Por Fernanda Miranda
Psicóloga. Analista Carta Astral
www.cartastral.cl

Estimad@s lectores, nos encontramos ya en el ciclo de Escorpio, que representa nuestros más altos propósitos de transformación para realizarnos en el encuentro con nosotras/os mismas/os y nuestro desarrollo álmico.
Para analizar este ciclo pondremos atención en nuestra carta astral, a los signos y planetas que estén en la casa 8; a la casa y planetas donde esté ubicado el signo de Escorpio; y a la ubicación de Plutón. El regente de este signo es Plutón y representan el alma y su camino evolutivo.
¿Qué significa esto? Nuestra alma crea realidades a través de pensamientos y deseos, lo cual atraerá a la realidad lo que se necesita experimentar para crear tensiones y posibilidades que permitan recordarnos nuestra misión, o propósito de vida, o bien, depurar ciertas actitudes (pensamientos y hábitos heredados y culturales) que ya es hora de ser dejadas atrás. Permitiendo una transformación consciente, escogiendo, desde el libre albedrío, ser más cercano al propio propósito evolutivo.
Esto es, por supuesto, en el mejor de los casos, pues en otras ocasiones sucede que a la conciencia no llegan noticias de auto conocimiento o auto transformación sino hasta que ocurre una gran catástrofe vital como una muerte de un ser amado, un duelo por separación en vida, pérdida de lo material de un modo repentino, etc. Muchos sucesos que obligan a la persona a preguntarse por qué atrajo esa realidad a su vida y el modo en que la ha de interpretar para salir adelante y seguir existiendo.
Veníamos del ciclo de Libra, en donde se instaló la conciencia de los vínculos como un espejo hacia la autoescucha. Entonces, en Escorpio aprendemos a darnos cuenta que tooodo en esta vida es un espejo en 360°, es un infinito círculo espiral y es, en nosotras y nosotros, donde está la posibilidad de atraer nuevas realidades, pero no cualquiera, sino las que nos hablen de nuestro camino de retorno hacia nosotras/os.
También tenemos que aprender que todas/os somos escorpio en algún aspecto de nuestro ser, por lo cual hemos de conocernos en nuestra relación con el dinero, con el poder, con el control, con las crisis, con la muerte, con la sexualidad, con el poseer y con el soltar…, entre otros aspectos escorpiónicos.
Lo clave en este tiempo, es revisar, estar atentos acerca de qué es lo que estamos atrayendo a nuestras vidas, distinguir a qué nos estamos aferrando para ser quiénes somos, y hacia dónde queremos timonear nuestros pensamientos y deseos para lograr Ser quienes sabemos que somos en lo más profundo y que aún no ha sido develado. Así, lograr crear ideas de auto empoderamiento, auto control plegadas/os sobre nuestros anhelos.
Reconociendo de una vez por todas (y cada vez más) que tenemos una capacidad de fusión energética con la vida y con todas las cosas, y que esa cualidad está en cada una/o de nosotras/os … Y que es una cualidad muy escorpiónica!
Respecto del opuesto complementario de escorpio, Tauro, es importante decirles que aporta en la profundidad que caracteriza a Escorpio, esto debido a su cualidad de autoescucha y de Intuición para saber qué es lo que quiere y poder materializarlo.
Bienvenidas y bienvenidos a la conciencia de este Ciclo, ¡la invitación es muy poderosa!
Quedo atenta a sus consultas presencial y on line, quedo atenta a sus comentarios en este maravilloso espacio Revista Mirada Maga.