Por Marcela Contreras
Terapeuta holística /www.terapiasananda.cl

A veces nos ocurre que pensamos tanto en el futuro, que vivimos en un estado de preocupación, pero ojo, que por mucho  que te preocupes, no cambiarás nada.

Es importante que tengas cuidado en no confundir el estado de preocupación con el de hacer planes para el futuro, poryectar metas o sueños.  Pues si estás haciendo planes para mediano o largo plazo, y la actividad del momento presente puede contribuir a que ese futuro sea mejor, eso no es preocupación.  Sólo es preocupación cuando de alguna manera te encuentras inmovilizado en el presente, por algún acontecimiento que podría suceder más adelante. Entonces, ten cuidado con autosabotear tus planes o tu presente, ya que aunque no lo creas o seas consciente, existen retribuciones psicológicas, para mantenerte preocupada. ¿no lo crees? Revisa esta lista:

closer5-Con una preocupación, puedes evitar tener que correr riesgos

-Como la preocupación es una actividad mental del momento presente, de este modo, al gastar tu vida actual inmovilizado por la ansiedad que te provoca el futuro, evitas el presente y lo que en éste haya de amenaza.

-Resulta muy útil para justificar ciertos comportamientos autofrustrantes.

-Al provocar úlceras, hipertensión, calambres, dolores de cabeza, etc., obtienes atención de parte de los demás y también la posibilidad de autocompadecerte.

Aquí te propongo algunas estrategias para eliminar la preocupación

1.- Empieza a ver tus momentos presentes como un tiempo para vivir, para desarrollarlos, disfrutarlos, desmenuzarlos, te darás cuenta que tendrás poco tiempo para obsesionarte y generar ansiedad por un eventual futuro que aún no ocurre.

2.- Reconoce lo absurdo que resulta la preocupación, contextualiza la situación, de darás cuenta que faltan elementos para completar un hecho que aún no ocurre.

3.- Si tienes miedos, temores, comienza a enfrentarlos en tu presente con pensamientos, estrategias y comportamientos productivos, asertivos y positivos para ti y los demás.

De a poco podrás sentir que una preocupación no es más que una pérdida de tiempo de un valioso presente.