Por Claudia Mardones
Periodista especializada en música popular

Es conocido que hay festivales, tocatas o carteleras artísticas que ya son emblemáticos de algunas ciudades. Por este motivo, Puerto Montt quiso ser parte de este circuito y dio forma a su propio evento «Minga Rock» en Junio pasado con el objetivo de dar a conocer bandas, solistas y actores involucrados en la industria musical de la región de los Lagos, junto con pequeños emprendedores de este verde rincón del Sur de Chile.
Las puertas del Centro de eventos Arena de Puerto Montt se abrieron a las 10:30 horas del viernes 21 de junio para que el público pudiera disfrutar de un evento que además sería totalmente gratuito para la comunidad. Esta iniciativa fue organizada por la Seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio a través del Programa Chile Celebra -junto a otras instituciones- y fue producido por el Centro Cultural Calidoscopio y Surterráneo Rock del Sur.

Sonidos sureños

Banda Pérez Lucho

En Minga Rock actuaron cerca de 20 bandas, entre las cuales estuvieron Upa Chalupa (Castro, Chiloé), Ermitaño (Puerto Montt

/Puerto Varas; Glaciar (Osorno); Barba de Palo (Ancud, Chiloé) y la Citrola DeSKApotable (Puerto Montt), entre otras.
En forma paralela, la organización programó charlas, conversatorios, talleres y una feria, en la que se buscó difundir diversas iniciativas relacionadas con la escena musical como por ejemplo, la labor de los centros culturales, de sellos de música, gestores culturales o productores de eventos, entre otros.
El sector para el diálogo fue denominado zona de “Cahuín y copucheo”. Aquí se desarrollaron actividades como “Zomo Nütram: Mujeres en la creación, gestión y políticas regionales de la música del sur”, en el cual participaron destacadas exponentes de la escena musical regional. También fueron de interés las charlas sobre “Comunicación estratégica y creativa enfocada en proyectos musicales”, a cargo de la gestora cultural Tay Martínez, y “Compuse, grabé, mezclé y mastericé… ¿ahora qué?” de Matías Moreno, representante de CD Baby en Chile.
Otros creadores locales también estuvieron presentes, como el poeta Jano Opazo quien  impartió un taller  de  escritura creativa para vocalistas de bandas y creadores o Andreas Winkler, de la Escuela colaborativa de producción musical sur de Balmaceda Arte Joven, quien dio un taller de producción musical.

Banda Barlovento

Pequeños músicos
Otras actividades de Minga Rock fueron el “Pichi Minga”, dedicado a los niños, el cual estuvo a cargo de la escuela de rock Colectivo Torrencial, donde se presentaron bandas escolares, y bandas que congregaron a liceanos de Puerto Montt, Osorno y Los Muermos; junto a la presentación de jóvenes agrupaciones provenientes de Hualaihué y Chaitén. También destacó la clase maestra de batería realizada por el músico Manuel Páez.

Emprendimientos y creatividad
En forma paralela, se organizó la “expo Minga”, feria que congregó una treintena de expositores quienes mostraron sus trabajos en los más variados ámbitos: sellos musicales, artesanos, colectivos musicales, tatuadores, confección y venta de ropa, gastronomía, barberías y merchandising, entre otras. Fue un espacio que facilitó la divulgación de actividades y emprendimientos asociados a la escena musical regional.
En esta ocasión, se le hizo un reconocimiento al músico local Pérez Lucho, quien ha desarrollado una fructífera carrera musical desde hace más de 15 años quien, a su vez, presentó parte de su material en vivo. Dicho reconocimiento fue entregado por la Seremi de la Cultura, las Artes y el Patrimonio, Amanda Milosevich. La autoridad aseguró que “se hizo realidad un sueño y un anhelo de reunir a músicos, emprendimientos, artesanos, sellos, diseñadores, panelistas y actores relevantes del ambiente musical de la región en un gran espacio y escenario. Gracias a todos por escuchar el llamado y hacer latente el espíritu de “minga” que tanto caracteriza nuestro sur de Chile. Éste es un ejemplo para la comunidad».
Por último,  la directora del centro cultural Calidoscopio, Katerina Molina, indicó que esta instancia “permitió y facilitó la convergencia de una mirada que tiene por objeto potenciar la asociatividad en cuanto a la escena musical de nuestra región; una región que se caracteriza por contar con grandes exponentes en un circuito muy diverso y profesional».