¿Podemos cumplir metas a mitad de año?

publicado en: Autovigilarse | 0

Por Lara Manqui
Coach ontológico / www.creatuvida.cl

¡Llegamos a la mitad de año y estamos a full!  Con muchas tareas que hacer en casa, en el  trabajo, compromisos con la familia, las amistades y algún momento u otro para descansar si se puede.  Pero con todo lo que ocurre en nuestras vidas, ¿qué pasa con nuestros sueños? ¿Es realmente posible trabajar en las metas más importantes de nuestra vida cuando hay tantas otras cosas de qué preocuparse?

Aunque uno nunca debería dejar de lado su sueño, debemos recordar que la vida es cíclica;  tiene momentos difíciles, momentos de contracción, como también otros distendidos, más fáciles de llevar, de expansión.  Hay momentos en nuestra vida donde tenemos tiempo y ganas para trabajar en nuestros sueños, y ahí nos sentimos motivados y estamos con la energía para tomar acciones, pero hay otros, donde nos sentimos agobiados con todas nuestras responsabilidades y no tenemos gana alguna de pensar en nuestras metas más trascendentes e incluso, no nos llama la atención dedicar tiempo a ellas.

Parte de nuestro crecimiento es darnos cuenta del momento en que estamos y respetarlo, evitando caer en autocríticas o sentirnos culpables por no estar haciendo algo que realmente no tenemos la posibilidad de hacer.

metas-laboralesDicho esto, muchas veces cuando estamos en aquellos momentos de contracción sentimos que el construir nuestro sueño requiere de un esfuerzo enorme y de grandes cantidades de tiempo. Esto simplemente no es verdad.  Tan sólo dedicar unos pocos minutos del día para identificar el próximo paso que debes tomar para tener un pequeño avance hacia tus más altos sueños, ya genera que estés activamente construyéndolos.

Es por esto que para esta edición quiero proponerles un ejercicio fácil y rápido de hacer, y que te permitirá poner en perspectiva tus prioridades para lla segunda mitad del año. Inspirado en una actividad que suele hacerse en empresas, esta revisión de mediados de año nos permite apreciar lo que hemos logrado hasta ahora y tomar las riendas para asegurar que pondremos nuestra energía en lograr lo que realmente es importante para nosotros.

Revisión personal de mediados de Año

Este ejercicio demora máximo una media hora para hacer.  Busca un espacio donde no vayas a ser interrumpido y haz el compromiso contigo mismo a dedicar esta media hora para ti. Esto significa apagar celular y correo electrónico y dejar de lado todos los quehaceres que puedan estar dando vuelta en tu cabeza.

Responde las siguientes preguntas de forma simple, sin entrar en gran detalle, recordando que deseas crear un simple bosquejo del camino a tomar, dándote un empujoncito para continuar hacia adelante.

  1. ¿Qué cosas has logrado en los últimos 6 meses que hacen que te sientas muy orgulloso?Darnos cuenta que hemos alcanzado ciertas metas y que hemos crecido, es algo muy empoderador. Concéntrate en aquellas cosas por las cuales sientas una profunda satisfacción y alegría cuando pienses en ellos.  Puede que se trate de un ascenso profesional, como también un momento íntimo que compartiste con tu pareja. Sólo tú sabes qué ha sido significativo para ti en estos últimos meses.  Como sugerencia, trata de apuntar 5 a 10 de estos logros personales.
    En mi experiencia mientras más voy recordando mis éxitos y sintiendo esa sensación de fortuna y alegría, más invocas otras experiencias que te hacen sentir de la misma forma.
  1. ¿Cuáles nuevos retos has tomado en los últimos seis meses, y que cantidad de progreso has logrado en cada uno de ellos?No siempre las metas que nos propusimos a principio de año corresponden a las que hemos podido trabajar durante el año. Las prioridades cambian y también las circunstancias. Toma esta oportunidad para respetar las transformaciones que has vivido en estos últimos meses y apreciar cómo te has adaptado a ellas.Un ejemplo puede ser un cambio laboral o familiar que quizás no tenías previsto, pero que has logrado manejar muy bien. También puede ser alguna oportunidad inesperada que valientemente has tomado y que sientes dará buenos frutos.
    Celebra los pasos que has tomado en este nuevo camino y considera el tiempo y esfuerzo que requerirán los pasos que vienen más adelante. tumblr_m5qq0iPPh21r5h6qpo1_500
  1. ¿En cuáles áreas de tu vida te gustaría concentrar tus esfuerzos durante los próximos seis meses?Seis meses no es mucho tiempo, por lo que si estás empeñado en lograr todas las metas que tienes para tu vida en este corto tiempo, es probable que te sientas agobiado y consecuentemente desmotivado.  Pregúntate: ¿cuáles son las áreas de mi vida que son más importantes hoy para mí?, ¿es la familia?, ¿el trabajo?, ¿mi vida de pareja?, ¿mi espiritualidad?, ¿salud?  Elige un máximo de dos áreas donde tengas ganas de hacer una mejora y sientas que puedes dar pasos para acercarte a tu ideal. Recuerda que cada paso es un logro, por lo que no es necesario plantearse conseguir el máximo objetivo en estos espacios de tu vida, sino que sólo necesitas estar dispuesto activamente a trabajar en ellos.
  1. ¿Cuál es un paso concreto que puedo tomar en cada una de las áreas escogidas?Sabemos que la única manera de llegar a una meta es recorriendo un camino y esto se hace paso a paso. ¿Cuál es el paso más simple que puedes tomar para acercarte un poco más a una mejora en tu vida familiar, tu trabajo, tu salud o cualquier otra área que escogiste? Puede ser una acción concreta (“Saldré a caminar cada día por 15 minutos”) o puede ser un cambio de mentalidad (Un nuevo pensamiento: “Mi familia tiene mayor prioridad que mi trabajo”). Lo importante es que al definir estos pasos sean alcanzables y cómodos para ti. Sé gentil contigo mismo y acuérdate que este ejercicio trata de reorientarte sin estrés ni imposiciones, y que todo paso es valioso e importante.
  1. ¿Qué frase o palabra puede representar tus esfuerzos de los próximos 6 meses?Algunas veces, en aquellos momentos de menos energía y voluntad, una afirmación o una simple palabra nos puede ayudar a recordar hacia dónde queremos ir, evitando que perdamos nuestro rumbo y animándonos nuevamente. Un simple “Yo tengo el poder de conseguir mis sueños” o un “Amo lo que deseo crear para mi vida” puede despertar en nosotros una nueva confianza para así levantarnos y ponernos otra vez en movimiento.

Piensa ¡qué emocionante es observar todo lo que has logrado este año y saber exactamente lo que deseas cumplir antes de su término! Ahora que tienes esta visión general, estás en buena forma para darle un nuevo impulso. Define cuándo tomarás el próximo paso hacia tu sueño y seguidamente cumplirlo. Sólo te aconsejo que no dejes pasar mucho tiempo ¡son tus sueños los que te aguardan!