Por Valeria Solís T.

La primera vez que me topé con una constelación familiar, no entendí cómo la memoria ancestral familiar era representada por un grupo de personas que yo no conocía. En esa oportunidad no representaron una escena que yo hubiera contado, apenas dije algo. Hice una pregunta ¿cuál es la relación con un integrante de mi familia? y ahí se desplegó una escena que retrató relaciones, poder, ausencia, sentimientos, comportamientos. Mi conclusión fue, «la Tierra nos memoriza a todos». Años después profundicé en la experiencia, ¿qué estaba escondido en esos comportamientos que me espejeaban mi realidad? Entrevisté y seguí experimentado.

Fernando Aylwin, es ingeniero comercial como profesión de origen, pero fue cautivado por esta terapia y la vida lo llevó a hacer un cambio radical en su vida y su quehacer, por eso desde hace cinco años es constelador familiar y  organiza talleres y consultas personales para desentrañar relaciones y vínculos que pudieran dar respuestas certeras a conflictos o «ruidos» cotidianos. Aquí la conversación, su experiencia, su mirada y su explicación detrás de esta terapia reparadora.

¿Cómo te vinculas a la terapia de las constelaciones familiares?
-Anecdóticamente es una vuelta muy curiosa. El detonante fue una mala calidad del sueño. Ese problema me llevó a un otorrino que me sugirió que bajara de peso. Si bien no estaba gordo, me explicó que el cuerpo por peso también influía en el dormir. Fui a un centro de nutrición y pagué por un pack que ofrecían y que incluía la sesión con el sicólogo del lugar, que resultó ser Vilma Bustos (sicóloga especialista en constelaciones familiares y Experiencia Somática), y ella en la sesión me contó de qué se trataban las constelaciones familiares y trabajó conmigo de acuerdo con mi experiencia familiar y mi historia. Yo quedé medio marcando ocupado, muy curioso con esto. Paralelamente, yo estaba en sesiones de acupuntura y esa misma semana fui a mi sesión normal y a mi doctor a pito de escopeta me dijo que yo debería formarme en constelaciones familiares. Ahí quedé en shock, porque no había ningún punto de ligación entre un personaje y otro, me pareció que no era una coincidencia, después, el viernes de la misma semana, Vilma me llama para decirme que al día siguiente habría un taller de constelaciones familiares dado por un especialista argentino, donde ella se había formado. Y fui. Ahí terminé de quedar absolutamente anonadado por esta técnica terapéutica.

¿Qué fue lo que te impactó más?
-Para mí es una técnica terapéutica, y lo impactante fue ver cómo la información que entrega esta técnica con cada persona se acomodaba a cada temática presentada en el taller, y cómo la persona que iba con una inquietud se llevaba mucha información para su proceso personal.

¿Te impacto más el nivel de información que podía surgir dentro de una constelación o la dinámica que se generaba?
-Ambas cosas, porque además, como efectivamente resulta en cada taller, cada persona que va ahi, independiente si presenta o no una situación para trabajar, de todas maneras sale o termina «trabajado». Entonces resultó que de todo el día observé que yo había trabajado y había podido cuestionarme y observar diferentes temáticas de mi propia experiencia familiar a partir del a experiencia del otro. En el taller al que fui no hice de representante ni fui consultante. Quedé impactado por la técnica, me llamó mucho la atención como la experiencia de un tercero puede ayudar y, por ende, los resultado que se entregaban tanto para quien presentaba un caso como a aquellos que eran representantes o testigos. Era una multiplicación de información y de posibles resultados que se daban a todo nivel.

IMG_2447 ¿Te calzaba al verte reflejado en otro?

-Lo mío fue desde el consciente, y la razón fue porque yo llego a ese taller después de un largo camino de trabajo personal, de inquietudes, de muchos tipos de terapias personal, no me pilla sin nada.

Eras un buscador desde antes…
-No sólo buscador, sino un trabajador personal desde mucho tiempo antes que me llevaron a decir: me gustaria desarrollar, arreglar, solucionar, sanar, son conceptos que caben en esto, por eso te digo que conscientemente me ayudó a ver capitulos de mi vida, formas de relacionarme, eventos concretos en mi vida a través de los diferentes casos que se presentaron.

¿Y ahi decides formarte o hubo un largo paréntesis?
-Ahí volvemos a la anécdota, si bien quedé impactado ese sábado, yo volví a mi mundo. Yo de profesión formal soy ingeniero comercial y en esa época trabajaba en un banco dedicado al tema de inversiones, volví a mi mundo. Pero un día me llamaron del centro de Argentina que había organizado el taller al que fui para invitarme a la formación. Yo siempre pienso que Dios cuando te quiere mandar un mensaje utiliza todos los medios, personas necesarias con tal que el mensaje te llegue y no te quepe la menor duda. En ese sentido en ese momento no se me ocurrió de ninguna forma dedicarme a trabajar en eso, pero después conversé en profundidad sobre la formación y pensé que esta terapia me gustaba para mi trabajo personal y bajo esa aspiración dije que sí. En 2009 inicié mi formación y comencé a ir a los módulos.

¿Cuanto tiempo duraba esta formación?
-En total puede durar cerca de tres años, porque la formación formal que son 18 módulos aproximadamente se dan en dos años y medio. En mi tiempo era en mi tiempo impliun fin de semana al mes, de marzo a diciembre, más los requisitos que implicaban tres requisitos: un trabajo práctico de constelaciones dando charlas desde lo teórico; luego una autobiografía o tesis evaluada desde el centro de Argentina, y al final venía la supervisión en vivo, que era una constelación pública con una persona que venía desde Argentina a evaluar mi trabajo.

¿Y al concluir la formación renunciaste al banco o lo trabajas paralelamente? 
-Pasó que quedé sin trabajo tras una fusión del banco.Busqué trabajo como ingeniero comercial, y pasaron los meses y no me aparecíani  un trabajo nuevo, entonces me cuestioné ¿qué significaba no encontrar trabajo? Paralelamente yo ya estaba en mi formación, y tuve una experiencia vital, que fue la que me sacó la venda de los ojos: Fui a un congreso en Buenos Aires organizado por la escuela que me formaba, participaron unos 300 consteladores, esto fue a fines del 2010, fue una experiencia concreta donde yo era el único alumno, el resto eran consteladores profesionales de distintas partes de América, y fue ahí que sentí y entendí que no tenía que buscar más trabajo como ingeniero comercial, sino dedicarme a esto. Volví a Santiago y nunca más envié un CV como ingeniero comercial y pedí permiso a mi escuela para empezar a trabajar lentamente y ser supervisado desde diciembre del 2010. El proceso lo inicié con personas amigas, en forma individual, y lo hice supervisado hasta que me certifiqué, ahí recién comencé a invitar a la experiencia de talleres. Hoy realizo la constelación individual de lunes a sábado y lo intercalo con talleres grupales.

CONSTELAR
993652_374792655959062_1017457777_n¿Qué son para ti las constelaciones familiares?
-Esta técnica terapéutica da la posibilidad a que una persona cualquiera pueda tener una mirada nueva y distinta sobre su persona, de su presente, de su historia personal y de su historia familiar: surgen respuestas a quién soy, descubrir cómo poder mirarse desde un lugar nuevo, relacionado con su presente, con su pasado personal y familiar, en un mundo de interrelaciones. Es decir, el gran descubrimiento es que la persona no es un ser aislado,y ésa  es la gracia de la mirada sistémica, se interrelaciona, se ha interrelacionado y se interrelaciona con el mundo. Es una mirada que te permite desarrollar mucho la misericordia.

¿En qué sentido?
-En general, cuando una persona pide ayuda terapéutica al menos en nuestra cultura chilena, cuando están aproblemadas por lo general están cargadas de culpa, «siento que no me resulta mi trabajo», «siento que no me resulta mi relación de pareja», etc. y por ende, yo soy el culpable. Esta técnica ayuda a liberarse de esa culpa y darse cuenta que muchas de las cosas que nosotros tenemos es fruto de nuestra interrelación histórica y cultural tanto para mi presente, mi situación cotidiana, como también mi interrelación histórica pasada.

Para quienes las constelaciones familiares le resulten ajenas, porque entiende que su vida depende solo de sí mismo, de su camino, cómo se le puede mostrar que la historia de nuestros ancestros sí determinan nuestro presente, y en qué pueden determinarlo.
-Partamos de cosas científicas, las formas de vivir se viven desde la genética, es decir, cada uno de nosotros somos producto de la unión de un óvulo y de un espermio, y por lo tanto, desde esa unión hay características genéticas únicas y exclusivas transmitidas por ese espermio y ese óvulo. Eso está absolutamente demostrado. Por lo tanto, cada persona puede dimensionar cuántas cosas son heredadas o transmitidas, e incluso, puede ir más atrás y darse cuenta que ese óvulo y ese espermio fueron productos de otros óvulos y espermios, y así… También vemos que el sistema muestra que situaciones pasadas no resueltas pueden transmitirse a generaciones presentes.

constelaciones¿Desde dónde y cómo?
-Las constelaciones nos invitan a pensar que la vida de una persona no es solamente biológica, genética, y por tanto, los síntomas físicos, síquicos que manifieste  podrían tener explicaciones que no sólo están en su cronología personal. Entonces la pregunta es ¿de dónde viene? Y ahí la invitación es: miremos a este ser humano relacionado con su historia y démonos cuenta que lo que hoy es un síntoma síquico puede ser la respuesta a una situación vivida previamente en su historia personal. Si hoy vivo una depresión, por ejemplo, puede tener un origen en mi historia de atrás, no vino de la nada, no es algo mágico que ocurrió, hay una explicación que está atrás. No sólo eres una persona de 40 años, eres la historia que hay detrás.

¿Lo que se hereda es porque la experiencia fue traumática para el ancestro?
-Principalmente lo que no está resuelto en tu vida (puede tener un origen en el árbol familiar), aunque no existe una cosa lineal que indique que tal experiencia sí o sí se manifestará más adelante en la descendencia. Es decir, la experiencia anterior puede tener múltiples manifestaciones futuras. La constelación permite mirar el síntoma de hoy que puede ser por ejemplo, que la persona viene con dificultad para elegir bien una pareja, entonces, dado ese síntoma vamos a ver qué paso en su historia, y vemos desde dos generaciones para atrás, y podemos encontrar que ahí existe un problema de interrelación entre esposos que probablemente se manifestó en otra generación, o bien , puede tener una manifestación, un síntoma, totalmente distinto como por ejemplo, ser excluido de los trabajos o tener problemas con la autoridad, aparentemente nada que ver con el tema pareja, pero el origen sea ése.

Y así como se puede heredar el conflicto, también se puede heredar lo positivo que vivieron nuestros ancestros.
-Exactamente, exactamente. Lo importante de las constelaciones es que permite ir a una situación anterior y darnos cuenta qué es lo que pudo haber sucedido y a partir de eso lograr una nueva imagen de la situacióndistinta, para que la persona que consulta puede tener una nueva imagen dado que solo, no la ha podido tener. eso es importante, las con, es decir, dan la posibilidad de poder mirarse desde un lugar distinto.

Entre el consulta, el que representa y el que es testigo me imagino existen distintos niveles para recepcionar la información. Vamos al consultante, ¿porqué le podría resultar sanador o reparador esta experiencia, llega al inconsciente al  visualizar la imagen?
-La constelacion no es mágica, es un trabajo terapéutico donde se trata de entregarle una herramienta al consultante para que pueda hacer el trabajo personal, entonces la gente que participa o ayuda en la constelación le entrega la información. La persona que consulta desde su madurez, debe definir si le ayuda o no, así como en cualquier trabajo terapéutico maduro, la responsabilidad queda en quien solicita.

En el fondo, creo que lo importante es que las constelaciones familiares no se trata de un juego de rol.
-No, no es un juego de rol, porque en el juego de rol la persona que es representante se le dice a quién, cómo y qué debes decir. En la constelación familiar, coloqué un representante y no le entrego ninguna información e incluso en constelaciones más avanzadas ni siquiera se le dice a quien está representando, a ese nivel del inconsciente se despliega, pero en general se le dice serás el tío, el padre o la persona consultante, pero a veces, no se le dice nada.

¿Cómo se lleva a cabo la constelación?constelaciones_familiares
-Supongamos que estamos en una experiencia grupal: se acerca el consultante al terapeuta y le dice «tengo problemas de relación con mi hija», y el constelador ocupa los primeros minutos para desarrollar una primera entrevista con la finalidad de que pueda hacer una posible hipótesis sobre qué es lo que le sucede al consultante, porque puede haber otro problema de fondo, luego el terapeuta solicita ayuda a diferentes personas que están ahí para que ayuden a representar una posible situación que le está afectando al consultante.

Ahí se integran los representantes que puede ser la hija, la madre o el padre…
-Supongamos que la relación con la hija sí es el problema principal, entonces el terapeuta averigua qué es lo que está afectando en ella como madre y luego se ve a su familia de origen, a sus padres, ahí se despliega una representación, la cual puede dar cuenta que el problema tiene que ver con la relación de la madre con su propio papá, o ir más allá y averiguar qué le pasó a ese papá en su origen, qué fue lo que vivió el padre cuando fue hijo, o qué cosas influyeron en su historia para tener un comportamiento con esa hija que hoy es madre.

¿Después se cierra la escena representada en una suerte de perdón con el causante del conflicto o queda abierto?
-En una situación ideal, perfectamente podría ocurrir que a través de la técnica de la constelación y la habilidad del terapeuta se produce esta reconciliación familiar entre los representantes, eso es lo ideal, pero la casuística nos muestra que así como casos y personas existen, existen resultados posibles, es decir, a veces el consultante no necesita una situación ideal y que «de regalo de cumpleaños» reciba la reconciliación, porque la persona tal vez no la pueda sostener, y que sólo pueda sostener mirar esta situación, sin un aparente resultado.

¿Y eso lo identifica el constelador o el consultante dice llego hasta acá?
-Un buen constelador no forza situaciones, respeta mucho lo que suceda en cada constelación y en ese sentido es respetuoso de lo que la constelación muestra, que puede ser buena, ideal, no tan buena o directamente negativa.

Me imagino también que hay una situación de tiempos físicos, ¿cómo se maneja el tiempo de cada constelación?
-El terapeuta tiene que tener la habilidad y la empatía necesaria para darse cuenta por un lado, qué está ocurriéndole al consultante, quin es el más importante, ver qué le pasa al consultante, qué es lo que puede mirar y hasta dónde puede mirar. Si el terapeuta no es capaz de empatizar con los tiempos del consultante, no es un buen terapeuta.

Pero es una mezcla de intuición y empatía, de sentir al otro.
-Absolutamente, es de olfatear, de saber mirar con ojos más profundos lo que le pasa a la otra persona. Y luego, teniendo muy claro lo que le sucede al consultante, tener el enfoque de lo que sucede en la misma constelación, y eso implica poder saber mirar a cada uno de los representantes, porque cada representante está al servicio de la historia del consultante, entonces el terapeuta debe también saber mirar a los representantes. Mirar todo el mapa.( Más información en FB «creciendo constelaciones familiares y fernandoaylwin@hotmail.com)

 

 
En FB «Creciendo constelaciones familiares», y participo en una web www.terapiasholisticas.cl