Por Marcela Jofré Hraste
Historiadora, artista visual, terapeuta energética

Sin duda, son pocos quienes no han escuchado acerca del mítico continente sumergido de la Atlántida, claro está que todavía son bastantes los que la consideran una historia de ficción, ya que la ciencia ‘oficial’ aún no da con sus restos. Sin embargo es uno de los mitos más estudiados y popularizados a través de la historia.

Restos de una muralla en el sector de las islas Bimini (Bahamas)

Algunos dicen que fue una gran isla basándose en escritos del filósofo griego Platón, pero en lo que sí todos están de acuerdo es que fue un lugar en donde habitó una sofisticada civilización, la cual sucumbió ante sus propios logros, que tristemente los llevarían a su propia autodestrucción. En lo personal creo que al igual que en el caso de MU, Lemuria y un largo etcétera, la Atlántida sí existió, ya han sido varios los hallazgos sobre todo en la zona de Bimini , donde se han encontrado restos de calzadas gigantescas y otras estructuras; hallazgos que han sido callados  para mantener la creencia, hasta el día de hoy, que la Atlántida sólo es un cuento sobre un pasado mítico. Curiosamente, sigue siendo el referente de todas las hermandades secretas y de una elite global que muy probablemente tienen mucho más información que nosotros los civiles… y que saben además, que a esa civilización le deben su existencia. Es más, tal es su obsesión con ella que hubo un momento en que se planeó por siglos la construcción de una “Nueva Atlántida”, llegando a ser el sueño y trabajo de figuras prominentes de la historia mundial occidental como Sir Francis Bacon, quien fue un iniciado de la Orden Rosacruz, o en la Orden de los Masones Libres que, en general, han promovido este plan.

El camino de Bimini

El simbolismo de la Atlántida ha sido una constante en todas las sociedades secretas y a través de los ahora famosos padres fundadores de Estados Unidos, se comenzó a implementar este sueño en América, en donde, de alguna manera, la historia se estaría repitiendo. Estados Unidos se ha ungido como el líder de opinión, guía y protector del planeta a ojos de la población ignorante, sin embargo el famoso sueño americano nos está llevando a un punto en que la enajenación y soberbia, producto de creer que en la tecnología está la respuesta a todos nuestros problemas, nos está levando a enfrentarnos a una situación límite de aniquilarnos como humanidad, y de paso destruyendo a nuestro propio planeta.

Mohenjo-Daro fue construido alrededor del 2.500 a. c.

Algunos creen que el poder atómico y las armas de destrucción masiva son algo reciente de la humanidad, sin embargo remanentes de antiguas guerras nucleares han sido encontradas en muchos lugares alrededor del mundo, por ejemplo en las ruinas de Mohenjo Daro en el valle del Indo, (península del Sinai en el medio Oriente), incluso en Escocia, que en tiempos ancestrales fue la parte noreste de la Atlántida y que permaneció sobre el nivel del mar tras el diluvio.
Lo importante es comprender que, al igual que la civilización Muriana, la Atlántida no estuvo restringida a un continente, fue una Era más que una locación particular, la cual convivió con la civilización de Mu por miles de años. Y, a diferencia de quienes habitaron y formaban parte de la pacífica cultura de Mu, los Atlantes fueron la porción de la población terrestre que optó por la tecnología por sobre la espiritualidad y sobre la naturaleza, una decisión muy coincidente con lo que estamos viviendo hoy en día como humanidad. Para mi gusto, estamos frente a tiempos críticos a nivel planetario y de conciencia.

Vuelta al pasado
Pero retrocedamos más de 13.500 años atrás, antes de que la última porción de la Atlántida sucumbiera a los cambios terrestres creados por la mano de falsos dioses. Creo que mucho ya se ha dicho de ella por lo que me quiero referir más que nada al origen de esta elite que nos gobierna desde la sombra, desde aquellos tiempos.
La Atlántida fue el lugar escogido por el mismísimo ENKI para establecer su reino en nuestro planeta y que había logrado sobrevivir a la destrucción por parte de la fuerza invasora liderada por él mismo. Fue entonces el lugar donde dio rienda suelta a sus más increíbles creaciones genéticas por no decir ¡aberraciones!, fue el lugar donde instaló a sus 10 hijos híbridos producto de su relación casi incestuosa y a la fuerza con ISIS, quien al igual que él, era una experta genetista y una Diosa creadora por excelencia. Isis era hija de su propio hermano llamado Ninurta o Enlil, y que fuera vencido en la Guerra de los Titanes, debiendo huir de Tiamat cuando ocurrió el enfrentamiento entre ambos. También era nieta de la mismísima Reina de Orión.

Escultura de Isis

El llamado Génesis del que tanto habla la Biblia, es en realidad el GEN de ISIS, se refiere al linaje real por antonomasia para ellos, es el verdadero Santo Grial. De ahí la importancia que tiene para la elite Global este ancestral lugar, puesto que es aquí donde parten sus linajes, y que se salvaron del diluvio universal gracias a uno de los hijos de Enki: Utnapishtin como nos relatan los textos Sumerios. El llamado Noah de la Biblia, que no construyó un barco, sino que tenía  su propia nave de última tecnología auspiciada por su propio padre, a través de la cual los elegidos lograron escapar, junto con toda la información genética que necesitaban, del cataclismo que terminó por destruir una Era.
En esos tiempos Enki se hizo llamar Poseidón, nombre que también tuvo la principal isla del Reino; reino que se subdividió en 10 y cada uno a cargo de uno de sus hijos. El primero de todos los reyes fue Atlas, por quien se nombró posteriormente todo el imperio.
Poseidón fue muy estricto al momento de mantener en sus linajes la sangre Ariana (llamada la sangre del dragón proveniente de Orión) y Namlú’u lo más intacta posible, sobre todo cuando se trataba de su elite gobernante. Así solamente los hijos de sus 10 hijos híbridos, los llamados Padres, podrían gobernar los reinos de la Atlántida y como la idea era generar todo un Imperio mundial liderado por jefes Atlantes.
Otros reinos también fueron creados a finales de esos tiempos en otras lugares del planeta, como el reino del actual Egipto cuando estaba formado en gran parte por tierras que hoy están sumergidas en el mar mediterráneo, también llamado el Reino de Osiris, correspondiendo al llamado periodo del SET TEPI en la cronología egipcia, donde Enki se hizo llamar Ptah.

Extrañas galerías encontradas en 2003 en Rumania, en los Montes Bucegi.

Cuando los seguidores de Horus provenientes de la Atlántida llegan a gobernar el Reino que se estaba formando, nacerían también los reinos de Europa del Oeste, donde están viendo la luz varios descubrimientos que remecen a la historia oficial como, por ejemplo, las pirámides de Bosnia, bastante desacreditadas, o el famoso laboratorio genético encontrado en las entrañas de los Montes Bucegi en Rumania con tecnología aún en funcionamiento, y que va más allá de todo lo que podamos imaginar.
Claro está que todo esto ha sido cuidadosamente puesto a resguardo del público general por el gobierno secreto a través de su títere número uno, Estados Unidos que ya amenazó a Rumania con bloquearlo económicamente si hacía público el descubrimiento del año 2003, obteniendo como recompensa por su silencio ser aceptada en la OTAN por aquellos años y que el Vaticano le entregara valiosísimos documentos que hablaban del verdadero pasado de su país.
Por otro lado, Marduk, hijo de Emki, se hizo cargo de la extracción de oro en Sud África, en el medio oriente y en Sudamérica, donde se hace llamar Viracocha, el famoso dios blanco y barbudo venido de más allá del mar. Todo esto, antes de que nacieran los Andes y se formara el lago Titicaca, lo cual ocurrió tras el último cataclismo que terminaría con MU y la Atlántida.
Volviendo al tema de los llamados PADRES, es interesante ver los relatos de varios personajes que nacidos dentro de estas familias han comenzado a denunciar, premeditadamente o no, revelando mucha información. Varios se refieren ya a los llamados ‘Padres’ fundadores de los actuales 13 linajes que gobiernan nuestro planeta, dando a entender que aún viven gracias a las tecnologías impensadas para nosotros que la elite ha poseído por miles de años. Como bien relata uno de ellos, los Illuminati son una orden liderada por los 13 Padres, en donde cada uno de ellos lidera un linaje sanguíneo y un coven. Cada Padre apenas puede considerarse humano ya que cada uno tiene el conocimiento y un método específico para prolongar la vida, conocimiento que pueden compartir con sus seguidores más directos de donde nacen los diferentes cultos asociados con ellos, además que corresponden a una humanidad previa a la actual.
Éste es el origen como bien cuentan ellos mismos del mito de los Vampiros. Estos Padres controlan la economía secreta y pública, la milicia, el sistema político, los programas espaciales secretos y públicos, las agencias de inteligencia y un largo etcétera en cada país de nuestro planeta.
Pero si antes mencioné los 10 hijos de Enki ¿de dónde vienen los otros tres hijos? Antes del diluvio existieron en la Atlántida los 10 hijos híbridos de ENKI e ISIS, el primer linaje luciferino, posterior al diluvio MARDUK e ISIS dieron origen al primer linaje sanguíneo satánico en Babilonia (MARDUK- SATAN) , siendo junto con los 10 padres originales la elite Gobernante Global de la antigüedad.
Posteriormente, una vez que ISIS logró escapar y retornar a ORION junto a su abuela y Reina de ORION, NIN y a su padre, ENLIL, MARDUK junto a su hermana ERESHKIGAL quien usurpó el rol y nombre de ISIS para la posteridad, engendraron un segundo linaje satánico del cual viene gran parte de la elite gobernante actual. De estos tres linajes vienen los 13 PADRES de los cuales tanto hablan y veneran las familias de la Elite Global.
Está de más decir que muchos de los conflictos internos de la Elite viene de cuán puro es su linaje, y claro, aquellos que descienden de los 10 padres originales son los más importantes y venerados. Los Atlantes fueron en parte el origen de la Raza Blanca, los verdaderos caucásicos, los dioses blancos de los cuales se habla en varios mitos de las culturas Sudamericana y del mundo.
Como dato adicional, al parecer muy relacionado con estos linajes está el origen del 17% de la humanidad que no poseen el factor sanguíneo Rhesus, es decir los RH negativo que tan en boga se han puesto entre los investigadores alternativos, diciendo que no tienen un origen terrestre y que serían de origen reptiliano.
En esto hay bastante desinformación, pero también verdad, desde el comienzo de los tiempos las elites gobernantes solo buscaron casarse entre ellos para mantener puros los linajes, de ahí incluso que fuera común el incesto y el casamiento entre hermanos, como en las dinastías Egipcias, (se tiene registro inclusive que Amhenotep III de la XVIII Dinastía era RH negativo) y el grupo sanguíneo de prácticamente todas las casas monárquicas actuales y de los que han sido presidentes de Estados Unidos sean RH negativo, y que sigan con tanto celo manteniendo la pureza de su sangre.
Como dato curioso puedo decir que pese a que la monarquía ha abierto sus puertas a supuestas plebeyas para ir con los nuevos tiempos, todas ellas también son RH negativo. Recordemos que desde el comienzo de los tiempos, de esos linajes surgieron los que serían los gobernantes y líderes que controlarían a la humanidad, sigue siéndolo al parecer.
Con esto no quiero demonizar al resto de la población mundial que comparten la ausencia del factor Rhesus, incluyéndome a mí, pues de partida el resto de nosotros no venimos de familias que hayan protegido con recelo y por miles de años que su sangre no se corrompa con la de los otros mortales y, porque al final, todo esto tiene que ver con el grado de conciencia que tengamos y en donde nos enfoquemos: en la luz que es información y en el amor, o en la oscuridad y el egoísmo. Tampoco quiero que se demonice a los Atlantes, pues muchos de ellos poseían almas Namlú’u y de Titanes que fueron capturados para ser reciclados en las nuevas humanidades que estaban siendo creadas. Por lo tanto así como los Murianos rendían culto a la Diosa Madre, muchos de ellos eran almas nobles y elevadas que hicieron de esa Era algo que difícilmente podríamos replicar en la actualidad.
La caída de la Atlántida ocurrió después de miles de años cuando la oscuridad y la agenda de la elite se impusieron para generar disturbios, separación y enfrentamientos terribles entre quienes optaron por creer que la “tecnología” era el nuevo Dios y los que no. Es por eso que es necesario recordar ese pasado para no volver a repetirlo.

Algunos se maravillaron con esta noticia, otros se espantaron, un ejemplo de la lógica de trashumanos.

La élite mundial tras las sombras, con sus vidas, conocimiento y tecnologías que están a años luz de lo que nos presentan como última tecnología…, aún están procurando crear la “nueva Atlántida” para llevarnos a la singularidad, el movimiento que busca transformarnos en trashúmanos, es decir, el reino de la máquina y la toma del control de nuestras almas, que es lo único que ellos no poseen.
Como siempre he dicho, la decisión está en nosotros, la misma decisión por la cual optaron Murianos y Atlantes hace más de 13 mil años, es decir, por la espiritualidad, el respeto y el amor por el planeta o bien, optar por una tecnología que termine por reemplazarnos por completo y que lo único que busca es acabar con el humano actual, por no decir el humano terrano en general, porque lo que nacerá en un futuro próximo estará lejos de serlo.