Por Sybila Oráculo
astróloga, médium, periodista y terapeuta
www.sybilaoraculo.com

El cerro se ubica al norte del valle de Punilla, en Capilla del Monte, provincia de Córdoba, Argentina. El Uritorco es un templo natural; convertido en un espacio de comunión en donde confluyen grupos humanos que meditan y trabajan en terapias acuarianas. Uritorco significa cerro macho en lengua nativa. En él se encuentra la medicina ancestral de la etnia originaria Comechingones: era el lugar donde realizaban sus ceremonias.
Toma unas tres horas ascender hasta la cima, con una serie de miradores para el descanso del treking. Se caracteriza por una serie de senderismo, con gran énfasis en la ecología y el Astro turismo; particularmente genera interés radiestésico ya que posee un magnetismo increíble.
La organización económica de la comunidad está basada en la producción ecosustentable y microemprendimiento. Se ha logrado, pero este punto energético; es mucho más que turismo, artesanía de duendes y cuarzos.

Astromedicina
En 1986 se abrió un portal de avistamiento que abrió un interés local e internacional. De hecho en él existe un Centro de investigación para el fenómeno de avistamientos, pero hace más de quinientos años el pueblo originario comechingón al igual que otras civilizaciones y culturas, tenían contacto simbiótico con los seres estelares.
En una localidad denominada cerro Pajarillo comenzaron los avistamientos de la década de los ’80. Jorge Suárez secretario de Gobierno de la época, tuvo a su cargo la investigación oficial, recopilando huellas del avistamiento e intervención ovni, pero era algo que muchos aficionados e investigadores serios, inclusive empresarios, llevaban años investigando, incluso existió un programa radial en la zona denominado “Cielos Profundos”, era sobre periodismo holístico dirigido por Omar Fernando Diz y que transmitió durante 18 años (y está próximo a reaparecer). Interesante resulta que exista una triangulación entre un portal en Uruguay llamado Aurora, Los Andes en Perú y el Uritorco Argentina. Ya que el triángulo según la geometría sagrada es el vehículo del espíritu santo generador de vida, Trimurti.
Los libros guía para conocer este portal son los escritos por el antropólogo, abogado y escritor Guillermo Alfredo Terrera. Fue uno de los portadores y guardianes del famoso, Simihuinqui o Bastón de Mando, de los Comechingones; un bastón de poder ancestral que hasta hoy es tema de investigación y polémica; ya que se dice que perteneció al cacique Vultan de la etnia.
Terrera trabajó como profesor universitario más de cuarenta años y tenía gran conocimiento en geopolítica; colaborò con otro importante investigador y canalizador el Dr. Acoglanis, un personaje que tomaba contacto con las interdimensiones.
El lugar también ha sido visitado por personajes importantes de la investigación holística y astrológica, como el connotado Fernando Jiménez del Oso y Juan José Benítez, periodista y autor de la saga “Caballo de Troya”.
La historia ancestral nos cuenta que los comechingones, al igual que los hermanos lacotas, poseían una comunión especial con los hermanos de las estrellas; una comunión telepática.
Existiría una ciudad intraterrena llamada ERKS, que significa: Encuentro de Remanentes Cósmicos Siderales. Está conectada con Avalon, con Tíbet, con los Caballeros Templarios, con los misterios del Grial cristico. Los relatos interesaron al propio Hitler, quien habría enviado exploradores para rastrear la zona y, eventualmente, encontrar el cáliz sagrado. Intraterreno se refiere a conductos, túneles metafísicos, que al abrirse generar en la tierra aperturas cósmicas y luego se triangulan con el Cosmos. Las invocaciones y declamaciones se hacen en lengua Irdin (mezcla de quechua, sanscrito y otros mantras e ideogramas) así se eleva la resonancia para abrir los portales.  Para realizar esta visita se accede por una localidad denominada los Terrones. Valle de la luna.
Existen unos morteros (pozos) que representan el Cosmos. De acuerdo con investigaciones especializadas, se puede determinar que los morteros, ubicados en diferentes puntos cercanos al Uritorco, fueron fabricados por los indígenas y eran empleados en rituales mágicos y sagrados, y con su uso podían ver diferentes constelaciones.

El viaje

Vengo llegando del Uritorco recibiendo una serie de psicografias que me encuentro descifrando, en amorosa resonancia, pues cada uno experimenta vivencias para su ser personal. Mi experiencia se inició cuando fuimos a realizar una ceremonia de sahumerios al Estadio Nacional de Chile, junto a mujeres practicantes de la tradición de sahumadoras mexica-tolteca. En esa oportunidad fue muy fuerte la resonancia con el dolor del estadio y las mujeres, pero fue en la noche anterior cuando me llegan las imágenes y los nombres sobre la zona de Capilla del Monte. Por mi trabajo con las mujeres, el desarrollo de su psiquismo y la magia como mi escuela, no pude dejar de pensar en que debía de ir a resonar con lo que fuera que me esperara.
Desde ese episodio pasaron dos años. Con una serie de mensajes femeninos sobre sexualidad sagrada en permanente conexión con el lugar, y ante lo cual solo lo dejé como registro en mi corazón, hasta hace unas semanas cuando pude acceder al lugar y desde ahí, más allá de la magia y el evidente tema con los seres extraterrestres; sentí que mi visión tenía que ver con mujeres.
Denominamos nuestro recorrer como “Turismo Intuición”, porque cada día de visita fuimos guiados y guiadas sólo por resonancia interna y sin ninguna guía turística, porque no era de nuestro interés. Más bien los lazos que efectuamos fueron visitas a hermanos que se nos cruzaban en el camino. En ese sentido estoy agradecida de haber conocido a la comunidad eco-aldea, permacultura: Águila Blanca, por su amor y por demostrar que es posible vivir con armonía y respeto. (https://youtu.be/cG64yptwJLY)

En San Marcos de Sierra

Lunaria Conexión interestelar
Algunas personas que visitan Capilla del Monte afirman experimentar una frecuencia diferente y amplia; otros no sienten nada, y esto se da porque, de alguna manera, nuestros canales deben estar medianamente trabajados para poder resonar con el lugar.
Fuimos con una hermana, amiga, conectarora que también se encuentra con un trabajo personal espiritual y que suele perderse en los espacios, porque ella no se maneja como operadora turística. Estoy agradecida de Cynthia, una mujer medicina que sólo fluye con natural vida; especial  fue también que estuvieran dos mujeres medicina con las que trabajo de manera permanente y que están llenas de sabiduría y medicina. Atma y Mary, vivenciando medicina ancestral de nuestras tierras también mapuches.
Cynthia nos llevó a un templo que ni ella conocía, denominado Casa de Piedra, ubicado en la localidad cercana a San Marcos Sierra; río Quilpo; era el lugar del parir para las mujeres comechingones. Al lugar se accede caminando, cruzando el río y recorriendo un camino en el cual sincrónicamente se nos cruzó una vaca blanca, amamantando a su cría.

Templo de piedra

Al llegar al templo de pieda realizamos una ofrenda de cantos, humos y danza devocional todo con el respeto que significa estar ante un impresionante templo de construcción natural, donde cada sector poseía un sentido y designación para el trabajo de parto. Se dice que los varones tenían su lugar en la parte externa del templo, junto al fuego, y que tras el nacimiento, el bebé es llevado a una parte superior de la piedra para ser presentado al Sol en un altar, también de piedra. La fuerza con el mensaje del nacer, la placenta, el agua y los chacras solares y lunares junto al ajna chacra del tercer ojo, nos prepararon para ir limpias, porque por sincronía antes habíamos ido a un recital de cuencos. Todo está en resonancia, para ver cuando se es capaz de ver y sentir. Clave de todo es poder activar tu glándula pineal. Mi canalización: El agua, el manejo de las mareas internas y externas, son la clave de todo. Arcoíris invertido. Arco del iris, respiración pineal.
Existe una leyenda: “sobre la plata americana que financiara durante siglos a la corona de España, tiene en el poema de von Eschenbach un punto clave de partida cuando denominó Argentum, (plata en latín) a la Argentina, nada menos que en 1215, 800 años atrás, al narrar el presunto viaje de los “caballeros de la mesa redonda” bajo la conducción del persa Parsifal…”. La Plata no es el dinero; si no la conexión Lunar-agua, su manejo. Es por esto  que, por ejemplo, la Machi porta sus secuenciales protectores y canalizadores de plata.

Resonancia con la naturaleza y los elementos; honrar las aguas internas de tu sangre, útero madre y padre árbol de la vida. Si aprendemos a respirar y a meditar podemos activar el Mer Ka Ba, y podremos ver más allá del velo de maya. Con nuestro tercer ojo que navega en el dièncefalo junto al líquido encefaloraquidio que depende de la luna.

*Recomiendo ver el documental “pupila de mujer, mirada de la tierra” sobre la mujer mapuche Moira Millán.