Por Álvaro Santi
Tarólogo y escritor – @mundopsiquico

Recientemente, en unas de mis meditaciones con cristales de cuarzo transparente recibí mediante una psicografía, un ejercicio para sacralizarlos y programarlos con el propósito de mejorar la salud permitiendo así una evolución positiva de las enfermedades. Una vez realizado este ejercicio el cristal de cuarzo se puede ubicar cerca del enfermo, bajo la almohada de la cama, en su velador, en su cuello (a modo de «dije», colgando de un collar) en su cartera si el enfermo sale de la casa o también se puede poner en una botella con agua purificada, dejarlo allí tres días y beber diariamente medio vaso pequeño de esa agua en ayunas. Cuando el enfermo está distante, podemos, después de sacralizarlo y programarlo, dejarlo en un altar sobre una foto del sujeto tratado.

Sicografía recibida en estado meditativo

Para realizar este ejercicio debes conseguir un cristal de cuarzo lo más transparente posible y de un tamaño que permita utilizarlo como se indica más arriba. Luego lo dejas una noche completa en un vaso con agua y con una pizca de sal de mar. Al día siguiente lo retirarás, lo aclararás con agua de la llave y lo expondrás al sol una hora, al cabo de lo cual estará listo para ser ritualizado.
Luego buscarás un sector tranquilo dónde sepas que no vas a ser interrumpido; por tanto, dejarás tu teléfono en silencio, te sentarás en una silla con la espalda bien recta y realizarás tres respiraciones profundas mientras mentalmente dices tres veces, una por cada inspiración: “CADA VEZ ME RELAJO MÁS Y MÁS Y CONSIGO ENTRAR A UN ESTADO DE RELAJACIÓN PROFUNDA”
Vas a tomar tu cristal con ambas manos y llevándolo a la zona de tu corazón dirás en voz alta: “CONSAGRO ESTE CRISTAL DE CUARZO EN NOMBRE DE LA FUENTE BENDITA QUE DA ORIGEN A TODO LO QUE EXISTE CON LA FINALIDAD DE CREAR SALUD Y BIENESTAR PARA ……………… (nombrar a la persona que recibirá el cristal) NACIDO ……………….. (mencionar acá su fecha de nacimiento) QUE ASÍ SEA, QUE ASÍ SEA, QUE ASÍ SEA”.
Mientras dices lo anterior imaginarás que una luz de color verde surge de tu corazón y se proyecta hacia el cristal cubriéndolo completamente. Ahora intentarás sostener en tu mente, el rostro de la persona enferma (si esto te resulta imposible de realizar te pegarás con cinta adhesiva un retrato fotográfico de la persona en tu frente), mientras imaginas que el cristal emana la luz verde que recibió hasta alcanzar el aura del enfermo y en voz alta dices: “MARAVILLOSA LUZ VERDE DE LA SANACIÓN, LLENA DE VITALIDAD Y ENREGÍA CURATIVA A …………………… (nombre del enfermo) PARA QUE PUEDA SUPERAR EL MALESTAR QUE LO AQUEJA EN EL NOMBRE DE LAS FUERZAS EVOLUTIVAS Y POSITIVAS DEL COSMOS”.

Tienes que llevar a cabo durante tres días seguidos el ritual de sacralización y programación del cristal de cuarzo antes de que pueda ser utilizado por el enfermo.