Interpretación de Sueños: El sueño es una metáfora

publicado en: 2014 | 0

Por Valeria Solís T.

Una de las experiencias humanas más enigmáticas y a la vez minimizadas, son los sueños: «fue sólo un sueño»; «es una tontera, fue un sueño»; «nunca me acuerdo de lo que sueño»; o «no le des importancia, es un sueño no más», todas expresiones que no es extraño oír. Sin embargo, hay quienes han profundizado en esta experiencia que hombres y mujeres viven desde que nacen, y que no sólo ayudaría a compensar las vivencias de la realidad sino que además permitiría espacios tan sagrados como reencontrarse con un ser querido que falleció. Sobre las características biológicas de los sueños se ha escrito profusamente, e incluso hay quienes se han arriesgado a establecer elementos interpretativos, pero en esta oportunidad proponemos otra mirada.

Revista las Magas conversó con Edna Wenderdel, abogada de profesión y especialista por más de 20 años en el mundo de los sueños. Parte de las pistas que fue descubriendo en su trayecto las dio a conocer a través del libro «Me lo dijo un sueño» (Ediciones B) Actualmente, se dedica a impartir cursos que permiten profundizar en el significado de los sueños.

Cabe señalar que Wenderdel se ha certificado en diversos aprendizajes que la han llevado a dejar atrás 15 años de experiencia en la abogacía para profundizar en la sanación de las personas. En efecto, estudió dos años sicoterapia humanista tranaspersonal, se perfeccionó en EMF Balancing (para lograr el equilibrio del campo electromagnético del cuerpo físico) y actualmente estudia la Nueva Medicina Germánica que trata sobre la decodificación biológica de las enfermedades (se plantea que toda enfermedad es el proceso de reparación del cuerpo frente a un estrés: «en el momento en que se provoca el estrés hay tres áreas de la persona que reciben el impacto: la psiquis; el cerebro y el órgano relacionado con esa área del cerebro”, explica)

lucid-dreaming
«El trabajo de los sueños es conectarte contigo. Mientras más trabajes contigo y le pongas atención a tu sueños y sepas que los sueños son importantes, mejor será la conexión».

¿Cómo llegas a interesarte por el mundo de los sueños?

– Cuando tenía 24 años. Yo estaba casada hacía poco tiempo y estaba contenta con mi matrimonio y cambio de vida, pero se me despertaron emociones antiguas y me vino una depresión, entonces fui a una terapia grupal y no sabía decir lo que me pasaba. Entonces la sicóloga me pregunta si me acordaba de mis sueños, y le dije que sí y mucho, entonces ella usó mis sueños para llegar a entender lo que me estaba pasando, y eso me llevó a interesarme en ellos. Pero no seguí el sistema de ella, que me imagino era junguiano, porque muchas veces me hacía sentido, pero otras veces no, pues ella me decía el significado de los sueños. Entonces como hace 20 años llegó a mis manos el libro de una sicóloga norteamericana llamada Gayle Delaney, donde enseña un nuevo sistema creado por ella denominado «Sistema de interpelación de sueños», y me encantó, y lo empecé a aplicar en mí. Finalmente lo perfeccioné, de tanto que lo usé. Jamás pensé en esos momentos que iba a enseñarlo.

¿Y en qué consiste?

– Es un sistema que no te dice qué significa tu sueño. El sistema se basa en que tu eres el creador de tus sueños; tu, junto a quienes creas que están contigo, llámese Dios, espíritu, el universo o tus guías… y si no crees en nada, entonces junto a tu inconsciente. De esta manera, si creaste tus sueños, entonces los símbolos que aparecen en ellos son tuyos. ¿A qué me refiero con eso?, a que todos esos elementos están representado algo.

¿Si yo sueño con una jaula tengo que identificar lo que significa para mí?

– Exacto, pero también los personajes, el escenario, los colores, el ambiente, los animales, pues son también símbolos. El sueño es una metáfora, entonces hay que tratar de comprender qué es lo que te quisiste decir a través de ese sueño.

¿Y qué son los sueños entonces, metáfora para qué?

– Los sueños son un mensaje codificado que se relaciona con algo que estás experimentando en tu vida hoy, y que requiere de guía. Como es tanta la información que transmite un solo sueño, es necesario dar este mensaje a través de una metáfora, en la cual se utilizan símbolos que tienen significado para el soñante. Son un recordatorio de tu esencia espiritual, recordatorio de tu ser.

¿Y eso lo relacionas con el alma de la persona?

– Con la esencia de esa persona, con tu parte espiritual. Si nosotros somos seres espirituales teniendo una vida en la materia, entonces lo que hacen los sueños  es que te conectan con ese aspecto espiritual tuyo. Tu no estás sola acá, nunca lo has estado. Siempre has estado acompañada del Universo, la Fuente, los seres que vienen contigo, y además traes una guía terapéutica, de ayuda, de cobijo, que la traes por defecto: tus sueños.

¿Hay distintos tipos de sueños?el mundo de los sueños

– Sí, hay distintos tipos y es importante conocerlos, porque según el tipo de sueño podrás saber lo que te quieren decir.

Uno de ellos son los sueños emocionales, que son los más comunes; también se llaman compensatorios, y tienen la función de hacerte consciente de una emoción que estás viviendo hoy en tu vida, hoy, no de algo que pasó antes. Puede que te despiertes llorando y te preguntes, ¿qué me pasó, si estoy bien? y no sabes por qué lloras, lo encuentras raro y lo olvidas. El asunto es que en términos reales tienes una pena hoy día en algún área de tu vida y que no eres consciente de eso, o sólo en parte, entonces el sueño te viene a mostrar que es mucho más fuerte la emoción de pena de que la tú conscientemente creías.

¿En ese sentido, el sueño trata de representar lo que menos prestaste atención en el día?

– Claro, es una emoción que tiene que ser completada. Puede que hayas tenido un episodio desagradable en la oficina y no le diste importancia, después sueñas que le pegas a alguien de la oficina y te sorprendes de la gran rabia que sientes, y el sueño quiere que lo experimentes, porque si no lo haces la biologizas y te enfermas. De todas maneras, aunque no sepas interpretarlo, el sueño es una ayuda.

¿Al recibir información de la que no soy completamente consciente, ya me ayuda a calmar ese conflicto?

– A lo que ayuda es a hacerte consciente de lo que estás experimentando, porque ¿qué es lo que nos ocurre? No ponemos atención a nuestros sentimientos, la sociedad en general nos enseña que no es tan importante, que debes sacrificarte por otros, por una idea, una causa, otras personas, o porque simplemente la vida es sacrificio. Entonces, el sueño te muestra cuánto te está afectando una situación determinada y con esa información tu puedes tomar una decisión. Te ayuda a liberarte.

peces_y_sue_os
«Los sueños son tu terapeuta interno».

Entiendo que hay otro tipo de sueños…

– Claro, también hay unos sueños que son de resolución de problemas. Te muestran un conflicto que tienes actualmente y una posible salida, una sugerencia, porque el sueño nunca te va a decir: ¡Haz esto! Te muestra desde una consciencia ampliada el escenario completo, con lo que no ves, y cuáles son las posibles salidas que tienes.

¿Y uno toma la salida que te hace más sentido?

– No, generalmente te muestra una. Es una salida frente a ese conflicto o a veces basta con que te hagas consciente de lo que te pasa, como para tomar una decisión al respecto. Por ejemplo, en una relación de pareja el sueño te muestra que estás sufriendo muchísimo, porque el hombre no te quiere, no te respeta. Ahora, esa información no es lo mismo recibirla de otra persona (como una amiga), que en un sueño, porque la gracia que tiene un sueño es que es una experiencia. Nada te puede revelar más una información que una experiencia, donde sientes, vives. Es como un escenario de ensayo, con todas las emociones involucradas y cuando te despiertas puedes decir: «yo ya lo vi y ahora tomo una decisión frente a mi vida en pareja»; otras veces te puede sugerir lo que tienes que hacer. Tu ser más sabio lo ve y te lo muestra.

¿Y eso sería posible porque en los sueños no existe el tiempo ni el espacio, no?

– Claro, se mueven en un campo multidimensional.

¿Hay sueños premonitorios?

– Todos tenemos sueños premonitorios, no es una capacidad especial que tengan sólo algunos. ¿Por qué?, porque tu en este momento ya estás creando tu futuro. ¿Cómo? con tus creencias, con tus miedos, deseos del corazón… Cuando quieres demasiado que algo pase, va a pasar, siempre que no intervengan tus miedos o tus pensamientos negativos. Siempre estás creando, y como en el sueño estás en un espacio multidimensional tu futuro ya está; no lo has vivido todavía, pero en el sueño lo puedes conectar y lo ves, porque puede ser bueno que lo veas. Y si no quieres ese futuro, lo puedes cambiar.

¿Y cómo lo puedes cambiar? Porque uno puede concluir que si sigo en esta lógica de comportamiento ese va a ser el resultado…

– Claro, claro. Puedes cambiar el futuro que creaste su eres consciente de que lo hiciste. Ahora el trabajo con los sueños es un trabajo muy profundo.

Y me imagino que también de mucha honestidad con uno mismo, porque hay personas que quedan muy enganchadas con la fantasía y pueden mal interpretar la información.

– Por eso también existen los sueños de deseos, que hay que distinguirlos de los sueños que son premonitorios. Si uno se ilusiona tanto de volver con un ex, por ejemplo, lo desea tanto que al final lo sueña, hay que tener cuidado con la interpretación de ese sueño, pues a lo mejor sólo te está mostrando que tú lo deseas, entonces lo tienes que dejar stand by, y simplemente lo sueltas, porque sólo sabrás si es premonitorio si sucede en algún momento.

Hay algo muy genial también, y es que tu puedes preguntarle a tus sueños. Antes de dormir le haces una pregunta sobre un tema que quieres saber, puedes preguntar incluso si el sueño que tuviste anteriormente fue de deseo o no, o puedes preguntar si te conviene o no volver con ese ex, y ahí el sueño te dará una respuesta clave.

¿Y el sueño te responde esa noche o días después?

– Lo más importante es que te responda esa noche, pero para que el sueño te de una respuesta es importante que haya energía en la pregunta.

El trabajo con los sueños es conectarte contigo. Mientras más trabajes contigo y le pongas atención a tu sueños y sepas que los sueños son importantes, mejor será la conexión. Por eso yo escribí este libro (“Me lo dijo un sueño”, Ediciones B) para decirle a la gente lo importante que es prestarle atención a los sueños,  y como llevo 20 años analizando sueños, entonces lo explico a través de sueños reales, y muestro todo lo que los sueños hacen por ti. Cuando sabes que los sueños son importantes y les pones atención, entonces comienzas a recordarlos; en el fondo, comienzas a conectarte contigo.

sueños
«Nada te puede revelar más una información que una experiencia, donde sientes, vives».

Es lograr tener una buena relación con uno mismo.

– Mientras más te conectas contigo, más te vas queriendo también. Además los sueños son tu terapeuta interno. A mí me han guiado en grandes procesos de mi vida. De hecho, el tomar la decisión de dejar de ser abogada y dedicarme a hacer lo que hago hoy en día no lo hubiera podido hacer sin la orientación de los sueños. Todos los meses recibía un ingreso súper seguro y era un trabajo estable, pero los sueños me lo dijeron, porque en el fondo siempre lo mío fue lo sicológico, lo terapéutico; y mientras estaba trabajando como abogado, yo pedía hacer otra cosa en mi vida.

¿Pero te guió un sueño, o fue un conjunto de sueños?

-Fueron muchos sueños. Me fueron diciendo «vas a estar todavía aquí, todavía falta», o «estarás aquí un tiempo porque todavía tienes cosas que aprender lo que es vivir en una oficina encerrada». Me decían eso no más, porque uno tiene que igual vivir la vida; fueron pistas, los sueños son pistas. Pasó el tiempo y yo preguntaba «¿pero qué es lo mío?», y un día en un sueño me mostraron una especie de corona de flores blancas y rojas muy lindas, en una playa; y las flores rojas dibujaban una especie de asterisco sobre las blancas. Entonces al despertar yo dije «pucha no me respondió». Meses después, yo llevaba tiempo escribiendo mis sueños, y me di cuenta que al lado de los títulos yo dibujaba un asterisco. Yo no lo había relacionado en ese momento, pero el sueño me había respondido: «esto es lo tuyo, los sueños». En algunos casos hay que interpretar los sueños, pero también vienen frases o te despiertas con una canción  y tienes que poner atención; algo te está diciendo. Tampoco son solo imágenes, puedes sentir un aroma, un sonido que te recuerda algo, sensaciones.

¿Qué otros tipos de sueños hay?

– Están los sueños de encuentros. El sueño es un estado donde puedes conectarte con seres vivos o fallecidos. Los sueños con fallecidos pueden ser para mostrarte que están acá, o para recordarte que la materia no es tu estado original, o te vienen a guiar en algún tema, o a recomendar algo. También hay encuentro con otros seres, guías o maestros que nunca han encarnado. Y en ese caso hay algo más sabio que vino a darte un mensaje, y eso uno lo siente. Sabes que no es metáfora.

En el estado del sueño también puedes propiciar el encuentro con una persona viva, por ejemplo con alguien con quien tengas una dificultad de comunicación.

EDNA 3
En un mundo agitado a veces no recordamos qué soñamos. La clave para revertirlo es reconocer la importancia de los sueños.

¿Y ese sueño te da una pista para resolver el conflicto con esa persona?

– La idea es que te encuentres con el ser de esa persona en ese espacio multidimensional, a lo mejor ni ella ni tú se acuerden, pero sí cambia la relación, y puede haber otra disposición de ánimo al momento del encuentro en estado de vigilia.

¿Uno tiene muchos sueños en una noche o es uno solo?

– Muchos sueños.

¿Puede ocurrir que en un sueño uno reviva situaciones de vidas pasadas?

– Sí ¿y cuáles? Las situaciones que hoy necesitas recordar por algo que estás pasando en la vida en este momento. ¿Y cómo distingues que es de una vida pasada? Porque lo sabes, y para eso tienes que confiar en tu intuición, tú sabes que cuando apareciste con un vestido abombado y con un pañuelito en la cabeza, ésa eres tú igual, sólo que en otra época.

¿Qué pasa con las pesadillas?

– Es tu sabio interno que te hace un llamado de atención sobre algo que te preocupa o a lo que le tienes mucho miedo. Es una alerta roja, donde el sueño te dice: «sí, tienes que acordarte, pon atención a esto».

¿Qué pasa con aquellas personas que por su estilo de vida no recuerda que lo que sueña?

– Todos soñamos cada noche. Se ha comprobado que si no sueñas pierdes tu equilibrio mental. Se han hecho experimentos en los que se despierta a una persona antes de que entre al estado REM (el movimiento rápido de los ojos) por un largo periodo de tiempo, y se ha visto que la persona empieza a perder el equilibrio y se vuelve loca, porque necesita soñar. El sueño es tu conexión. ¿Y por qué no recuerdas los sueños? Porque estás bastante desconectado de ti mismo y si además no entiendes que tienen un significado importante.

¿Y qué se puede hacer para recordar los sueños?

– Primero, saber la importancia de los sueños: investigar sobre el tema, meterse en lo profundo, qué es el mundo de los sueños, porque donde pones la energía eso crece. Tener un cuaderno en el velador y anotar tus sueños apenas los recuerdes.

¿Existen simbologías que pueden aplicarse a todos?

– No. Leer diccionarios de sueños  sirve porque te vinculas contigo mismo, pero si realmente quieres saber interpretar, tienes que buscar sistemas mejores.

EDNA 2
El sistema que aplica Edna es de «interpelación de sueños».

El sistema que tu practicas y enseñas, ¿en qué consiste?

– Se llama «Sistema de interpelación de sueños», y se basa en que interpelas al soñante, le haces preguntas para que él pueda asociar su metáfora onírica con algo que le está pasando en su vida hoy día. Este sistema no emplea ningún tipo de arquetipo, ni mito ni leyenda, nada. El sueño es tuyo y lo creaste tú para decirte hoy algo, y eso es suficiente. La gracia de este sistema es que sólo tienes que aprender la técnica y nada más.

¿Y cómo se aplica el sistema?

– Lo primero es que tengas un cuaderno de sueños, que ojalá sea bien bonito para que te motive escribir diariamente ahí. Lo dejas en el velador, no te urges con “el tengo que soñar”, si te acuerdas lo anotas. El sueño se escribe en tiempo presente para volver a entrar en la experiencia del sueño, sin pensar que es algo que te pasó, sino que te está pasando ahora, y cuando escribes en tiempo presente, además te suelen llegar más recuerdos. De acuerdo con la acción del sueño le pones un título que ojalá represente la resolución del sueño. Por ejemplo, sueñas que te cortas un dedo accidentalmente y sientes que te duele muchísimo, entonces eso ya te está diciendo algo tan claro como que en un área de tu vida algo te duele muchísimo y ése es el título.

¿Y para un análisis más profundo?

– Claro, para eso hay que tomar un curso, porque aprender a interpretar toma tiempo y mucha práctica. En el curso, el sueño lo dividimos por escena: la primera escena te da el contexto, de qué vamos a hablar en este sueño… Por ejemplo, vamos a hablar de la relación de pareja hoy, o del conflicto que existe en la relación de pareja. Segunda escena, cuando pasó tal cosa te sentiste de una determinada manera. Tercera escena, el sueño te recomienda que lo resuelvas de tal forma. Eso te demuestra que el sueño tiene una estructura y no son imágenes locas, lo que pasa es que están en otro idioma, eso es todo.

¿Cómo llevas a cabo tus talleres?

– Los talleres son una vez a la semana (dos horas) y duran cuatro meses. Ojalá fueran de diez meses, porque se necesita mucha práctica, pero en cuatro meses aprendes el sistema y sales interpretando tus sueños si eres aplicado. Son talleres de diez personas como máximo, y surge una confianza especial en el grupo. Aprenden a cómo hacer la pregunta correcta para que el soñante lo vincule con lo que está pasando hoy en su vida.

(Más información: http://www.ednawenderdel.cl)