Por Carolina Rodríguez
Psicóloga, fitoterapia, gemoterapia, terapeuta floral
Creadora de Satvica, remedios naturales
En este número daremos a conocer el tomillo, una planta medicinal bastante apreciada, pero no tan conocida. Esta planta  posee un aceite esencial que contiene fenoles como timol y carvacol, flavonoides y terpenoides, los cuales le confieren propiedades antibacterianas, hipotensivas, antivíricas, expectorantes, antiinflamatorias, antisépticas, digestivas, mucolíticas, antioxidantes, carminativas, antifúngicas, analgésicas, demulcentes, antitusivas y diuréticas.
El tomillo tiene que recolectarse con el sol de mediodía, cuando las flores ya han madurado y empiezan a caerse, esto indica que la planta ha terminado un ciclo y está entregando sus semillas nuevamente a la tierra, para volver a surgir en un momento más propicio, que generalmente es la primavera.
Propiedades del Tomillo
  • Fortalece el sistema inmunitario, ayuda a mantener altas nuestras defensas, aumentando la actividad de los linfocitos.
  • Es una planta medicinal efectiva para los casos de asma, laringitis y bronquitis, alivia el dolor de garganta y la tos.
  • El tomillo previene la formación de gases en el tracto gastrointestinal, mejora las digestiones lentas y pesadas.
  • Mejora las infecciones como uretritis, prostatitis, vaginitis, vulvitis o cistitis.
  • Es mucolítico, favoreciendo la eliminación de mucosidad de las vías respiratorias.
  • Esta planta medicinal puede usarse de forma interna y externa para la inflamación.
  • Alivia las jaquecas.
  • Su riqueza en timol la hace útil para las enfermedades reumáticas.
  • Activa la circulación y es un tónico de amplio espectro, revitaliza a nivel físico, mental y emocional.
  • Emenagogo, y antidismenorreico disminuye el dolor asociado al periodo menstrual, existen estudios en que el uso del tomillo comprobadamente reemplaza eficazmente la acción de anti inflamatorios como el Ibuprofeno.
Uso externo:
Para lavativas se prepara una decocción, hirviendo dos cucharadas de hierba por cada medio litro de agua (10 minutos), con ésto puedes lavar zonas afectadas de dermatitis, infecciones cutáneas, vaginitis, conjuntivitis, quemaduras, también como enjuague bucal, para aliviar infecciones en las encías. En caso de rinitis y/o sinusitis, se recomienda su uso en vaporizaciones.
Si se realiza tintura  (se hace una maceración en frío con base en alcohol para extraer sus principios medicinales), se puede emplear en una proporción de 10 gotas en media taza de agua para limpiar y desinfectar una herida o limpiar aonzas afectadas por el acné, pues tiene propiedades tanto desinfectantes como cicatrizantes.  También puede usarse de esta forma para hacer gargarismos y lavativas en caso de infecciones en la zona genital.
Uso Interno:
En infusión, una cucharadita de hojas secas para cada taza de agua recién hervida, puede ser útil para tratar gripe, faringitis, tos irritativa, amigdalitis, bronquitis, y también afecciones digestivas como gastritis, meteorismo, espasmos, colitis, infecciones intestinales, también ayuda a regularizar los periodos menstruales. Cuando se toma como tratamiento para cualquiera de estas dolencias, debe administrarse en dosis de 3 tazas de infusión diarias hasta que cesen los síntomas o durante 7 días en el caso de infecciones.