Los desafíos de la mediumnidad, parte I

publicado en: Miradas de la realidad | 0

Por Sybila Oráculo,
periodista, médium, astróloga kabbalista
@sybilaoraculomediumastrologa +56974775875

Ayer un fenómeno. Hoy, una manifestación calificada como ciencia cuántica, e incluso tema de género, que Urano en Tauro nos instala como parte de esta era acuariana.
Dicha condición se manifestó aparentemente en la antigüedad, más en las mujeres y fueron, obviamente, las más discriminadas y atacadas. Sin embargo, no hay pruebas si la condición mediúmnica se manifieste, de mejor manera en mujeres que en hombres, niños, razas o etnias, pues existe en todo el globo planetario, cada árbol genealógico lo posee. Y hoy, sabemos mucho más sobre ella.
Suponemos, que en el pasado el hombre no debía dar a conocer dicha condición si la tenía…ante un escenario en que las mujeres eran quemadas y torturadas. Así como en la política, en la cultura, la discriminación de la sociedad hacia la profetizas, fue también muy conveniente desde lo económico. Estudios históricos de la cultura grecorromana nos muestran cómo la condición profética (en los oráculos como Delfos y la Dodona, por nombrar algunos) eran manejados por hombres en sus arcas administrativas.
Debes imaginar el nivel de efectivo empresarial que significa hoy ir a un lugar de peregrinaje sagrado; ¡así mismo era en aquella época! Organizada, política y dogmáticamente por hombres; en donde se manejaba el dinero desde el poder, ¿absolutamente criticable en lo económico? no, como un legado espiritual patrimonial. Ciudades enteras se movían gracias a estas manifestaciones y le deben su desarrollo urbano. ¿Será muy diferente a la manipulación económica que se hace hoy de la cosmovisión de los pueblos originarios?, no, porque es parte de nuestro desarrollo como seres humanos y en ello existen muchos errores en el camino. La mediumnidad como patrimonio cultural dentro de los bienes intangibles espirituales, es parte del acceso a una cosmovisión.
Esto nos lleva a pensar en el tremendo rol e injusto reconocimiento de todas estas mujeres explotadas espiritualmente por el mercado de aquel entonces. Paralelamente, hoy podemos tomar más conciencia de que en la magia como escuelas de magia, cunas de médiums. La historia también fue escrita en su mayoría, por hombres que mujeres, pese a que cuando estudias los anales sabemos de las grandísimas representantes de la alta magia, sacerdotisas, reconocidas alquimistas. Por estudios antropológicos, sabemos que no mataron tantas brujas reales de oficio como mujeres, acusadas de brujería por algo bastante más prosaico como no acceder a realizar favores sexuales o sometimientos a sus dueños…
La literatura y el poder editorial respecto de ello, también sigue siendo mayormente de varones con algunas excepciones como las Sibilas, que era profetizas con estudios superiores al mismo tiempo eran escribas, literatas, que finalmente se retiraban hacia el silencio en su vejez o mujeres participantes de la única escuela que aceptaba mujeres en aquel entonces: La Pitagórica.
La imprenta hizo sus mayores ganancias con la aparición de los escritos horoscopales y libros sobre profecías; muchos de ellos acomodados de fuentes difusas y dudosas. Iniciando la era de la prensa amarillista. Quizá, como hoy la internet ayudó en difundir el fenómeno, pero no en ser un aporte al desarrollo de su técnica o su debate eficiente, en una primera etapa.

Filosofo y escritor francés quien sistematizó y publicó experiencias con espíritus. Autor de «El libro de los médiums» entre otras obras guías. Parte de su historia se puede ver en Netflix.

No es menor que todos los circos, grupo viajero, necesitaran tener indispensablemente una quiromántica vidente en sus presentaciones. Adherido dentro de la discriminación de “fenómenos” así como se explotó, así mismo sobrevivió junto con esos grupos humanos de lo negado, escondido, pero morbosamente visitado. Luego en tiempos de reivindicación modernista, implícita o explícitamente se usó para el reconocimiento social. Esto fue muy común en la década de los 40 y 50 en países como Francia, Inglaterra cuyos fenómenos de las mesas levitantes y los centros espiritas sirvieron de carne de cañón para la prensa amarilla. Lo bueno fue que detrás del show, los interesados en resolver la verdadera historia, tejieron tremendos logros aplicando modelos del método científico de las ciencias sociales. Innegable es el aporte de Allan Kardec.
Desde los 60 en adelante, comienza otro proceso extremo. La mediunidad fue protagonista de la psicodelia y el universo hippie, asociada a la droga, los excesos, el arte, lo cual afortunadamente está transformándose. Un tiempo de paradojas, excesos, pero sin el cual no hubiéramos avanzado tampoco. Ahí comienza un tremendo debate en torno de ese exitismo profético new age de personas desde todos los lugares sociales. Los médiums de los 40 exacervando su capacidad, seguían muriendo, al igual que en el pasado, de enfermedades comunes como diabetes, paros cardiacos. Reconocidos son los casos de gente excepcional como Edgar Cayce. Sus caminos partían muy jóvenes y en extrañas circunstancias, a veces, el desgaste y la pobreza; luego una lujuria exitista o sobre explotación personal o colectiva.
Los personajes de hoy, a pesar de esta condición que ilusoriamente podría hacerlos sentir especiales, poseen los mismos rangos de problemas de salud y cotidiano que cualquier otro mortal. Costó entender que no es una condición especial y, como cualquier don, se pierde o se difumina sin un adecuado entrenamiento. A estas alturas, está más que probado.
Gracias a las investigaciones, científicas por cierto, comienza un nuevo periodo en donde la activación interna de la glándula Pineal explica que la salud física es indispensable para la mantención y potencia de esta condición virtuosa que cualquier humano puede adjudicarse. Sin embargo, ¡seguimos moralizándola!.
A partir de los ´80 hasta la actualidad, tras bambalinas existe una competencia moral entre quiénes la ejercen con mayor credibilidad. Así, los llamados canalizadores de seres de luz dicen estar en frecuencias más altas que aquellos que hablan con desencarnados…Se polariza desde el juicio el actuar de médiums silenciosos, que pasan casi desapercibidos de las redes sociales, porque han sabido ver precisamente los peligros de la época. En la realidad, en ambos casos, existe gente que ha llegado a ser declarada con esquizofrenia o problemas siquiátricos. Dado que en no importa de dónde vengas no hemos tratado con la suficiente claridad y respeto a la mediunidad.Tenemos innumerables películas, basadas en experiencias reales. Nos ha servido para mejorar escuelas experienciales y avanzar. Muchos libros, relatos e investigaciones.

¿Es la mediumnidad una profesión?
El reconocimiento de los médiums como un oficio terapeuta, profesional es también un debate presente. Desde siempre ha colaborado con la policía, pr ejemplo. También están los espiritas, más tradicionalistas, no aceptan el cobro de servicio por estar basados en un dogma cristiano. La doctrina kardecista, especifica que la mediumnidad es masiva, es decir, debe ser completamente desinteresada de acceso a todo quien desee enfocarse en convertirse en un médium con un servicio crístico. Bastante admirable en todo caso, los líderes espiritas han fundado colegios, orfanatos, servicio a los necesitados debido a la pobreza, enfermedades, dada la explotación tan grande en países latinoamericanos. Sus exponentes son personas de mucha cultura y preparación. Tuve la oportunidad de conocer el admirable trabajo Dibaldo Franco, de Brasil, denominada capital mundial de la mediunidad. País natal de quien fuera uno de los más grandes médium de América Latina, Francisco Cándido Xavier.
A su vez, los católicos, se dedicaron a exiliar y ocultar de sus filas a los radiestesistas e investigadores de alquimia y canalizadores. No aceptaron esta condición públicamente, sino hasta que tuvieron que recibir adiestramiento e incluso fundaron la Escuela de exorcistas guiados por judíos, quienes son los que más experiencia tenían respecto a la Demonología. Un fenómeno que va de la mano con la mediumnidad.
Los judíos poseen una condición natural para la visión profética, pero el ejercicio y la formación de ellos en el proceso, es muy exigente y profunda. Silenciosa y quizá reservada a los kabbalistas más entregados a la meditación en sus 5 niveles (dos de ellos requieren un conocimiento elevado en gematria -método de interpretación de nombres, palabras y frases hebreas basada en la asignación de valor numérico a cada carácter del alfabeto hebreo- con mucho hermetismo). En el pasado, fue protegido, explican ellos, de la barbarie y manipulación del mundo. Reconocen la capacidad profética, en patriarcas y matriarcas en la sabiduría de la Torah, siendo excepcional las enseñanzas de Deborah, Ester o Miriam. Todo lo cual parece maravillosamente una oportunidad para la humanidad si no fuese opacado por las religión tradicionalista y cercada.
La kabbalah accesible al ciudadano recién se abre en los años ´70. Les ha costado mucho prejuicio avanzar para hacerse entender, dado la gran exigencia que posee.
Por alguna razón, o más bien, una muy buena razón astrológica de la era de piscis, ninguna línea ha logrado ser una fuente de suministro lo suficientemente certero para educar a la humanidad sobre este tema.
Desde lo urbano, tenemos al médium de televisión, redes sociales o influencer, organizado en un estudio. Basan el oficio mediúmnico como parte de la cartera de su formación de terapeutas. Sin embargo, sabemos que no todos los terapeutas son médiums o ejercen, u observan las tradiciones antiguas con distancia ya que circunscribirse a un dogma de escuela hermética no es su norte.
Cada vez más, las escuelas de iniciados están quedando obsoletas ya que además de lo anterior, el fenómeno disfrazado de escuela ocultista, ha hecho aguas con estafas y suicidios masivos de sectas, situación que antaño no ocurría porque una escuela hermética era altamente exigente. En los ´70 las escuelas con dicha intención en el fondo se transformaron en sectas fundamentalistas incluso con violencia y peligro para la integridad de una persona. Las sectas como fenómeno social posee como puente-ancla la mediumnidad ya que sus líderes dicen ser emisarios de algo superior.
Todo ese proceso sociocultural espiritual, va dando paso a la eco-mediumnidad. Aquí nos encontramos ante otro fenómeno: personas muy conectadas a la naturaleza, los animales, los devas, las yerbas, el arte. Su escuela es la experiencia sintiente, sin teoría alguna, pudiendo sufrir delirios físicos o psicológicos extremos. Por eso también se plantea como debate, porque se han creado sectas con este paquete de propuestas. Inolvidable personaje fue Antares de la Luz.
En el medio tenemos al profesional graduado con estudios superiores, que suele renegar catalogarse como vidente, psíquico o médium. El estigma social histórico es muy potente para su formación científico-académico, sin embargo, mientras más se estudia la glándula pineal, más claro nos queda, que ese tipo de personas son médiums naturales.

Croata Nikola Tesla

Existe mucha gente que canaliza, sin saberlo, sin poseer consciencia mediúmnica, pero que sin embargo lo es de manera natural. Los espiritas han llamado a este grupo: médium científicos. Se ha estudiado que gente del arte, la música, grandes exponentes científicos fueron en el fondo canalizadores de estas informaciones que cambiaron la historia de la humanidad como Albert Einstein, Hipatia de Alejandría, Nikola Tesla, entre muchos otros.
Mayormente alejados de las prácticas que podrían ser ritualistas si no más con investigación de laboratorio. El médium intelectual moderno, no adhiere a sistemas de creencias si no que se aboca a estudios empíricos de campo y a la realización de autodescripción personal y experimentación abierta como el argentino Sebastián Lía, cuyo sitio se denomina literalmente, intangible lab. Un laboratorio de lo intangible; muy sugerente e interesante visión, de hecho.
Otros, se denominan curanderos urbanos. Una mezcla de oficios. Una mixtura, lo cual es perfectamente legítimo.
En muchos casos existen niveles de alcance según los tipos de meditación que se logra, como las escuelas de los llamados Registros Akáshicos. ¿Pero quién determina eso? En esa escuela cuya base parece no entenderse mucho. Existe como un registro de marca. Bueno hoy existe ese fenómeno de crear escuelas y fundarlas en base a situaciones experienciales.
El chamanismo también posee su visión respecto de estos temas que confrontan permanentemente, ya que el uso de plantas maestras ha realizado un shock, en algunas personas por la alta tasa de dependencia. Estudios y consultas en clínicas de rehabilitación señalan que estas personas llegaron por las plantas maestras a sanar patrones y otros a desarrollar sus capacidades mediúmnicas. Al parecer todo muy rápido y exprés. Los elementales son explotados, usados. En este caso se disparan los debates entre practicantes de herbolaria mágica, mujeres y hombres medicina. No confundir con el chamanismo real en manos de los entendidos. Otra vez tenemos un punto en la agenda de debate.
En todos los ámbitos donde se practique la mediumnidad han pasado por las pruebas de la vida a través de la experiencia histórica de descubrirla. Pareciera ser que la humanidad está alcanzando la fase de madurez donde no será asociada al demonio, pacto con las tinieblas, instrumento de hechicerías, hábito condenable o condición especial de seres especiales. Por lo menos ya estamos dejando esa etapa…
Estamos ante un proceso evolutivo normal de la raza o reino humano. Las personas la tratan ya de manera más natural, sin miedo; sin condenaciones ni prohibiciones. En acuario pasaremos a la era de la responsabilidad donde cada quien cuidará su salud física, espiritual y económica. Pero aún falta debatirlo más de manera colectiva, mezclando nuestras experiencias y escuelas.
Por ejemplo, actualmente  el símbolo del tercer ojo lo podemos ver en todas las tribus urbanas, así se genera una confusión social, respecto de si es algo que pertenece a los llamados Iluminátis, masones o médiums. ¿Esta condición es buena mala, sana, insana o todas las anteriores?
Con mucho respeto escribo esta nota, que seguro leerá gente interesada en esta discusión. Mi objetivo, tanto como periodista como médium, es tener el anhelo de abrir el debate para ponerlo en la agenda de desarrollo que la mediunnidad merece. En la próxima entrega, trataré aspectos y detalles específicos sobre la mediumnidad, tipos de clarividencia y otras aristas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.