Categoría

Semblanzas

¿Envejece el cineasta de Manhattan?

Con más de 40 largometrajes, el octogenario artista que inició su carrera haciendo humor en bares noturnos y guiones de poca monta para televisión, ha hecho de cine su vida, desde la primera línea, imagen y gesto que año a año vemos plasmada en alguna pantalla grande del mundo.

Julio Cortázar: Los recovecos de una Rayuela

Aunque “Rayuela” es ya una cincuentona, sigue entusiasmando a nuevas camadas de jóvenes, tal como lo hizo cuando fue publicada en 1963[…]

La danza como arte total

Philippine -Pina- Bausch, es reconocida como una de las coreógrafas más influyentes del siglo XX y una pionera de la danza- teatro moderna. Acá un recorrido por su historia y su arte inigualable[…]

Sergio Larraín: Mirada desde el palpitar

Una semblanza sobre el enigmático fotógrafo Sergio Larraín que deambuló por los escenarios del glamour y la historia europea a través de Magnum, y terminó sus días entregado a su vida espiritual en un pequeño pueblo de la Cuarta Región de Chile.

Pedro Lemebel: Leal a sí mismo, sin concesiones a los testigos

Pedro Lemebel desde 1995 no dejó de publicar hasta sus últimos días en enero de 2015. Sus primeros escritos públicos fueron crónicas que tocaban temas de la marginalidad, la homosexualidad, el sida, los prejuicios, la pobreza, el travestismo. Pero no fue sino hasta conocer al escritor chileno Roberto Bolaño que el mundo conoció su literatura.

Toulouse-Lautrec: Desenfado desde el margen

Admiraba a Degas, el pintor de las bailarinas, incluso en algún minuto sus talleres colindaban, en el bullado París[…]

Gonzalo Rojas: Sentimientos volcánicos

Menudo hombre era Gonzalo Rojas (Lebu, Chile, 20 de diciembre de 1916 – Santiago, Chile, 25 de abril de 2011), pero su voz golpeaba hasta las más sutiles vértebras, también lo hacían sus palabras, que desnudaba sin pudor en libros y recitales poéticos.

Teillier: El ensueño de la primera tierra

A los 20 años Teillier publica su primer libro al que llamó “Para ángeles y gorriones” (año 1956); en él, reunía poemas escritos en su primera adolescencia. Estos darían cuenta de un sello y una consistencia que se mantendría a lo largo de su obra, el denominado larismo, una propuesta estética limpia, sencilla y profunda.

Piazzola: El tango reivindicado por los rockeros

Lo llegaron a llamar “asesino del tango” a mediados del siglo pasado, pero fue reivindicado por los cineastas, escritores, rockeros, y jóvenes apasionados, […]

Modigliani: La obsesión de capturar la realidad desde los rostros

Hay historias que parecen leyenda, o un gran cliché, y puede que éste sea un claro ejemplo de ello. Italiano.[…]

© 2019 Revista Mirada Maga — Funciona gracias a WordPress

Tema realizado por Anders NorenIr arriba ↑