¿Cómo conectar con energía amorosa en medio de la pandemia?

publicado en: Autovigilarse, Otros Artículos | 0

Por Christine Falkas
Periodista, terapeuta energética
@terapeuta.chrisfalkas

En tiempos de cuarentena, donde hemos tenido que permanecer en casa, hemos estado permanentemente recibiendo información vinculada al COVID-19. y gran parte de esas noticias, nos llenan de angustia, miedo y sobre todo de incertidumbre. Solemos escuchar preocupaciones de parte de nuestro en torno, olvidándonos que cada palabra que oímos tiene una intención y vibración energética que afecta directamente a nuestra aura, lo mismo ocurre al mirar la televisión.
Estar en casa, es una oportunidad para volver el foco a uno: sentir nuestro propio latido, reconectarnos con nuestro ser, mirando en perspectiva cómo estamos viviendo nuestras vidas, y cuáles han sido hasta este momento nuestras prioridades.
El ser humano es único en su especie, y tiene la capacidad de reflexionar, meditar y también de autocriticarse para seguir avanzado y creciendo espiritual y emocionalmente.
Es lógico que la rutina y el contexto en el que estamos, no nos favorezca y termine desviándonos de nuestro centro, pero debemos tener calma, el llamado es llevar la atención a nuestro corazón, sintiendo cómo respira, siendo consciente del presente, del aquí y ahora.
Muchos pensarán que el corazón es sólo un órgano vital, pero ¡es mucho más que eso! Por algunos, el corazón es considerado como el sexto elemento, que viene a armonizar cualquier movimiento profundo que se produzca dentro de nosotros. Al irradiar energía amorosa, elevamos nuestra frecuencia vibratoria, por ende, nos sentimos mejor y en calma, disminuyendo nuestro temor y ansiedad a lo desconocido. Y lo que es mejor, desde ese estado amoroso proyectamos hacia fuera: irradiando energía a nuestra familia, hogar, comunidad, ciudad, país y planeta Tierra.
A raíz de la pandemia, la vibración de nuestro planeta que habitamos está cambiando, pero para invitarnos a elevar nuestra frecuencia. Debemos estar abiertos y disponibles para el cambio, a nuevos pensamientos y formas diferentes de actuar. Los que se resistan a este movimiento, impedirán a través de bloqueos, que la energía fluya.
En cambio, quienes suelten desde el amor lo que ya no sirve, no ayuda, agradeciendo su pasado podrán pasar a una nueva etapa de consciencia en sus vidas.
Estos son momentos que quedarán atesorados en nuestro corazón. ¿Cómo quieres recordarlos?