero, debes entender que la alergia ocurre como el resultado de una sobreestimulación del sistema inmunológico, el cual, en estado de alerta, actúa de forma descontrolada ante la presencia de alérgenos estacionales.
Recordemos que la microbiota intestinal tiene un rol importantísimo en el desarrollo de alergias, puesto que es efectivamente ahí, en ese lugar, donde las bacterias que tiene el organismo educan al sistema inmune para que responda ante cualquier tipo de estímulo externo a tu cuerpo como son, principalmente, los alimentos. Por lo tanto, si consideramos que el 85% del sistema inmunológico del ser humano habita en los intestinos, no es de extrañar que una persona que posee un sistema digestivo con una microbiota alterada reaccionará mucho más abrupta frente a los alérgenos de la primavera.

¿Qué hacemos entonces?
La primera línea terapéutica corresponde a la ingesta regular de probióticos y prebioticos, idealmente acompañado de un aumento en el consumo regular de fibra en su forma de verduras, frutas, legumbres, germinados, brotes, cereales integrales, semillas y frutos secos.
Este tipo de alimentación está clasificado como alimentación antiinflamatoria por lo tanto disminuye en un gran porcentaje la actividad inmunológica a nivel intestinal.
La segunda vía por la cual podemos ayudar en aplacar la incidencia de crisis alérgica en esta época tiene relación con la ingesta de alimentos antihistamínicos y antiinflamatorios.
Existen algunas recetas milenarias que se han utilizados para manejar los episodios de alergia, aquí te dejo algunas que puedes usar.

Leche Dorada: en la cultura Ayurvédica, proveniente de India y Sri Lanka principalmente, han utilizado esta fórmula milenaria la cual consta de leche, cúrcuma, canela y jengibre. Lo cierto es que la leche que se encuentra en India proviene de una vaca doméstica que ha pastado toda su vida y que no está expuesta a vacunas ni antibióticos, algo muy diferente del origen de cualquier leche comercial que encontremos aquí en Chile, por lo que recomiendo hacer el preparado con leche de coco, avena o arroz.

hojas del arbol ginkgo biloba

Infusiones de Ginkgo biloba y limón: Esta mezcla tiene un efecto increíble sobre la picazón en los ojos, en la irritación de las mucosas nasales y en la disminución en la producción de moco. A su vez la vitamina C del limón actúa como agente antihistamínico y antioxidante.

Batido antihistamínico de leche vegetal, plátano y cacao: El plátano es un antisecretor natural y el cacao es un potente antioxidante. Posee una gran cantidad de polifenoles, sustancias que ayudan a mejorar y potenciar el funcionamiento interno de los tejidos y sus células.

Si a estas ingestas le sumas dejar los principales disruptores de la microbiota permitirá un cambio. Por ejemplo, disminuir el exceso de productos animales y alimentos refinados, va a traducirse en una mejor capacidad de adaptación y mejor modulación de la respuesta inmunológica ante la presencia de alérgenos estacionales.

Si te gustó esta información y sabes a alguien le puede ser útil, no dudes en compartir el conocimiento.