Por Marcela Contreras
Terapeuta holística, facilitadora Método Integra
Autora del libro “Elijo Amar”

Ahora que estamos llegando a fin de año, es importante mirar atrás y preguntarte ¿qué hice este año para ser feliz?
A diferencia de lo que muchos piensan, la felicidad no son “momentos” de nuestra existencia ni tampoco se necesita “luchar” para conseguirla, es más, ni siquiera hay que “buscarla”, pues eres tú quien puede crearla… y de una forma fácil y sencilla.
¿Pero cómo?
Para crear felicidad en forma duradera y sólida, primero debemos conocernos a cabalidad, es decir, la clave está en descubrir cuáles son tus fortalezas y virtudes, desarrollarlas y cumplir tu misión, en lo posible, aportando a tu prójimo positivamente. Te darás cuenta que cuando la felicidad nace del empleo de nuestras fortalezas y virtudes, nuestra vida se materializa con autenticidad.
¿Se puede ser feliz en forma duradera?
Curiosamente la felicidad que más experimentan las personas, es la momentánea y trivial: comprar ropa, ver una buena película, comer chocolate. Pero realizar este tipo de actividades constantemente, no significa que tengamos una felicidad duradera, pues ésta consiste en emplear en forma satisfactoria las fortalezas características,  con el propósito de obtener gratificaciones y además, ponerlas al servicio de algo que nos trascienda, para tener una vida plena.
Te propongo realizar el siguiente ejercicio, desde hoy hasta fin de año, de paso te darás cuenta que tu nivel de vibración comenzará a cambiar y te sentirás cada día más feliz y llen@ de energía.
Antes de dormir escribe en una libreta 3 cosas por las cuales estás agradecid@. Procura que cada día sean distintas, así, de paso, te darás cuenta que hay muchas razones por las cuales ser feliz.

Te deseo una hermosa Navidad y Feliz Año Nuevo.