Desde España
Laura Trillo C. ,Terapeuta felina /www.terapiafelina.com,  www.anaaweb.org

Gracias al médico inglés Dr. Edward Bach, contamos con estos 38 remedios florales para tratar diversas enfermedades y estados mentales de los pacientes. Él sostenía «hay que tratar al paciente y no a la enfermedad», pues el origen de la enfermedad es un desequilibrio entre el cuerpo y el alma. Efectivamente, hay muchas emociones que, si no sabemos gestionarlas y canalizarlas, pueden acabar en nuestro cuerpo en forma de molestias, dolencias o enfermedades, y las flores de Bach (gotitas suministradas en un frasquito) tratan, precisamente esos estados emocionales alternados hasta llegar a un perfecto equilibrio mente-espítiru. Nos ayudan a conseguir ese bienestar y evitando así enfermedades.

Son 38 esencias de flores.

Es importante que nos encontremos bien en cada momento de nuestra vida, y alejarnos de vivir constantes emociones como la ira, el enfado, los celos, la excesiva preocupación, la impaciencia, la irritación, el miedo, entre otras muchas. Lo normal es estar bien, bien con uno mismo y bien con el entorno que nos rodea, sentirnos felices, en paz y disfrutar al máximo ¡cada día!, considerando un regalo hasta la luz del Sol.

Hoy en día existen miles de experiencias, estudios, profesionales terapeutas, nuevos descubrimientos y aplicaciones de estas maravillosas esencias (incluso hay numerosos sistemas florales nuevos). Muchos se preguntarán si en animales estas terapias pueden funcionar o no. La respuesta es ¡sí! Funcionan especialmente bien, sin efecto placebo, y más rápido que en los humanos.

En el caso de nuestros gatos, normalmente cuando se produce un desequilibrio en su cuerpo es porque también lo hay en la persona que lo cuida. En numerosas ocasiones comparten incluso la misma molestia, emoción desequilibrada o enfermedad, por lo que incluso es ideal que se traten ambos y se podrán obtener resultados espectaculares.

Los gatos son compañeros muy especiales, quienes gracias a hacernos de espejo, nos enseñan aquellas cosas sobre nosotros mismos que nos impiden evolucionar o estar bien en el presente como para poder disfrutarlo. Muchas veces se observan problemas de comportamiento, pero ¡no son tales!, son más bien mensajes para nosotros. Las esencias florales ayudan muchísimo tanto al gato como a su persona, buscando el equilibrio en el que ambos se sienten bien, y sobre todo aprendiendo a conocernos en profundidad.

comunicacion-y-observacion-entre-mascotas-y-duenos_y2mrhCualquier estado emocional se puede tratar con los remedios florales, también los patrones transpersonales,  o el tratamiento del síntoma. Para encontrar la fórmula adecuada a aplicar se necesita hacer un estudio previo y la supervisión constante de un terapeuta especializado. La duración del tratamiento depende de la evolución de la persona o el animal. Los resultados son maravillosos y con ello comienza además una nueva visión espiritual de nosotros mismos, ayudándonos a sanar aquellas cosas que no nos dejan disfrutar cada instante, algo que los animales nos invitan a que hagamos siempre.