Desde Argentina
Isska Akshara
Terapeuta en Kaula Tantra/ www.issska.net

La mayoría de las veces es el nivel individual el que no permite percibir el Tantra. Se quedan pegados a un punto de vista pervertido de la realidad, pero básicamente hay que comprender que éstas representan lo que cada uno lleva consigo mismo…

Voy a explicar esta frase más en profundidad: Todas las represiones o zonas que no fueron resueltas en su sistema familiar o en la cultura, el ser humano lo vive como una limitación mental, o bien llo canaliza como crítica; la condensación de un problema que no fue resuelto por generaciones anteriores, se condensa en el cuerpo, pero como enfermedad. Así por ejemplo hay personas que proyectan su sadismo en la desnudez o en la propia sexualidad.

Ir en busca de la espiritualidad, considerando al ser humano como entidad que no está separada del mundo, y alcanzar las cumbres de la vida mística dejando surgir la consciencia a través de los deseos y pasiones controlados, es lo que propone el Tantrismo de Cachemira. Desde esta perspectiva, no se considera que las pasiones sean antagonistas de la vida mística. El tantrika utiliza directamente la energía de la pasión y es en esa vorágine donde el ardor disuelve el ego.

El Tantrismo Shivaita nació hace más de 7.000 años en el valle del Indo, este movimiento místico, científico y artístico de la cultura dravidiana abarca la totalidad de las potencialidades humanas, sin excepción, y concede un lugar de privilegio a la actuación del adepto que se compromete totalmente con el camino del conocimiento. Es probablemente la única filosofía antigua que tras atravesar todas las turbulencias históricas, invasiones y tiranías, nos ha llegado intacta a través de una transmisión de maestro a discípulo ininterrumpida.

El Tantra es una ciencia experiencial, que le da una ascesis luminoso, en la que la adoración por la mujer como manifestación del principio femenino Shakti es lo esencial. Aspira a devolver al Ser la totalidad de su potencial sensorial, emocional e intelectual, por la rehabilitación de los deseos y pasiones. Es la única también que ha conservado la imagen de la Gran Diosa sin invertir la relación de poder entre la mujer y el hombre para favorecer a este último. El principio masculino shiva, la consciencia, el enfoque, el sostén de la energía. Es un camino que la mística se conjuga con lo cotidiano. Lo femenino y lo masculino, la luz y el inconsciente, el yin y el yang, etc.

Entonces Shiva y Shakti, inseparable pareja de divinidades, dioses de la danza del éxtasis y creadores del yoga. Es esencial tener en cuenta que el Tantrismo se ubica más allá de toda separación entre la luz y las tinieblas, entre los hombres y Dios. Es no dual.

El cuerpo es el templo sagrado que tenemos para experimentar la vida, honrando su cuidado para el propósito de la experimentación consciente y la resignificación de cada acto en aprendizaje para el desarrollo del humano.

La Consciencia es el lugar del culto, es el camino donde se produce la Unión, la armonía, el despertar, el éxtasis es la vasija donde fluye lo divino. La ciencia de los Chakras, aprendido desde la práctica de un Hatha Yoga Tradicional Tántrico, y la toma de consciencia sobre la resonancia de nuestro microcosmos con el macro, es un descubrimiento continuo de despertar, misterio y sabiduría.

Despertar y aprender a transformar y re orientar al cien por cien nuestra sexualidad ayuda a abrir nuestro canales energéticos, nadis. nuestro corazón y nuestra conexión con la existencia, con lo divino. Conocerte en el plano sexual amoroso le da a tu consciencia, autoconfianza y la inteligencia de tu libertad verdadera.

El tantrismo es un camino de amor total que conduce hacia la libertad del Ser.