Coach Óscar Cáceres: El escenario de tu vida es un espejo de tu psiquis

publicado en: Miradas de la realidad | 0

Por Valeria Solís T.
Directora Mirada Maga

Ingeniero comercial de profesión, el destacado coach Óscar Cáceres hace más de una década llegó al conocimiento de la programación neurolingüística (PNL), viajó, profundizó, se perfeccionó y hoy trabaja con grupos humanos de organizaciones o empresas dando pistas para ser personas más plenas e íntegras.
Casado, padre de un hijo, Cáceres desde hace tres años desarrolla el modelo Mastery para Personas Extraordinarias (EPM), un intenso taller de tres días donde los participantes van comprendiendo los bloqueos culturales, sociales y personales para luego poder superar sus miedos y pensamiento limitantes, uno de los factores más gravitantes en la vida de las personas, según el coach. ¿Es la vida que tienes hoy, la que realmente deseas tener? es la pregunta-invitación que hace Cáceres en sus talleres.

¿Cómo llegas a la programación neurolingüística?, ¿buscabas potenciar tu trabajo como ingeniero comercial o era una forma personal de ahondar en el comportamiento humano?
-Yo originalmente soy del área de recursos humanos e hice un postgrado en recursos humanos donde tuve un maestro Warren Bennis (estadounidense experto en liderazgo), una persona muy influyente en el ámbito de la investigación de recursos humanos en las grandes empresas internacionales y cuando lo conocí planteaba algo muy sugerente, él decía que una buena forma de entender las características de los líderes emergentes en las organizaciones era su forma de utilizar el lenguaje, es decir, la forma en que los líderes hablan, comunican. El decía que ellos nunca experimentaban «fracasos», porque los eventos no deseados eran áreas de aprendizaje; no declaraban tener «problemas», sino desafíos, por lo tanto tomaban acción frente a las cosas y no se preocupaban.

Ser más asertivos
-Claro, por lo tanto me di cuenta de que había una propuesta linguística muy fuerte en esta nueva visión que estaba emergiendo, que además era producto de la observación. Y él me mencionó la presencia de un grupo de investigadores que estaban trabajando en Estados Unidos en la década de los 70, imagínate, en esos años, era un modelo que se llamaba programación neurolinguística. Así el coaching de los 80´ también tuvo sus orígenes ahí también en Palo alto, California, porque estaban investigando varias cosas al mismo tiempo. En ese minuto tomé el dato y lo guardé en mi disco duro y seguí por mi cuenta investigando.

Entendiendo a los líderes como personas naturales que atraen personas y no una jefatura impuesta ¿no?
-Exacto, exacto, pero fundamentalmente el tema era el resultado (que provocaban estos líderes), porque había llevado a sus organizaciones a niveles que ellos nunca se habían imaginado. Y es algo que también he podido comprobar en mi contacto con líderes de Chile. Cada vez que hay un líder que ha llevado a un grupo humano, de trabajo o una organización, desde un lugar X a un lugar X +1, siempre verás en ellos una gran capacidad comunicacional, una forma muy persuasiva de hablar, además de una gran capacidad de trabajo de muchas horas. Pero hubo un evento que me marcó, un día me encontré en un café con una amiga que tenía cáncer y me cuenta que se iba a un centro de Estados Unidos, a curarse con programación neurolingüística. Yo muy excéptico en ese minuto la miré y le desee suerte no más, pero ella sí se sano y ahí dije ¡esto va en serio!

Algo hay más allá
-Algo hay. Así es que me puse a investigar, me entrené con los gurúes de la época en Estados Unidos e Inglaterra, y me di cuenta que había un modelo espectacular. En esa época era tan disruptivo escuchar que la realidad es una construcción nuestra y que el lenguaje estructura la forma en que vas creando esa realidad, que los primeros penialistas ¡no se dieron cuenta lo que estaban creando o formando! Hoy hay muchas propuestas que colindan con lo espiritual y que están planteando lo mismo. Basta leer lo que dice «Un curso de milagros», que es un entrenamiento mental, y lo que hacen los primeros penialistas es, precisamente, entrenar mentalmente a la gente para lograr resultados distintos en su vida. Quizá haya una diferencia importante entre lo que ellos planteaban en esa época y lo que hoy día se plantea. En la PNL se planteaba que se podía cambiar tu mente para lograr resultados distintos influyendo en el mundo. Y en un curso de milagros, se plantea que basta hacer una corrección en la percepción para que los resultados cambien. Son aproximaciones de distintos orígenes y épocas que llegan a lo mismo.

En este sentido hay un factor complejo, Chile por ejemplo, a nivel masivo tiene poco desarrollo de su lenguaje, pese a tener un idioma español riquísimo en palabras que te podrían llevar a otras construcciones de pensamientos, por lo tanto, se necesitaría un piso de conocimiento del lenguaje para llegar a transformar tu realidad; para pensar se necesitan más palabras que los lugares comunes que se emplean. ¿Qué crees tú?
-Sin duda. Hay una condicionante muy interesante que se desprende de lo que tú dices. El idioma es una condicionante muy potente de nuestra construcción del mundo y en el nivel de desarrollo de los pueblos. En seguida está el fenómeno de que la construcción de tu mundo es una resultante de la cantidad y la calidad del lenguaje que tú tienes en tu mente, y en Chile vivimos una especie de decadencia hace varias décadas ya, de cómo se van construyendo los lenguajes de manera colectiva y eso ha generado un cambio en la forma en que vamos desarrollando nuestros líderes hoy.

¿Con qué te has ido topando?
-Es más complejo. El fenómeno se equilibra con la presencia de las redes sociales. hoy ves equipos de trabajo de una minera conectados por whatsapp, por lo tanto pareciera no ser tan crítico, pero hay un impacto. En PNL al constructo que haces del mundo se le llamaba mapa mental, pero no es el mundo y ese constructo es la resultante de tus estructuras internas de lenguaje y eso en general, es más pobre, tenemos, por así decirlo, una cultura más decadente, hay menos lectura.

Eso podría provocar que sea más permeable el lugar común en las personas, el determinismo y que no se cuestione
-Claro, claro. Desde mi perspectiva creo que eso ha permitido una especie de relajo colectivo, como una flojera, y eso inevitablemente te lleva a niveles de desarrollo colectivo que son muy peligrosos, por dos cosas: primero porque paralelamente hay grupos de elite que sí se están desarrollando en esos ámbitos y son grupos de elite transversal que nos tienen atrapados, o tienen el control de un país como el nuestro. Y por otro lado está la gran masa que sigue en el más absoluto anonimato e ignorancia, sin siquiera darse cuenta del nivel de manipulación. Hay una gran cantidad de personas que no se dan cuenta de lo que pasa ni de la existencia de los poderes fácticos, de la influencia de la publicidad, viven con un nivel de deuda insoportable, no se dan cuenta de la pobreza espiritual y mental que tienen. Pero paralelamente, hay otro grupo que está viviendo un despertar de conciencia muy fuerte, y eso es bien paradójico, un grupo que hace 20 años no existía y que se está desprendiendo de las elite.

Leía en una entrevista que se te hizo, donde se desprendía que en la medida en que se mantenga la masa en el estatus quo es maravilloso para la elite, y hacías la mención de un jefe de recursos humanos que te decía «motívelos, pero no los haga pensar mucho»
-A nadie le conviene que la gente crezca, por lo tanto, hacer cualquier intento de ir a los medios de comunicación masiva se coarta por este mandato superior, no despertemos a la gente, porque se nos acaba la fiesta. Ése es el escenario.

Volviendo al comienzo, cuando te das cuenta del valor de los pensamientos a través de la PNL ¿dónde te desarrollas?
-Primero fue en el ámbito privado, pero me empecé a dar cuenta que el impacto que tenían estos entrenamientos en la calidad de vida de las personas era mayor que el logrado en la organización misma, así es que comencé a armar lentamente este modelo «Mastery de personas extraordinarias» que concreté hace tres años. El objeto era darle a la gente que no está dentro de una organización, que no tiene que transformarse en un vendedor estrella ni cumplir metas institucionales, y ha sido una experiencia maravilloso. Este último tiempo he tenido también una fuerte influencia de «un curso de milagros» que te mencionaba, por lo tanto este modelo está fuertemente teñido con esta mirada.

En el Mastery, que tuve la oportunidad de participar, es interesante lo que planteas al centrarse en reconocerse como ser humano y en una etapa final llegar a comprender el cómo cumplir las metas, y además la vinculación con el entorno
-Y que el entorno está dentro de tí, que es lo más brutal de esta propuesta, que la construcción de la realidad ocurre dentro tuyo y no afuera; cada uno construye su mundo, y  la competitividad y el ser mejor que el otro, son ilusiones muy desgastantes que generan dolor y mucho sufrimiento en las personas. En el fondo se plantea «hazte cargo de tu vida, tu vida es una construcción, afuera no hay nada». Todo el escenario de la vida es un espejo de lo que pasa en tu psiquis.

¿Cómo se puede lograr desde tus talleres hacer el cambio?, pensando que la parte consciente equivale a un 5% y puedo decir «estoy de acuerdo», pero en la profundidad del inconsciente hay otra historia
-Ahí la PNL entrega muchas herramientas poderosas para acceder al inconsciente. El simple hecho de repetir una afirmación con fuerza va generando una línea neurológica en tu cabeza que impacta y libera. El deshacer culpas es clave, enfrentar los miedos, no taparlos. Los seres humanos estamos permanentemente rechazando nuestra vida, porque rechazamos lo que nos pasa. Como no nos gusta lo que nos pasa y tratamos de negarlo, y lo que estamos haciendo verdaderamente ahí es rechazar nuestra vida. Por lo tanto, una clave es integrar todo lo que nos ocurre, porque detrás de eso te darás cuenta que no hay nada de qué temer.

Pero ahí está un poco lo que conversábamos al principio, hay una elite dominante que te aplasta con que le tengas miedo a todo, a perder dinero, tu trabajo, tu familia, entonces ¿cómo se puede enfrentar el miedo?
-El miedo está muy asociado a la culpa. Mira, hay un arquetipo ancestral que es «la expulsión del paraíso» por probar el árbol de conocimiento. la mayor parte de los seres humanos sentimos que fuimos expulsados de un paraíso por lo tanto tenemos que rendir cuentas al creador, y en cualquier momento puede pasar algo catastrófico, porque lo merecemos. Ese hecho va generando un círculo entre la culpa y el miedo. Por lo tanto, lo que hacemos es que las personas reconozcan esas culpas, para que se hagan cargo de sus miedos, los integren y de esa manera los deshagan. Nuestra mente tiene un mecanismo que se llama ego, y genera este mundo de dolor y miedo. Si aprendes a identificar ese patrón te pueden empezar a liberar de tal forma que tus propias construcciones dejen de ser amenazantes y empieces a ser amorosas.

Y comprender que puedes cambiar el escenario de víctima a protagonista
-Claro y el ser víctima descansa en la creencia de que la realidad está afuera, no hay nada de que temer. Cuando uno logra eso, siento que uno logra maestría por eso el entrenamiento que hago se llama «mastery» porque invita a la maestría, a la toma de conciencia de que somos creadores del propio mundo.

¿Cómo se vincula lo emocional con el pensamiento?, porque visto desde afuera puede parecer todo un ejercicio mental.
-Ocurre que tenemos una visión errada de lo que es la mente, pensamos que sólo se refiere al mundo de las ideas, pero la mente humana es el conjunto de pensamientos y emociones, y sentimientos, que es la mezcla de emoción con pensamiento. Por lo tanto, cuando hablamos de entrenamiento mental estamos diciendo: ojo con tu mente, pero la mente genera emociones, por lo tanto, es la mezcla de este mecanismo humano, o mejor dicho, universal. Esto no es un ejercicio intelectual ni se trata de aprender modelos, sino que es experiencia. Lo que hacemos normalmente frente a una experiencia negativa, nuestra mente intelectual nos dice, borrón y cuenta nueva, olvídate, es decir, aplasta tus emociones, pero el ego se encargará, sin la menor duda, de proyectarlas en otras personas. Ése es el juego de la mente.

¿Cómo llegas a la proyección y que podría explicar de que uno sí puede co-crear la realidad?
-Es un mecanismo explicado por Freud, los dos mecanismos de defensa son la proyección y la negación. Cuando yo taponeo y niego, proyecto, porque la energía no puede quedar guardada. ¿Y cómo lo proyecto? Se aparecen los seres humanos afuera, que son símbolos de tu psiquis, donde aparecen nuestras rabias, miedos y también el amor. Lo que permanece es la conciencia y lo que vivimos es la ilusión de esta matrix.

¿Cómo la película?

-Sí, como la película.

*Más información en www.personasextraordinarias.com (Próximo evento 4,5 y 6 de mayo)