Consejos para un buen vivir

publicado en: Autovigilarse | 0

Por Marcela Contreras
Terapeuta holística / www.terapiasananda.cl

En estos últimos días he recibido muy buenas noticias o como digo yo, «lluvia de bendiciones», lo que me ha tenido muy reflexiva y agradecida. Siempre he sido una persona alegre, no obstante, uno siempre debe procurar crecer, aprender, pero, a veces, hay también una cuota de sufrimiento.

Cuando desde muy joven me preguntaban cómo podía siempre verme tan feliz, creo definitivamente que la respuesta es un tema de actitud frente a la vida.

En algún momento me sentí víctima de las circunstancias, pero eso me hizo sentir muy mal, por lo que un día decidí que ya era tiempo de tomar las riendas de mi vida y decidí perdonar: perdoné, me perdoné a mí, me comencé a amar y ahí pude repartir amor con espontaneidad. Cuando los «otros» me decían que yo tenía mucha suerte, pero yo respondía: no es suerte, es FE. Ahora comprendo que aquello que las personas ven como buena suerte, en realidad son bendiciones y éstas aparecen en nuestra vida si sabemos sembrar correctamente.

tumblr_n3c5zbu0c91rg3cx0o1_500Por eso, para este número quise compartir lo que creo fue mi receta personal:

1.- Disfruto de lo sencillo, bello y positivo que tiene la vida: Escuchar el ronroneo de mi gatita Lily, observar un botón de rosa, escuchar a las personas.

2.- No pierdo el tiempo con lamentos y quejas contra los demás o los acontecimientos: Siempre habrá personas que nos critiquen o tengan un comportamiento que no nos agrade, así como acontecimientos desagradables, pero si nos enfocamos en lo negativo, obtenemos más de lo mismo.

3.- No tengo complejos de culpa, reconozco mis errores y defectos, sin lamentaciones inútiles: De niña recibí muchas creencias limitantes de los adultos, lo cual me transformó en una persona culposa, pero al crecer me di cuenta de que la culpa no sirve de nada, no puede cambiar lo hecho, pero sí puedo rectificar mis errores y aprender de ellos.

4.- No me disculpo acusando a los demás, asumo mis responsabilidades: Es frecuente oír, “fui infiel porque me tenían botado”, “que importa robarle a los ricos, si tienen tanto” o “yo le pegué porque él me insultó primero”… cada una de nuestras acciones sólo depende de nosotros, tenemos libre albedrío y la responsabilidad de asumir nuestros actos.

5.- Vivo con alegría el momento presente: El ayer ya pasó con sus triunfos y derrotas, con alegrías y penas, el mañana es incierto y ni siquiera existe… Elijo no deprimirme pensando en el pasado ni estresarme imaginando el futuro, disfruto el AHORA, con todas sus sorpresas y encantos.

tumblr_lmoey061311qcfubdo1_5006.- Amo, sin generar dependencia: No me siento imprescindible en la vida de mis seres amados, los amo porque sí, procuro su felicidad y su compañía, pero siempre les advierto sobre las herramientas con las que cuentan para crecer y volar.

7.- Evito depender de los demás: En la medida que se pueda, ya que a veces, necesito un aventón, porque no sé manejar, tampoco rechazo la ayuda cuando alguien me la ofrece.

8.- Actúo sin la necesidad del aplauso y reconocimiento de los demás: Cada cosa que hago en mi vida es porque adoro hacerla, no preciso de cumplidos, realizo mi actividad con amor, y si alguien lo valora, bienvenido sea, pero si no, soy feliz igualmente.

9.- Tomo decisiones por mí misma y no por lo que piensen u opinen los demás: Este es un gran tema, ya que por lo general, actúo bajo mi criterio y si cometo errores, los asumo con responsabilidad, pero jamás me arrepentiré por hacer algo para agradar al resto.

10.- Tengo sentido del humor, incluso puedo reírme de mí misma, sin ningún problema: Esto me recuerda las reuniones familiares, en las que contagio a todos con mi “exagerada risa”.

11.- Tengo alma de niña y disfruto mucho de la naturaleza: A veces me siento Blanca Nieves jugando con los animalitos del bosque, le hablo a las plantitas, a los gatitos y perros, a los árboles, etc. Cuando estoy en contacto con la naturaleza vuelvo a ser niña y lo disfruto mucho.

12.- Sé que no puedo controlar los acontecimientos, pero sí la forma de abordar las cosas: Todos los días nos vemos enfrentados a buenos y malos momentos, pero de los no tan agradables, siempre rescato algo positivo, por ejemplo, antes, cuando andaba en metro muy temprano, miraba como salía el sol detrás de la cordillera y si hay mucho atochamiento vehicular, aprovecho para leer un buen libro. Siempre hay una salida para esos momentos que nos desagradan, sólo hay que ser creativos.

13.- Cuido mi salud mental, emocional y física: Por la mañana al despertar doy gracias por un nuevo día, luego medito, en la ducha realizo mis decretos positivos, me preparo mis batidos naturales y procuro realizar alguna actividad física. Escucho música de mi agrado y respiro profundo cuando estoy rodeada de naturaleza.

tumblr_mc5l1opuUc1r429mio1_50014.- No le temo al fracaso, porque para mí no existe, sólo es parte del aprendizaje: Cuando renuncié al trabajo tradicional, muchas personas me dijeron que no lo hiciera, pues tenía estabilidad económica y laboral, luego de eso, muchas veces escuché, no pierdas el tiempo en esto o aquello, pero cada cosa que hice, cada paso que di y decisión que tomé, me llevó a donde estoy ahora, una vida apacible y feliz, rodeada de personas maravillosas y oportunidades que se presentan día a día. Me han cerrado muchas puertas, he planificado talleres y no hay un solo asistente, pero luego faltaba espacio para todos los que llegaron. Amo lo que hago y hago lo que amo, sólo por esto, ya me siento una persona exitosa.

15.- Aunque soy amante de la vida, no le temo a la muerte: Para mí la muerte es parte del proceso de la vida, y aunque me encanta vivir, no temo al momento de partir. Por eso y como la vida es corta, disfruto cada día como si fuera el último.

16.- Me acepto, me amo y me apruebo, sin temor a ser tachada como egoísta: Mucha gente piensan que una buena persona es la que se “preocupa” por los demás y antepone sus gustos, sueños y anhelos por el resto, pero esto es una creencia muy errada. La única forma de darle amor a otro es amarse uno primero, para otorgar felicidad, primero debes ser feliz tú mismo. El vivir la vida de otro, genera frustración y no soy feliz yo ni el otro.

Los invito a tener una vida feliz y apacible, construyendo su propia receta del buen vivir…