Por Sybila Oráculo
Astróloga, Médium, Periodista
www.sybilaoraculo.com

Noviembre fue el mes en que los nodos, del eje Leo – Acuario, trasladaron las energías hacia el eje Cáncer -Capricornio. Cambio que influirá hasta el 2020. Esto es importante porque las energías sutiles de esta vibración, las sentiremos según nuestras propias aspectaciones personales, sin embargo, también es una energía global que nos influye y nos invita a experimentar ciertas pautas cósmicas a nivel colectivo, es decir, poder realizar los cambios sociales que necesitamos con urgencia en el planeta.

Nodos
Los nodos del karma son dos puntos matemáticos que representan y nos hablan de la evolución del colectivo humano, desde lo intrínsecamente particular de mi yo profundo hacía lo exterior, con los otros en el mundo. Se pueden entender como dos especies de portales, donde la Tierra, el Sol y la Luna se unen y alinean para rebelar una importante información.
Nuestras luminaris: Sol y Luna poseen ritmos distintos, así la eclíptica del Sol y el orbe Lunar se mueven en pautas diferentes, pero en algún punto, la Tierra se alinea con ellos y es en ese momento, cuando Luna y Sol se unen, se forma lo que conocemos como eclipses, los que en otro ámbito de la realidad están relacionados con el karma y el registro Akáshico de la Humanidad.
La Luna nos emite la energía que nos acuna y nos da el apapacho de madre, pero todos vivenciamos esa experiencia de manera diferente en nuestra natalidad, dependiendo de las aspectaciones. Algunos recibieron mucho amor al nacer, otros recibieron orfandad de manera que en el camino de la vida fuimos sobreviviendo o viviendo emocionalmente esa experiencia de sobreprotección o carencia, y que nos marca quién soy y cómo amo.
El cómo amo es muy importante, porque también me muestra cómo doy a los otros; tanto material como emocionalmente. Es muy importante comprender este punto, porque muchas veces al amor se lo visualiza aislado de lo material, lo económico, por ejemplo, y no es así.
Según la astrología kármica, la relación madre-padre, influye en la riqueza o abundancia de una persona para saber si podrá generar o no prosperidad y éxito. Distintas vertientes astrológicas aconsejan cómo llevar este proceso para sanarlo.
A nivel global, la Luna es un satélite que nos cuida, nos centra, nos cubre y guía del caos esteroidal del Cosmos. Por eso es la madre arquetipal protectora. Nos provee las emociones a través del elemento agua, de la memoria psíquica matríztica, el registro emocional que queda en la psiquis. No es de extrañar que en la actualidad muchos humanos están recobrando la memoria de la Diosa, recuperando la medicina de la Tierra, el Sagrado Femenino del Alma.
Ahora bien, cuando existe un eclipse, desciende a la Tierra gran información sobre esos registros. Cuando la Luna asciende y se alinea con la Tierra y el Sol, trabaja el Nodo norte, una energía que nos solicita atención, pues muestra pautas para enfocarme en el trabajo que debo realizar para evolucionar, ascender. Y, cuando la Luna baja, realiza su Nodalidad sur, desciende, y me entrega información del pasado con el propósito de  comprender esos registros kármicos que debo soltar y dejar ir desde la conciencia, aplicando consciencia de transmutación.
Hasta ahora dichos ejes nodales estaban trabajando en Leo – Acuario, energía que tiene que ver con lo personal y lo colectivo, es decir, trabajo desde el quién soy hacia el cómo me integro a los grupos de pertenencia. ¿Cómo me afirmaba en mi ser si no sé quién soy y lo que quiero? No podré integrarme bien con otros.
Ahora, que los ejes cambiaron, la temática se traslada a lo que tiene que ver con Cáncer; que es la cuna, la protección, lo que me dan, y a Capricornio, donde está aquello que me independiza, es decir, mi autosuficiencia, los logros, el estatus que me he ganado con el esfuerzo de mi trabajo o mi realización profesional.
Como ya veníamos trabajando el tema colectivo y social, ahora comprenderemos cómo aquello nos hace hacer un alto para integrar lo que influirá en mi manera de ver lo laboral. Capricornio es el signo que representa las normas, leyes, los límites, la estructura. Está regido por Saturno, el señor del tiempo, la justicia y la ley, por lo cual nos trae o muestra las consecuencias de mi trabajo a lo largo del tiempo. De hecho, este planeta se nos presenta para «cobrar las cuentas» cada 29 años, y te  pregunta: ¡qué hiciste con tu vida, quién eres? ¿Fuiste justo, honrado, preocupado…?
El Nodo sur en Capricornio nos impulsará a poseer una estabilidad, pero una verdadera, que la nace desde la inteligencia, disciplina y honradez en el trabajo. Nos dice, que está bien que existan normas, límites u organización para dar pie al paso a paso de la vida, porque con ello podremos aprender a respetarnos, dignificarnos, y no sólo a nosotros, sino también a los demás. Pero al mismo tiempo, nos muestra con claridad que las normas que hemos venido aplicando como sociedad, no han sido las mejores y eso ha afectado la evolución de la humanidad.
Plutón que lleva más de 9 años transitando, ha venido a derrumbar las matrices de lo que pensamos como modelo económico, político, social. Como es un planeta que rige las obsesiones, nos enferma para trabajar las resistencias. Es necesario comprender que hay muchas malas praxis que nos han hecho daño; llegó el tiempo de dejarlas ir.
Los nodos, con el eje Cáncer – Capricornio, nos llevan a buscar los modelos anteriores;  nos entregan la misión de darnos cuenta quiénes somos como modelo laboral, y qué queremos como sociedad. Es importante recordar lo positivo de la ancestralidad y recobrarlo; al mismo tiempo, es importante erradicar lo negativo de los patrones que por siglos, hemos aceptado como normales.
Es la época de sanar el niño-niña interno que está herido y mal tratado; mal enseñado como abandonado.

Las preguntas que vienen
¿Somos realizados y felices trabajando? ¿o en realidad eso que nos enseñaron sobre el éxito se ha derrumbado?, ¿Sientes la frustración del cansancio o te has dado cuenta que ese éxito soñado con el materialismo no me hizo feliz y ahora prefieres pasar tiempo de calidad tomando aire, que haciendo muchos kilos de dinero? Cáncer nos empuja a volver a tener tiempo para amar, compartir, para estar en la tribu.
La reflexión nos lleva a ¿Para qué me sirve este éxito profesional?, ¿verdaderamente vale la pena el objetivo que yo pensaba como paradigma, y además era la verdad? Aquello que me enseñaron mis ancestros sobre los diversos valores en los cuales me iba a desarrollar como persona ahora toman sentido si aquella enseñanza fue positiva o negativa. Visualizas que mi clan toda la vida me impuso un modelo que no es sustentable para mi corazón y mi esencia. Esto también afecta a nivel global en cómo tratamos el planeta según lo aprendido. Así encontramos un gobierno que me impone un modelo económico no sustentable.

Conciencia Árbol, Flor de la Vida, Geometría Sagrada
La relación está quebrada; el dinero no logró su objetivo. El sentido de la vida laboral debe estar enfocado hacia la realización del alma, entonces comprendí que el dinero es muy importante en la integración de ambas, pero esto debe venir desde la capacidad profunda de lo verdadero, desde el interior,  y no desde lo impuesto.
Nuestro trabajo, mi trabajo, también influye en un karma social mundial, entonces cabe preguntarse: ¿quiero ser parte de eso, de cómo se ha desarrollado la economía, las relaciones con el entorno; ser parte de la industria del mal trato y tortura animal o ser parte de una farmacéutica que envenena o ser parte de un gobierno corrupto? Volvemos al fin y los medios… Entenderemos en conciencia que hay valores que no se pueden tranzar, como los recursos naturales.
Durante la influencia de los ejes Leo – Acuario bajaron mucha información sobre los patrones ancestrales. Varios retomaron la profundidad de la medicina chamánica, que nuestros ancestros nos enseñaron o dejaron, y volvimos a poner atención a enseñanzas que muchos pensaron pertenecían a un imaginario más bien folklórico, pero nos dimos cuenta ¡que estaba lleno de sabiduría! y que jamás escuchamos genuinamente.
Por otro lado, hubo personas que en ese ciclo comprendió que estaban sometidas a todo lo que un clan familiar les impuso y que sólo repetían patrones ancestrales, y por eso nunca se terminaba el círculo vicioso de una enfermedad en una familia, por ejemplo o una mala dinámica relacional.
Pero ahora esa influencia se traslada al hogar, a mi hogar, y desde aquí hacia mi realización personal y mi rol en el mundo. Comprendiendo desde el corazón esto, podemos visualizar hacia donde pondremos la propia energía y cómo deseo enfocar mi trabajo en consonancia con el tiempo de calidad para amar, vivir y disfrutar de esos recursos logrados con mi éxito verdadero y transparente.
En pocas palabras: Nodo norte, Cáncer, dirige mi trabajo hacia el camino futuro (le llaman cabeza de dragón que enfoca) y Nodo sur, Capricornio, aquello que suelto (le llaman cola de dragón).
Las distintas vertientes astrológicas poseen diferentes visiones con respecto a cómo nos influyen los Nodos y cómo se trabaja y entiende. La visión de la astrología védica, china, kabbalista es diferente.
El año 2020, se congregarán muchos planetas en Capricornio y afectarán todos los ámbitos, sobre todo la política mundial. Cabe estar atento entonces a ¿quién es el que realmente nos provee en la Tierra?, ¿el Banco Mundial o Gaia, la madre Tierra? En este sentido, el karma nos invita a comprender que todo lo que hagamos nos llevará a una consecuencia, no como castigo, sino como resultado. Miremos hacia el pasado y veamos qué hemos hecho…
Lo que hoy hagamos a la Tierra, a los recursos naturales lo veremos en el mañana; lo que le hagamos a ahora nuestro corazón trabajando o no con nuestro real ser, también lo veremos. La necesidad de respeto a los demás, a mis ancestros, a mis pares, al planeta que me provee, a una existencia digna. En estos dos años venideros, será muy importante constelar el árbol genealógico. Visualiza si estás haciendo lo que deseas o lo que te impusieron, luego reflexiona ¿qué tan responsable soy con mi vida emocional para proveerme dicha transformación?, ¿soy consciente de ello?