Por Fernanda Miranda, Nara
Psicóloga
Analista Carta Astral
www.cartastral.cl 

Estimad@s lectores, estamos de lleno en el ciclo de Aries. Planeta regente Marte, y corresponde a la Primera casa del Zodiaco.
En este ciclo trabajamos en la energía masculina de hombres y mujeres; se trata de la versión masculina expresada en proyectos, en la capacidad más instintiva de atreverse a desear ¡e ir por ello!
Es lindo cuando podemos llegar a entender realmente que toooooodo, todo, toooodo se dibuja sobre un telón de fondo femenino, que es la inspiración misma! Y que todo el gesto de dibujar, hacer, manifestar es masculino.
El punto clave de Aries es entender ese estado primigenio masculino de la erección, que manifiesta el instinto mismo de todo comienzo.
Para explicar mejor este punto, lo que ocurre es que Aries representa el acto mismo del nacimiento, el principio, por corte del cordón umbilical, al separar al hijo de la madre.
A partir de esta idea, Aries también representa al individuo, al UNO, al que está solo, como también el estado de LIBERTAD (por corte o separación de lo que una vez estuvo unido).
Otro ámbito importante es mencionar la pelea, lo sanguinario, lo belicoso del ariano, al tener que luchar por conservar la individualidad si es que una fuerza mayor y/o externa intenta poseerle como, por ejemplo, las guerras por conquistas o defensas de éstas.
En la rueda Astral, desde una mirada lineal, este signo viene desde Piscis, donde, recordemos, todo era una sola unidad, en un espacio oceánico infinito, sin borde, donde fue posible pensar el milagro de la vida a través de la gestación; donde la madre y el niño son Uno en la aguas intrauterinas. Pero luego sucede el nacimiento.
Qué importante es integrar esta imagen para conocernos a nosotros mism@s, y revisar dónde está nuestro Aries, nuestro marte en nuestra carta astral; qué signatura está en la casa 1 (ascendente – AC), y así poder avanzar en esta comprensión de que hay un punto, un ámbito, un corte donde desde el inicio hemos de liberarnos, hacer identidad única… Y que ese lugar justamente coincide con nuestro deseo que es tan único, tan privado y tan instintivo como sea posible. Y que esa lucha de ‘tanto como sea posible‘ va a depender de nuestras relaciones.
Libra es el opuesto complementario, desde ahí se proyecta tecnológicamente nuestra Individualidad. Esto explica que en Libra la armonía siempre dependerá de integrar nuestro masculino (Marte) y femenino (Venus), y aprender a escuchar (Tauro/Venus) nuestro deseo (Aires/Marte).
Sin afán de que suene complicado, mi propósito aquí al escribirles es aportarles estos entendimientos paso a paso, ciclo a ciclo, pero ¡pucha qué extasis de la conciencia cuando ya podemos ir uniendo y pegando las áreas, ámbitos y las podemos conocer funcionando juntitas! Nos sentimos más hábiles y más capaces de discernir, sin ‘buenos’ ni ‘malos’ y podemos por fin despertar en que todos, somos todo, y que por suerte nos tenemos, a cada uno, para disfrutar del paso a paso, del uno a uno, de la especificación, ¡del rol finalmente!, y que cada uno pueda hacer lo mejor posible, siendo la mejor versión de uno mismo, pues es esa la única manera en que ordeno mi propio universo y sueno a mi modo específico en la banda musical universal…a la que todos pertenecemos.
Dicho lo anterior en honor a la Identidad= Aries o Casa 1, que en algunos lugares astrológicos es conocida como “así como te ven los demás”, en mi humildad opinión para entender Aries, y a un@ mism@ en este ámbito, hay que saber pensar en el individuo como proyección del otro (dualidad Aries-Libra). Al mismo tiempo que trabajar en la escucha del propio deseo, pero aprendiendo a diferenciar cuándo es una reacción a partir del otro y cuándo es puro instinto álmico de seguir tu camino.
Podríamos discutirlo…¡Es re interesante!
Decirles finalmente que a mi parecer cuando una o uno logra comprender que está existiendo gracias a una liberación instintiva para existir en lo más específico de cada quien, cualquier idea personal cobra sentido para conocerte y es el comienzo de tu realización.
Deseo que tu pelea por recuperarte a ti mism@ sea bella, fogosa, valiente ¡y honesta!… Sabiendo que siempre, siempre, todo parte por ti y tu propia proyección.
Que la vida se te haga amable y que logres disfrutar de esa buena idea, de ese buen comienzo que eres tu mism@.
Un gran abrazo, y siempre es un honor compartir estos entendimientos tan profundos e integrados, y del que nos servimos en el ejercicio de la conciencia a partir de la Astrología.

Bendiciones a tod@s.