Estimad@s Lectores, ya estamos en el Ciclo de Libra, corresponde a la casa 7 y al planeta Venus (externo) como regente. Su elemento es Aire.
Quisiera contarles la mejor versión que hoy pudiera convocar acerca de Libra…Se trata del teatro de las relaciones y los espejos para bajar/descargar la armonía interna y proyectarla fuera.
La más simple y a la vez frondosa imagen es que libra es una tecnología que armoniza mentes-corazones, al aprender a ver al otro como un aporte técnico sobre lo que proyectas afuera al interpretarlo.
Libra representa la armonía, el equilibrio, qué tras tantísimo tiempo, desde que nacemos, hemos de cultivar para poder recibir-escuchar al otro, y su propuesta permanente es: la diferencia y la búsqueda de la identidad en equidad.
¡Qué maravilla de tecnología el estar en la Tierra en la búsqueda de quiénes somos y poder encontrarnos a través de los otros!
Sí, la energía de Libra nos trae el entendimiento de que nuestras vidas han sido montadas sobre un gran teatro de relaciones, un teatro tan basto y manifiesto como nuestra conciencia pueda y quiera percibir.
La madre (o figuras de cuidado) es la primer gran otro que nos inicia en el ser individuos separados de la gran unidad… A la vez que nos cuida, nos muestra cómo la diferencia en gustos, opinión, estilo y visiones nos van diferenciando como individuos y a la vez definiendo como únicos e irrepetibles…

En la medida en que vamos creciendo, comienza la magia de las relaciones, y todos los otros espejos-relaciones (padre, hermanas y hermanos, abuela y abuelos, compañeros de colegio), que se van manifestando a lo largo de nuestra existencia y nos muestran, a veces, por afinidad u otras por oposición, quiénes somos y quiénes no somos.
Quisiera mostrarles la posibilidad de entender el arquetipo de Libra como un dispositivo de escucha. Así, cuando esta área se afecta y no estamos siendo escuchados o no escuchamos al otro, entonces pueden venir enfermedades de oídos, laringe, etc.
Tenemos la oportunidad de entender que Libra está ahí para desarrollar equilibrio: un tiempo afuera (en el otro) y un tiempo adentro (en mí), creando armonía, creando belleza.
Entonces la armonía consiste en la conciencia de que el otro, con sus reacciones y decisiones, nos permite conocer y reconocer otras formas. Y, en el tiempo interior, voy ajustando quién soy y quién ya no soy. Quién deseo ser, en la medida en que escojo y dejo de escoger al otro, o en la medida en que me escojo a mí, en paz. ¿Cómo lograrlo? Escogiendo relaciones que nos den la medicina de estar en afinidad, con la valentía (Aries, signo complementario) de soltar lo que no me permite escucharme a mí, con la valentía de escoger esa relación que me puede llevar a un nuevo puerto de quién deseo ser…como proyecto personal.
Interesante es también comprender que el otro nos puede dar o quitar, ver o ignorar Y, en la medida en que me puedo ver decidiendo y reaccionando ante el otro, puedo conocer en mí nuevas formas que integran lo aprendido.
Por eso Libra es Aire, representa esa conciencia-pensamiento que sabe que el otro trae una imagen-información para ser integrada. La armonía se vuelve ese lugar de honor por la presencia del otro… Y nunca es el otro, sino que siempre soy yo la encargada o el encargado de buscar el equilibrio que me permita escuchar. Así, la afinidad se vuelve la única expresión de la conciencia, traducida en paz interior.
La invitación de este ciclode Libra es a buscar el complemento del otro con la certeza de estar en ti misma/mo con la afinidad evaluada día a día, liberando al otro de ti y liberándose el otro de ti en la medida justa, pues se escogen para seguir jugando a los espejitos que somos unos de otros.
Que puedas centrarte en ti cuando escuchas atentamente al Otro y que puedas verle como es, tal cual, prefiriendo este proceso en armonía.
Bendiciones para este tiempo de integración de la buena nueva que el otro siempre trae para ti.

Bendigo la presencia que hay en Ti,
Donde todo el Universo está…
Bendigo la presencia que hay en Mi,
Donde todo el Universo está...