En términos físicos, el futuro estaría antes que el presente

publicado en: Miradas de la realidad | 0

Por Valeria Solís T.
Escritora, periodista y terapeuta energética / @SolisTapia

María Elena Rojas, Sicóloga (UC,1987) con especialidad en sicología clínica desde 1985, nos cuenta su experiencia de haber ido más allá de lo que la formación tradicional le entregaba, y de paso permitirse a sí misma, comprender la existencia como parte de un eslabón.

Hace más de dos años llegó a sus manos la información sobre la teoría de un físico francés quien planteaba algo que en su fuero interno intuía: creamos la realidad, pero faltaba el cómo, el por qué. Así, no dudó en buscar e investigar por su cuenta y llegar a la fuente y ser parte de la formación que daba en Chile, el mismo físico a un grupo reducido de interesados. Se asustó cuando vio por las redes sociales y medios de comunicación el concepto distorsionado de lo que se planteaba y se había comprobado científicamente en 1988. Asi es que quisimos hacer un acercamiento claro y más sencillo sobre este planteamiento.

¿Qué es lo que te llama la atención de este planteamiento de Jean Pier Garnier Malet?
-Yo venía desde hace un tiempo estudiando por mi cuenta astrofísica, astronomía, todo lo que tuviera que ver con los universos dobles o universos paralelos. Además siempre me interesó la física. Llego a esto por una persona amiga que entrega esta información, veo algunos videos de él y aplico algunas cosas en forma personal en mi vida cotidiana, y me doy cuenta que sí tiene un efecto que es importante, y después de esta aplicación cotidiana comienzo a investigar más. Paralelamente me entero que él vendría a Chile y fui a las dos formaciones que realizó (cada una de dos días, en 2015 y en 2016).

¿En qué aspectos o situaciones de tu vida lo empiezas a aplicar este conocimiento?
-En todo. Intuitivamente esto lo tenía presente hace muchos años, pero sin ninguna constatación científica ni tampoco un entendimiento en relación con la física, todo lo que tiene que ver con el pensamiento humano es  fundamental y que eso tiene que ver con el comportamiento humano. Cuando veo los videos de Garnier Malet, me llegan al alma y se me hace un click y comienzo una investigación desde hace más de dos años. Posteriormente voy comprendiendo cada vez más la veracidad de este descubrimiento que, en realidad, para mí es revolucionario.

Hoy en día cada vez se plantea con más claridad la posibilidad de co-crear o crear tu realidad y al parecer, él de manera científica llega a lo mismo al plantear el desdoblamiento del tiempo, reafirmando la importancia del pensamiento para crear realidades.
-Exactamente, porque el pensamiento es energía y eso es una prueba física en estos momentos. Y ojo, que no es sólo él, también hay otros físicos como Fritjof Capra que en su famoso libro «El tao de la fisica» hace toda una relación con el conocimiento milenario de la filosofía oriental y Garnier también tiene ese mérito, el de integrar conocimientos antiguos con su descubrimiento.

Entiendo que hasta la edad media esta información se enseñaba
-Sí hasta el siglo XIV. Se enseñaba por los griegos, por los templarios, quienes se representaban de a dos, pero esto se va suprimiendo con la llegada del oscurantismo y la llegada de los dogmas religiosos.

¿Qué significa el desdoblamiento del tiempo, qué plantea?
-En síntesis plantea que nosotros vivimos en varios tiempos a la vez y simultáneamente. Pasado, presente y futuro en un mismo tiempo. Esto es lo que más cuesta entender, porque nosotros vivimos con la percepción de un tiempo lineal: pasado, presente y futuro. Pero en términos fisicos el futuro está antes del presente. Nosotros estamos creando potenciales constantemente con nuestros pensamientos, ¿qué es lo que ocurre? fabricamos un potencial de futuro, se memoriza como un pasado y se actualiza como un presente. Esto es un principio vital, es decir, tiene que ver directamente con nuestra vida cotidiana, porque si no pensáramos no podríamos vivir.

Se habla de que hay tres tiempos posibles y uno de ellos es el tiempo de incertidumbre cuya información no se logra captar, y él lo plantea desde el comportamiento de las partículas, ni siquiera de que los seres humanos funcionamos de tal o cual manera…
-Claro, qué es lo que pasa, que en una millonésima de segundos, nosotros viajamos a un tiempo que nosotros no percibimos en forma consciente. Nuestro cuerpo energético es el que viaja constantemente, recoge la información, la trae y la actualiza. Por ejemplo, sin entrar en términos físicos complejos tenemos la intuición: una persona puede ir caminando por la calle y algo le dice que se detenga en forma inmediata y justo pasa un camión, una moto, y eso le salva la vida, porque él ya lo había vivido en el futuro, simplemente llega la síntesis de información que le dice que se detenga.

Jean Pier Garnier Malet

Pero la persona también pudo cruzar la calle y lo atropellan, ¿cómo se debe pensar en ese sentido?
-Depende de los pensamientos que tenga la persona, porque la persona está construyendo pensamientos constantemente, y está construyendo realidades. Si una persona piensa de manera negativa, en enfermedades, catástrofes, o malevolente, en forma permanente, evidentemente esa persona no estará protegida.

¿Podría implicar que uno podría transformar una realidad individual como una colectiva, por ejemplo si muchos están pensando en una catástrofe?
-Naturalmente, las personas potencia cualquier cosa, la persona que habla más de un problema obviamente lo está potenciando con energía. Algo mínimo, se transforma en una cosa mucho más compleja.

Hay personas que dicen que piensan de manera muy positiva, pero en la realidad cotidiana esos resultados no se vislumbra, ¿qué pasa ahí?
-Implica una conexión profunda de la persona con su yo, con su sí mismo, la persona por ejemplo, puede estar pensando positivamente que se va a sacar la loteria, pero está su energía abocado a cosas netamente externas. Cuando una persona está en la benevolencia, en forma espontánea y predominante, esa persona está con una buena energía, en general les va bien y si tienen dificultades las superan rápidamente.

Garnier plantea el desdoblamiento del tiempo, no habla del doble cuántico, ¿cómo llegó a distorsionarse?
-¡Claro!, él no habla del doble cuántico, porque eso no existe. Es importante aclarar que la información que él ha dado se ha distorsionada por personas que han mezclado las informaciones, y no tienen nada que ver, al final, se genera un perjuicio, porque con una información que es tan importante si falta una pieza de este engranaje, no funciona.

La gente habla más del doble cuántico que del desdoblamiento del tiempo
-Es que confunden el doble con el cuerpo energético, y eso no tiene nada que ver. Todos tenemos un cuerpo energético, los animales también, ¿por qué?, porque nuestro cuerpo está compuesto de partículas y toda partícula se desdobla. Eso ya está comprobado por la física cuántica. Garnier tiene un libro que se llama «Cómo funciona el doble», pero hay mucho conocimiento científico detrás y se refiere a un otro yo, que está en otro tiempo y en otro espacio, y no se refiere a nuestro cuerpo energético.

¿Y es ese otro yo el que puede viajar en el tiempo y captar los resultados posibles?
-Ese otro yo se conecta con las personas desde el momento de la concepción y está protegido energéticamente por la madre hasta los 7 años.

¿Cómo se explican estos tres tiempos posibles, el tiempo en que viaja, que recibe y que crea?
-Gracias al avance que tenemos se ha podido comprobar que nosotros captamos imágenes y no hay una continuidad del tiempo, porque hay espacios, brechas, entre una imagen y otra, y a esas brechas, Garnier denomina aperturas temporales, y es ahí donde se produce el intercambio de información, pero son milésimas de segundos. No somos conscientes de eso, pero ese tiempo que es de milésimas en nuestro presente, pueden ser horas o meses en el tiempo del futuro.

Como eso tiene que ver con los pensamientos, Garnier plantea el hecho de observar los pensamientos, entonces ¿uno podría potenciar esto haciendo prácticas como la meditación?
-Es que ni siquiera sería necesario, la única meditación que es aceptada por el Dalai Lama, por ejemplo es el adormecimiento. Esto es curioso, eso lo planteó hace como cuatro años y coincide con Pitágoras hace cinco mil años atrás: nunca dejes de controlar tus pensamientos en el adormecimiento. Es decir en la previa de quedarse dormido, es recomendable un control en la benevolencia y confiando en que todas las cosas se van a dar bien, y no esos pensamientos de preocupación de lo que pasó en el día o pasará después. Es algo muy simple, pero las personas suelen acostarse dándole vuelta a todos los problemas que tuvieron en el día y con eso ¿qué generan? Más de lo mismo. En síntesis, el observar hace pensar y el pensar hace observar. Lo importante es que se comprenda que la energía está en nuestro pensamiento y no en el acto; el acto es una consecuencia. Una persona puede estar incidiendo en su realidad, pero además a nivel planetario.

Hay informaciones sobre este tema que plantean que para tener más conexión con el doble es necesario tomar agua por ejemplo, ¿qué hay de eso?
-No tiene nada que ver, la conexión de la información es con el agua, pero de nuestro cuerpo, que está conformado en un 70% de agua, y la información se transmite a través del agua del cuerpo y en el sueño REM principalmente.

O sea es nuestro cuerpo, con sus partículas, el primero que sabe, y después nuestra conciencia lo ve manifestado en la realidad.
-Exacto, es nuestro cuerpo es el que ve antes la información, antes es una milésima de segundos. Entonces, si la persona es consciente de lo que su cuerpo le está diciendo, obviamente va a poder lograr una mayor conciencia y un mayor equilibrio en su vida.

El 18 de marzo harás una conferencia para hablar sobre el desdoblamiento del cuerpo, ¿cuál es tu objetivo?
-Mi objetivo es poder dar este conocimiento al mayor número de personas posibles que se interesen verdaderamente en este tema, para que tengan una información fidedigna, porque hasta el momento hay mucha información dando vuelta que está distorsionando las cosas, y lo otro es que sea a un precio accesible. El mejor regalo que le podemos hacer a la humanidad es pensando bien.