Por Valeria Solís T.
Escritora, periodista, terapeuta energética / @SolisTapia

Fue Wilhelm Reich quien descubrió que los organismos emitían una energía primordial, libre de masa, y que fluye en cada cuerpo viviente, desde las galaxias hasta las células, a esa energía la llamó orgón. Experimentó e investigó su comportamiento definiendo que esta energía se bloqueaba, neutraliza o fluye. Así, por ejemplo cuando en el ser humano esta energía está bloqueada se manifiesta en él como tensión muscular (armadura), lo cual llamó orgón muerto (energía DOR).

Creó entonces acumuladores de energía orgón (ver recuadro) y sólo desde la década del ´90 otros estudiosos fueron perfeccionando su uso y dieron vida a pequeños objetos llamados orgonitos o transmutadores de energía.

Fue Karl Welz quien creó el primer generador de orgón básico y posteriormente la pareja, Don y Carol, Croft incorporaron en su elaboración cuarzo, resina y otras gemas semipreciosas. Su propósito: recoger la energía DOR de la atmósfera y transmutarlo a energía POR (orgón positivo), y recuperar la fuerza vital.

Orgonito_0021Una clara definición de orgonito sería “transformador natural”, ya que gracias a la acción conjunta del cuarzo, del metal, ya sea cobre u otro buen conductor, y de la materia orgánica, (resina), es capaz de absorber, equilibrar y liberar las ondas electromagnéticas que han sido alteradas por los objeto que las emiten (muchos ubicados en las grandes ciudades y en el mundo doméstico emitidos por aparatos electrónicos, wifi, microondas, telefonía, etc.)

Algunos elaboradores de orgonitos trabajan con su intuición dando formas a estos transformadores con diversos diseños, tamaños y colores. Como en todo, lo importante, es que pruebe su uso y si le hace sentido y siente sus efectos, lo comparta.

DE LA CRISIS A LA SANACIÓN

Marcela Contreras se define como terapeuta holística, y desde hace de cinco años ofrece sanaciones por medio del reiki, gemoterapia, flores de bach o la auriculoterapia: «Yo ofrezco una terapia intregral, primero tengo una conversación con mis pacientes para conocerlos y saber cuál es la necesidad y el porqué vienen a mi consulta, y de acuerdo con eso veo qué es lo más apto para esa persona». Pero en el camino descubrió la fuerza de los orgonitos y decidió elaborarlos ella misma para así intencionarnos con energía de amor. Conocimos parte su historia como terapeuta y de la conexión con la energía orgón.

¿Cómo llegas a ser terapeuta?

-Antes yo trabajaba en algo totalmente distinto, era supervisora de servicio al cliente en una empresa de telecomunicaciones, y el año 2010 cuando fue el terremoto, tuve dos terremotos personales, aunque partió antes, el 2006 cuando me separo en mi matrimonio. Mi objetivo fue en ese minuto recuperarme y antes de ir a un sicólogo preferí buscar caminos alternativos. Y en el 2010 con el terremoto en Chile, mis hijas quedaron muy traumadas y prefirieron ir a vivir con su papá; ahí sentí la debacle, además se sumó que mi mamá que vivía cerca se tuvo que ir a vivir lejos- Pero comprendí luego que todo era por algo, y si no hubiera tenido esa gran crisis no hubiera llegado a ser lo que hoy soy. Cuando estaba casada yo era súper sumisa; era la esposa de y la mamá de, pero Marcela no existía, y ahí me di cuenta de todo mi potencial.

¿Pero internamente habían preguntas que te hacías antes, había un cuestionamiento interno?

-Era un estado de dormida, jamás me cuestioné la sumisión y me sentía feliz, entonces me adecuaba a la realidad, pero curiosamente en esa época también tenía otra cosa, era la doble de Talía, como hace 20 años atrás, y cantaba donde me llamaran y actuaba, y era lo mío, mío, pero eso lo dejé por mi marido también. Y después con la crisis vinieron  las preguntas: en qué fallé, qué hice mal, cómo llegué a esto, donde me quedaba sola de alguna manera.

¿Pero los dones aparecieron después de la crisis?

-Recuerdo que cuando mis hijas eran chicas siempre que sentían un dolor les ponía las manos, era algo innato que hacía, y como era muy creyente en lo católico, entonces invocaba a Dios, y las niñas se sanaban. En el fondo era un acto de fe, después, años después en mi trabajo conté que aliviaba dolores con las manos, y mis colegas empezaron a hacer fila para que yo les bajara los dolores.

¿No sabías que eso se llamaba reiki?

-No tenía idea de eso, ¿te fijas cómo el universo te va llevando? Un día un colega que sanó con hoponopono una grave enfermedad me dijo, tú tienes un don especial deberías estudiar reiki, y yo ¡¿qué es eso?!, pero después, cuando vivi mi crisis, resonó en mí lo que él me había dicho, y me puse a investigar, y fue lo primero que aprendí y me di cuenta que no sólo funcionaba, sino que sentía la energía del paciente y todo, ahora es importante aclarar que uno no puede diagnosticar, pero yo igual sentía dónde estaba la dolencia en forma específica, y me encantó, asi es que ahí a ojos cerrados tomé la decisión de hacer el cambio.

¿De cambiar de trabajo?

-Claro, en ese tiempo, me querían tanto en la empresa que me querían ascender, pero yo dije no, ya había cumplido un ciclo y dije: ahora cambio mi vida y éste es mi camino, y eso lo decidí sin tener pacientes ni nada, y renuncié. Y pasó algo increíble, me pagaron todos los años que trabajé ahí. Yo creo desde que naces vienes marcada por algo y claro, donde yo estuviera en el trabajo, siempre había paz y buena armonía, transmitía eso es forma natural, por eso me querían mucho y cuando renuncié me dijeron «tú te lo mereces». Y gracias a eso me pagué un curso más formal de terapias naturales en el colegio de terapeutas y ahí me formé, eran varias disciplinas, pero una como terapeuta se va quedando con lo que más le resuena.

¿Y qué tipo de terapias empleas?

-Atiendo a todo tipo de personas, y con flores de bach mucho a los niños, pero me gusta mucho trabajar con adultos mayores y a ellos suelo hacer sanaciones con auricoloterapia es espectacular para los dolores. Pero voy combinando, generalmente son dos terapias por sesión. porque dan mejores resultados.

LA ENERGÍA CÓSMICA DEL ORGÓN

¿Cómo llegas a la elaboración de orgonitos?

-Llegué porque en algún momento hice un curso de biomagnetismo y la profesora tenía un colgante, y un compañero le preguntó si era algo decorativo o tenía algún significado. Y ella nos empezó a explicar sobre el orgón, y nos contó que cuando ella atendía siempre se ponía un organito y que un día se olvidó y tras la sesión quedó mal, sin energía, y quedó asustada y se dio cuenta de lo efectivo para protegerse al trabajar con energía de otros. Entonces lo primero que hice fue comprar uno para mí y conocerlo. Tiempo después me pasó algo similar, un día vino una paciente que venía muy cargada de energías oscuras, mal, y se me olvidó ponérmelo, y yo empecé a sentirme mal y dije «esto no me lo va a ganar», y trabajé con ella, limpié, limpié,  ¡y quedé para la historia!…, entonces me di cuenta que era protector y lo viví así.

En Chile se ha masificado hace pocos años ¿no?

-Claro, hace unos cinco años atrás habían muy pocos lugares que los hacían y vendían, y un día mi pareja me acompañó a comprar uno y él me preguntó, por qué no lo hacía yo misma, pero yo me resistía, porque ya había trabajado con resina y era muy complejo, difícil, pero él me ofreció ayudarme, somos súper partner, entonces me puse  a investigar por distintas vías y aprender mucho para saber cómo se elaboraban. Después cuando los empecé a hacer, la gente se interesó mucho, y un amiga me dijo, que los que yo elaboraba tenían algo especial, y claro me di cuenta que todos comentaban lo mismo.  Y claro es muy distinto que los organitos los elabore un terapeuta a un artesano que la elabore para comercializarla no más. Hay una intensión que uno pone en la elaboración.

¿En qué consiste el organito, qué es para ti?

-Bueno, fueron creadas para atrapar las ondas electromagnéticas y atrapar las energías negativas, y quien lo descubrió fue un sicólogo, pero después se dio a conocer por un científico que analizó la energía orgón para hacer una especie de paranubes, (tubos de cobre grande), luego un matrimonio de terapeutas, agregó el sentido de la energía negativa, y pusieron el cuarzo en la elaboración, de manera que ya no era sólo para atrapar la energía electromagnética y transmutarla, sino para todo tipo de energía negativa, que pudiera transformar el ambiente.  Entonces en mi caso, creo que con mi pareja, elaboramos los organitos con tanto amor que le ponemos una energía muy bonita.

¿Hay alguna diferencia en las formas o es algo estético no más?

-Hay un tipo de energía distinta si es un domo o es piramidal, sin embargo, la persona que adquiere una organito tiene que elegir una forma que le haga sentido. Tengo varios testimonios sobre el uso que se le puede dar, por ejemplo, algunos son usados para que el ambiente, la casa o el trabajo estén en armonía, y así tengo el caso de una señora que tenía muchas discusiones con su hija y eso se fue modificando, pero además cuando la elaboré, intencioné que estuviera bien con su hija, le inyecté de energía para la armonización en su casa, y me contó que rápidamente las cosas fueron mejorando. Se transmuta la energía negativa, pienso que cuando uno intenciona algo positivo para una persona incluso podría ni siquiera pasarle un objeto, pero eso te demuestra que tiene sentido elaborar las organitas así, yo le digo organitas. Yo además incluyo símbolos que le haga sentido a la persona que me la encarga, por ejemplo, el ojo de orus, o el símbolo de protección antacarana, y, por ejemplo, ahora estoy muy metida con el árbol de la vida que me llegó como imagen en una ceremonia chamánica, y también lo estoy trabajando.

¿Qué elementos se eligen para su elaboración?

-Resina (parece vidrio, se trabaja en forma líquida y después se solidifica), virutas de metales, cobre, cuarzo, piedras semipreciosas. Yo por ejemplo también pongo piedras del mar, pero trato que la relación entre unos elementos y otros sea proporcional. El espiral de cobre, absorbe energía negativa y libera energía positiva. He tenido testimonios de personas que les cuesta dormir y con una organita cerca han logrado tener un mejor descanso. Uno de los testimonios que me impactó fue el de una amiga que le regaló a su prima un colgante de organita, pero ella no creía en nada de esto y un día fue a ver a una tía que estaba en coma, y dijo, vamos a ver si mi prima tiene razón de “que esto tenga algún poder” y le puso el colgante en una de las manos de su tía, y la tía abrió los ojos ¡y salió del coma!. No sé qué operó ahí, pero algo pasó que fue mágico.

¿Y el lugar donde se ubiquen da lo mismo? ¿Si ponerlo en el comedor, en una pieza?

-En general, es bueno ponerlo donde hayan radiaciones electromagnéticas como la cocina donde hay microondas, o donde haya computadores, televisores. Y no afecta al equipo para nada. Ahora, dependiendo del tamaño de la organita influye en más metros, es decir, una pequeña puede cubrir un metro, prácticamente a ti no más, pero si es más grande puede alcanzar 10, o incluso, 20 metros. (más información en www.terapiasananda.cl)

La persecución a Wilhelm Reich

El siquiatra austriaco Wilhelm Reich acuñó la palabra Orgón. Descubrió que el organismo tenía una energía vital, una fuerza motora del organismo, incluso lo caracterizó como de color azul, medible y omnipresente. Según sus estudios, toda materia viva es creada por la energía orgón y además la produce.

Al descubrirla hizo cientos de experimentos para hacer visible o medible, así en 1940 construye el primer «Acumulador de Energía Orgónica», una caja de madera con revestimiento interno de metal (lo objetos metálicos repelen el orgon y lo orgánico lo absorbe). Como Wilhelm Reich trabaja con sus pacientes compendiendo el poder del movimiento (ver artículo, análisis del movimiento vivo) se centró en sus investigaciones de comprender cómo hacer fluir la energía en el cuerpo de sus pacientes e incluso llegó a indicar que enfermedades como el cáncer, no sería más que la manifestación de la acumulación de orgones negativos, por lo cual con este descubrimiento podría llegar a sanarlos.

Reich creó el Instituto del Orgón, su editorial y Orgonon, hogar del acumulador de orgones y un centro de investigación, pero en su testamento dejó establecido que sus archivos, documentos y todo su legado escrito fueran puestos a disposición del público cincuenta años después de su muerte (este plazo se cumplió en noviembre de 2007) Actualmente en la biblioteca de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, se puede acceder a dicha información.

Sin embargo, el camino de su vida no resultó fácil, su trabajo en biofísica fue censurado, perseguido  y prohibido en Estados Unidos, donde muere.

Reich nacido en Austria en 1987, se graduó como médico en 1922 y fue por 20 años el el principal asistente de Freud hasta que sus estudios e investigaciones fueron derivando en otro camino. Entre 1936 y 1939 realizó sus primeros estudios sobre la energía orgón. Fue expulsado de los círculos comunistas y de la escuela psicoanalítica por lo radical de sus planteamientos; fue perseguido por los nazis en Alemania por su libro Psicología de masas del fascismo, y expulsado de Dinamarca y Noruega. Huyó a Estados Unidos, pero allá fue víctima de la caza de brujas del senador McCarthy, fue detenido, censurado, sus manuscritos fueron lanzados a la hoguera en el Incinerador Gansevoort de Nueva York el 23 de octubre de 1956. Se lo llamó charlatán, esquizofrénico, loco. Un año después, Reich muere en la cárcel de un ataque al corazón, un día antes de apelar su sentencia.

Función del espiral de cobre:

Cumple un pequeño movimiento de giro tipo vortex, imitando las espirales de los brazos galácticos, para que circule más la repolarización del orgón.

Función del cristal de cuarzo:
La función del cristal es re polarizar bajo el efecto mecánico piezoeléctrico que le produce la resina al comprimirlo, la resina poliester cristal tiene estructura cristalina y por lo tanto acumula el orgón o mas bien lo retiene por instantes lo suficiente para que el cristal lo re polarice en caso de ser DOR y una vez ordenado lo irradia hacia donde proyecte la punta del cristal, y como el orgón busca la verticalidad ascendente y la forma piramidal facilita la creación de vortex espiralados.

Tips:

-Protege de la contaminación electromagnética generada por los aparatos eléctricos,transformándola en energía etérica saludable. (ordenadores, teléfonos móviles, Wi-Fi, Microondas, Televisor, etc.).
-Frecuentemente remedia el insomnio o problemas de sueño.Mayor nivel energético, incremento de la actividad y la vitalidad general.
-Favorecen el crecimiento de las plantas.
-Se pueden utilizar como elementos complementarios en terapias bioenergéticas como gemoterapia, reiki, yoga, apertura de chakras, etc.
-Aumenta la regeneración, la fuerza de campo e integridad de los tejidos, como su capacidad inmune.
-Mejora el entorno, inspira en el ambiente una sensación de optimismo y de energía.[/destacado1]