La era de Acuario, al final de túnel

publicado en: Astrología, Miradas de la realidad | 0

Por Sergio Ureta
Escritor, investigador científico, Médico cirujano-ginecólogo.
Autor de los libros «La inteligencia humana”, «Teoría sobre una deidad Suprema» (Mirada Maga Ediciones), entre otros.

Tiempo atrás publiqué un artículo ¿Se acerca el Apocalipsis? http://miradamaga.cl/eras-astrologicascomo-entender-los-cambios-de-ciclos/Donde describo matemática y astronómicamente cómo se determinan las Eras y el significado que tiene para la humanidad, las cuales se inician con la Era de Leo hace 12.000 años, cuando el Homo sapiens se hace dueño y señor de este planeta, incluso avalado por La Biblia que señala en el Génesis: “Hágase al hombre a mi imagen y semejanza, para que domine sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo, sobre los ganados y sobre todas las bestias de la tierra y sobre cuantos animales se muevan sobre ella.” Y así lo hizo.
Posteriormente fue avanzando cada Era en sentido inverso por efecto de la precesión de los equinoccios. Se sucedieron las Eras de Cáncer, Géminis, Tauro, Aries y finalmente Piscis donde nos encontramos
Estas Eras se suceden cada 2.160 años y la de Piscis inició en el año 1 con el nacimiento de Jesús El Cristo.
Estamos finalizando la Era de Piscis, matemáticamente faltarían 139 años, sin embargo, como es sabido, los profetas anuncian la venida de una nueva Era, muchos años antes de su nacimiento. Lo mismo está ocurriendo ahora, con la diferencia que Acuario, por tratarse de una entidad cosmopolita, en el sentido que no manifiesta límites culturales, estéticos, económicos, ambientales, etc., no lo representan personas individuales.
Y esto es importante de mencionar, porque la gran crisis humanitaria de esta Era  es que se ha privilegiado el individualismo. Primero yo, segundo yo y tercero, mi entorno inmediato, es lo que apreciamos en política, en la economía, en las relaciones personales, en los poderes fácticos que controlan el 90% de las riquezas y no conforman más de un 5% de la población, contra esto se rebela el resto de la sociedad, que es lo que manifiesta el signo de Acuario y corresponde al apocalipsis de la Era pisciana, donde estas “autoridades” dominantes, hacen notar la pérdida de respeta ante ellos, que privilegian su propio beneficio económico, que es desmedido e injusto.
Por esta razón, Acuario al tratarse de una entidad no individualista, no existen profetas, sino que son agrupaciones de Homo sapiens. Un grupo que se ha destacado son los que conforman el llamado “New Age”, que se manifiestan a través de sus distintas expresiones, conformarían estos nuevos profetas.
Recordemos que la esencia de Urano era enterrar todo lo que creaba y que Gea solicitó a su hijo menor Cronos-Saturno para que lo eliminara.
Así, en esta Era de Acuario que se nos avecina, están apareciendo las distintas manifestaciones de este New Age, que están haciéndose presente como un conglomerado muy preocupado por el bienestar colectivo.
Un ejemplo cotidiano para explicar su accionar, menciono el caso de los alpinistas del Everest, que aseguran que lo más importante para ellos es que “el otro” esté perfecto para la propia sobrevivencia. Esto refleja la esencia de Acuario, rechazando el individualismo que solo favorece a unos pocos.
Hemos apreciado que los “estallidos sociales” que han ocurrido en el mundo, que no tienen un activista especial, sino distintas entidades que podríamos catalogarlas dentro de este New Age, que por cierto, es difícil de definir, sin embargo, encontré una que lo expresa de una forma consensuada: “Es la creencia en varios elementos, tanto sagrados como científicos, que, al ser seguidos por el sujeto interesado, éste obtendrá como resultado una etapa de renacimiento espiritual de todo y de todos, que tendrá como resultado la evolución cósmica” (Graef 2001:62).
Incluso la pandemia del Sars Cov 2 (coronavirus) y de otros virus que de seguro vendrán a “reordenar” esta desigual de la humanidad, son parte de esta nueva Era. De hecho “quebraron” económicamente los restoranes de lujo, las empresas de viajes y los retails, entre otros, aunque este último solo un poco, porque sus dueños tienen mucho, mucho dinero, así que una cantidad de miles de millones perdidos no les afecta.
Acuario rompe esquemas y lo vemos en múltiples manifestaciones, tal como el aborto, cuando se estigmatizó que sería otro método anticonceptivo, el tiempo demostró que no fue así, el 90% fueron violaciones a menores de 16 años, este resultado fue tan impactante que el argumento dado por sus detractores fue “enterrado” que es la esencia de Urano.
Y así podría enumerar una larga lista de injusticias, tales como los sueldos mínimos miserables que percibe el 70% de la población y que lo determinan los parlamentarios cuyos sueldos son millonarios. La salud precaria de la población pobre, respecto de la de altos ingresos, la locomoción colectiva atiborrada de gente de menos recursos respecto de los que tienen movilización propia y así se podría enumerar un largo etcétera de ejemplos.
Toda esta gran desigualdad será “enterrada” por Urano en esta nueva Era, incluso permitirá que la fe auténtica por convicción se manifieste y no aquella por conveniencia.
Los cambios serán tan relevantes como en el inicio de la Era pisciana, donde se apreció un gran sufrimiento corporal entre los cristianos. Acuario al ser un signo de aire, sus cambios y el sufrimiento para muchos será de nivel mental o intelectual, sin embargo, orientará a conseguir un mundo más equitativo y más justo.