Marcela Jofré Hraste
Historiadora, investigadora, artista, terapeuta energética Adaba.

Codirige Espacio Ser Uno.
https://espacioseruno.wixsite.com/espacioser

Prácticamente no hay cultura en el planeta que no tenga relatos que se refieran al gran diluvio universal, uno que ocurrió en aquel pasado que consideramos mítico y que puso fin a dos civilizaciones trascendentales: MU y ATLÁNTIDA, poniendo fin a una era.
Sin ir más lejos en nuestro propio territorio nacional, tenemos el relato mapuche de las famosas y gigantes serpientes enemigas, TRENTRÉN y KAI KAI. La primera que advierte al humano que se avecina una tragedia y la última, es quien la desencadena, pues tenía poder sobre los volcanes y el movimiento de la Tierra. Es interesante en este relato que según cuentan los mapuches este suceso ocurrió en los tiempos de antes…, cuando solo había reché, los antiguos y verdaderos mapuches. Haciendo una clara alusión a un humano más antiguo y puro, que salvó gracias a la advertencia de Trentrén, que les permitió buscar refugio en las alturas de las montañas para salvarse de la gran inundación que cubrió prácticamente todo.
Como ya dije, éste es un relato milenario que por haber sido de carácter global es contado alrededor del mundo bajo diversos nombres y con diversos personajes, donde sin embargo siempre está el factor común de un personaje principal, que advierte a un elegido lo que ocurrirá para que pueda alcanzar a salvar a los que él estime conveniente.
En los tiempos Sumerios, por ejemplo, el famoso Noé del relato bíblico es conocido como Ziuzudra, o es llamado Atrahasis por los Acadios y, en los tiempos Babilónicos, adopta el nombre de Utpanishtim. En este último caso, su historia es relatada en el poema de Gilgamesh, fue ahí donde la Biblia se basó con posterioridad para relatar su famosa versión del Diluvio Universal.
Por otro lado, los Rig Veda de los hindúes hablan de este episodio en oriente. Manú es advertido por un pez de que construya un arca, porque se avecinaba un gran diluvio, o en el caso de las tradiciones de Norteamérica, como la de los nativos Algonquinos, que cuentan cómo WIS-KAY-TCHACH y los espíritus del agua causaron la gran inundación por medio de maremotos.

Imagen Diluvio de los Sumerios

O también en los relatos helénicos (griegos), donde el dios Zeus, cansado de la decadencia de la humanidad, decide exterminarlos bajo las aguas. Sin embargo, Prometeo, un Titán amigo de los mortales, le advierte a su hijo Deucalión para que se salve junto a su esposa Pirra, salvando así a su estirpe. Las historias son variadas y extendidas por todo el planeta pudiendo seguir dando ejemplos de cómo fue contado este suceso alrededor del mundo, pero queda claro lo trascendental y global de este relato.

Los hechos del agua
Remontémonos ahora a ese pasado para entender según la información recopilada qué fue lo que produjo este cataclismo que traumatizó a toda la humanidad, y cuya historia hasta el día de hoy permanece en la memoria colectiva.
Estamos en la era Atlante, Mu aún existe, pero por ser una cultura pacífica se mantiene al margen de la sed de expansión del Imperio Atlante. Es durante este periodo que ENKI/LUCIFER/POSEIDON parte rumbo a las Pléyades para traer a sus fieles oficiales, los antiguos lyranos de Vega, que durante la gran rebelión contra el Imperio de Orión quedaron atrapados en la constelación de las siete hermanas.
Estos gigantes, 199 en total más su comandante ENKI/LUCIFER serán conocidos en los relatos posteriores como los famosos “200 ángeles caídos” o los llamados “Vigilantes”, de los cuales nos habla el patriarca bíblico ENOCH. Recordemos que Enki en ese entonces, estaba ávido de crear razas que sirvieran a sus propósitos. No solo había comenzado a crear a sus linajes híbridos que gobernarían el mundo bajo su nombre (la elite mundial), sino también dio rienda suelta a incontables creaciones que en ese entonces poblarían el continente Atlante y Muriano.
ENKI quería crear un poderoso ejército y qué mejor que usar la genética de sus más fieles y antiguos colaboradores Lyranos para mezclarla con la de los nuevos humanos que él había creado. En un comienzo los vigilantes llegaron con sus cuerpos sutiles, por lo tanto podían transformar su cuerpo de luz bajo la forma que a ellos les pareciera, pudiendo interactuar con los humanos con sus cuerpos etéricos, que eran como una especie de holograma sólido. De ahí que se aparecieran con cuerpos hermosos y alados ante las atónitas mujeres, ya ENKI los había convencido de venir a este planeta mostrándoles la belleza de la mujer terrestre y prometiéndoles que podrían copular con ellas. Antes de tener un cuerpo físico comenzaron a interactuar con ellas en sus sueños, luego elegirían entrar en aquellos fetos de las humanas que ellos previamente habían seducido en sueños y nacerían en cuerpos humanos.
También comenzaron a ayudar a ENKI/POSEIDON en sus laboratorios bajo el mar para crear a los famosos NEPHILIM, creados a partir de su propia genética Lyrana / Pleyadiana. Ellos serían los famosos gigantes de los relatos antiguos que poblarían el continente de MU y Atlántida; ellos serían la fuerza policial y militar de ENKI.
Quienes tenían más genética Siriana eran los más agresivos y con el tiempo se transformaron en verdaderos caníbales, generando un gran caos dentro de la población, donde los más agresivos se convirtieron en su ejército de elite. Uno de ellos es el famoso GOLIATH de los relatos bíblicos, aunque también hubo algunos más benevolentes que interactuaron de manera más pacifica con la población de ese entonces. ENKI convirtió a los más confiables de ellos en reyes.
No está demás decir que Terra en ese entonces se transformó en un lugar bastante extraño, lleno de prototipos humanos que caminaban por sobre y bajo la superficie del planeta; humanos cruzados con animales (como el Minotauro cuerpo humano y cabeza de toro); hombres pájaro, sirenas, centauros y un largo etcétera. Creemos que estas criaturas forman parte del folclore humano, pero la verdad es que existieron en aquellos tiempos; y el humano solo lo recuerda mediante sus historias ancestrales y míticas.
El panorama no era muy alentador, la fuerza invasora AIF comenzó a instigar guerras y conflictos para alimentarse de las energías generadas; los atlantes no solo comenzaron a hacer mal uso de su tecnología (fines bélicos, espionaje, control mental), ¿suena muy actual no creen?, Fue en ese entonces que también comenzaron a asentar la rejilla que encarcelaría a nuestro planeta, y a perfeccionar la gran trampa en que estamos inmersos, el BLA o zona entre vidas, donde somos reciclados una y otra vez en total amnesia.
Los atlantes en su afán de conquista además exploraron los mundos intraterrenos y entraron en conflicto con las antiquísimas razas que allí habitaban de los tiempos de la ya destruida Tiamat, razas reptilianas, reptoides, gigantes, enanos o goblins que, poco a poco, fueron perseguidos y exterminados por los conquistadores.
Esto repercutió en la población Atlante que poseían almas Namluú ( la del humano primordial) y de los antiguos Titanes que se opusieron, comenzando conflictos y rebeliones dentro del propio Imperio. Las sacerdotisas y sacerdotes comenzaron a perder su conexión y a sentirse especiales, y por sobre el humano común, comenzó el síndrome de los elegidos de Dios y la gente comenzó a tornarse supersticiosa, miedosa, instigados por las propias castas sacerdotales que seguían órdenes de sus falsos dioses.
Ante este panorama surge el conflicto principal, MARDUK (ZEUS) hijo de ENKI , se rebela ante su padre , celoso del poder que éste ha entregado a los nuevos humanos y a los NEPHILIM que él había creado (proyecto ELOHIM) , pues sentía que su propio poder disminuía. Lleno de ira le declara la guerra a ATLANTIS y a su propio padre.
El planeta nave SAAM de los bélicos sirianos nuevamente está entrando en nuestro sistema solar, sabe que una amenaza se acerca, sabe que vendrá el caos en los planetas que queden cerca de su órbita, sin pensarlo dos veces, ve la oportunidad de vencer a su padre y de acabar con todas las aberraciones que pueblan el planeta y que merman su poder. Usando tecnología impensada para nosotros, logra que el gigantesco planeta pase aún más cerca de la órbita terrestre generando numerosos terremotos, huracanes, inundaciones, tornados y un sinfín de fenómenos inusuales que culminan con la gran inundación. Dejando bajo las aguas a dos civilizaciones que hasta el día de hoy están en nuestra memoria colectiva.
ENKI en los relatos posteriores se transformará en el personaje que da aviso del inminente suceso y MARDUK, su hijo, en aquel que provocará el desastre: las serpientes enemigas que hasta en el sur de nuestro país están en el recuerdo de nuestras razas aborígenes.