Por Fernanda Miranda
Psicóloga/ analista carta astral
www.cartastral.cl

Estimados lectores, hemos llegado a la punta de la hebra, al inicio de los inicios…¡el ciclo de ARIES! Casa 1, primer signo de fuego, su planeta regente es marte y representa a la energía masculina iniciadora de todo proyecto. Aries es también “el proyecto mismo”, todo, independiente de si eres mujer u hombre.
Aries, como inicio, nos muestra esa necesidad de corte para que haya separación, para que del Uno pisciano unido y fundido al Todo pueda surgir el uno mismo separado del Otro, y así poder abrirnos paso a la vida como un Yo Soy.
Y qué mejor que empezar con una gran idea desde une misme*, ¿qué mejor que empezar con el deseo?
Es por esto que Aries representa al masculino, al hombre que eres o, sí eres mujer, a los hombres de tu vida en un primer En otro ptiempo y a tu propia energía de iniciadora y deseosa que habita en ti.
Aries representa esa dinámica de deseos que sólo te pertenece a ti; eso por lo que naciste y viniste a buscar, y que al ser taaan instintivo, a veces, olvidas porque aún forma parte del Inconsciente.
¿Has podido identificar que mientras más expresas tu deseo, vas logrando manifestar tu identidad y darte a conocer ?
Al desear te vas separando de la totalidad y, a la vez, vas atrayendo experiencias en las que te puedes ir conociendo acorde con los resultados y consecución de tus deseos.
En otro plano como la guerra, generalmente se  declara y se ha justificado cuando un pueblo o nación ha tenido que defenderse de la invasión de otro, o cuando ese otro desea poseer a ese pueblo o nación. En ambos casos, el asunto se trata de la liberación – posibilidad de separación e identidad propia- versus la proyección de los propios deseos para fortalecer su identidad.
Aries nos mostrará siempre que esa guerrera o guerrero que habita en nosotres pulsa por salir a conseguir lo que quiere, se libera, quiera o no, del otro en tanto separado, y manifiesta en ese movimiento de separación su poder de ser Uno y de desear independiente. Aries busca la libertad original, el corte del cordón umbilical.
Marte representa el deporte, la energía sexual que inicia el encuentro; el buen ejercicio moviliza al inhalar y exhalar sistemáticamente.
Te invito entonces a hacer tuya la conciencia de tu deseo …y a comprender que desde ahí parte todo lo que eres. Tu deseo es lo que habla y escoge cómo serás visto he interpretado.
Ahora ya lo sabes y puedes elegir: ¡despierta!
En el inicio fue el despertar…luego despertaste de nuevo y viste que estabas dormido.
Si consultas en tu carta astral cuál es tu ascendente, ahí verás donde se inicia tu rueda astral, determina tu propósito al entrar a tu hogar y, al mismo tiempo, la estampa de tu ser individual; representa tu lucha para aparecer como individuo y distinguir tu propio deseo, algo esencial para reconocer con quién sí y con quién no; dónde sí y dónde no, porque en el comienzo, toooodo es importante. Luego vamos aprendiendo la liberación.
Todas las bendiciones, encantada en responder dudas y recibir propuestas. Esta fue una de las maneras posibles. Mi manera en el ciclo del Uno individuado y cómo es que el otro (libra, signo opuesto complementario) ve a ese uno como separado a su propia manera.
Bienvenides* entonces a la aventura de ser tu propio proyecto, reconocer tu propio fuego y encontrar ese lugar en el que viniste a nacer para liberar tu propia batalla de unidad hacia ti misma o mismo.

*Somos ya un buen grupo de escritores que estamos expresando en nuestras redes privadas la necesidad de no separar con ‘O’  ni con ‘A’ final las palabras que dejan al sexo femenino fuera, como por ejemplo, uno mismo, estimados, etcétera.Proponemos la utilización de la ‘E’ como letra conciliadora y unificada de ambos sexos. Mientras no haya otra propuesta, veamos qué sucede con ésta. Otra vez, bendiciones a Todes.