Por Daniel Plaza
Kinesiólogo integrativo
Especializado en Nutrición Integrativa & Salud Natural
Co-Director Instituto Prana Kine
www.pranakine.cl

Somos muchos, cientos de miles, luchando por cambiar la desbalanceada estructura social y política de Chile. En este movimiento no solo han participado los que han salido a marchar a las calles, sino que cada chileno que ha emitido un comentario al respecto ya sea en sus redes sociales o en una conversación banal a la hora de almuerzo todo es reflejo de que en cada hogar de Chile, se está hablando y se está tomando consciencia del escenario que nos rodea como patria.
Debido a todo esto y sin duda alguna, como sociedad nos hemos visto invadidos por emociones de injusticia, impotencia, frustración, rabia, miedo e incertidumbre. El descontento social está a un click de distancia, sólo basta abrir cualquier plataforma de redes sociales y en menos de 5 minutos ya habrás visto numerosas imágenes, memes, videos y stories que te harán experimentar una y otra vez alguna de las emociones ya nombradas.
Pero este revoltijo de emociones lamentablemente ha terminado afectándonos más de la cuenta, y lo que más estamos viendo en estos últimos días son numerosos casos de pacientes con síntomas de un sistema nervioso desgastado, donde los síntomas que más predominan son:

• Alteraciones del sueño
• Irritabilidad
• Dolor de cabeza
• Exacerbación de sintomatología crónica
• Sensación de angustia en el pecho
• Bruxismo
• Estrés ante situaciones que no generaban estrés
• Alteraciones digestivas

Si se descompensa el sistema nervioso, se vuelve difícil que nuestro cuerpo se sienta bien, pues se altera el principal mecanismo de regulación del cuerpo: la homeostasis.
Con este desbalance experimentamos como si nuestro cuerpo estuviese constantemente en estado de alerta (simpaticotonía) y por su puesto, un sistema en estado de alerta gasta más recursos energéticos que un sistema en estado de relajación, por lo que esta condición sostenida en el tiempo, sin duda, puede llegar a desbalancear nuestro ser en su totalidad.

¿Cómo volvemos el sistema nervioso a la calma?
Lo más importante de todo es entender esto: “si yo cambio, el mundo cambia”; “si yo me amo, puedo expresarme desde el corazón y no desde el desborde emocional”
Para esto debemos enfocarnos en pulir tres aspectos: nuestra mente, nuestros hábitos y los alimentos que ingerimos.
A continuación, te dejaré aquí algunos tips que pueden ayudarnos como sociedad a seguir avanzando con ganas y garra, pero al mismo tiempo cuidando nuestro sistema nervioso para que también podamos seguir con nuestras vidas familiares y laborales.

1) Medita
15 minutos de paz mental son más que suficientes para generar cambios hormonales sustanciales que permitan restablecer el orden en el sistema nervioso central. Si no sabes meditar, basta con sentarte a respirar y a sentir tu cuerpo por ese tiempo, puedes ver o escuchar una meditación guiada en youtube o simplemente desconéctate de las redes sociales y date un tiempo de estar contigo y de prestarle atención al como te sientes.

2) Pon ojo a estos hábitos
Para cuidar el sistema nervioso, debes descansar correctamente:

• Lo ideal es acostarte lo más temprano posible.
• Prioriza las horas de producción laboral mientras hay sol y deja la noche para estar en familia, con tu pareja, o con amigos.
• Por las noches, si puedes, date un pequeño masaje en la planta de los pies con aceite de lavanda o caléndula con la finalidad de estimular el otro extremo del cuerpo humano (opuesto a la cabeza) para así distribuir la energía por todo tu cuerpo y evitar que esta se concentre en la cabeza.
• Recuerda que hay tiempo para todo, si dedicas tiempo a protestar (que esta súper bien) también dedica tiempo para relajarte (ya que es desgastante protestar y estar en estado emocional de lucha).
• Hazte el hábito de comer los alimentos que fortalecen el sistema nervioso que te detallaré en el apartado que sigue.

3) Alimentos que deberías consumir
Existe en la naturaleza un alimento para cada afectación del cuerpo incluyendo las emocionales. Pero más que darte una receta en particular, prefiero ser práctico y darte ideas fáciles de incorporar.

• Cúrcuma: Este súperalimento, además de las infinitas propiedades que tiene, puede traspasar la barrera hematoencefálica y ayudar a mejorar el ánimo y bajar el estrés, te aconsejo agregarlo a cereales como arroz, mijo, quinoa o a leches vegetales.
• Cacao: La teobromina, un compuesto activo del cacao, es un regulador emocional innato, puedes agregarlo a tus desayunos o postres que más te gusten.
• Frutos rojos: Frutillas, frambuesas, moras, cerezas, granadas, arándanos y otras, ricas en flavonoides y antocianinas, ofrecen una incomparable cascada de sustancias saludables y muy beneficiosas para aliviar el estrés y la ansiedad.
• Leche de almendras tibia antes de dormir, se ha documentado que es un perfecto ansiolítico y ayuda a conciliar el sueño por las noches en estados de insomnio causado por emociones alteradas.

Luchar por lo que nos merecemos está bien, pero no nos dejemos de lado. Cuidemos nuestro cuerpo y sigamos actuando desde la conciencia y la no-violencia. Chile ha despertado, y con un buen sistema nervioso, no nos volveremos a quedar dormidos como sociedad.