Por Valeria Solís T.
Periodista, escritora, terapeuta Adaba 
Directora Mirada Maga

Para esta edición rescatamos dos miradas de escritores con un elemento en común, la necesidad genuina de  rescatar aspectos claves de la tradición chilena profunda, uno desde lo folklórico y etnográfico, Ziley Mora y el otro. desde los episodios históricos con carne y hueso, Jorge Baradit.

La primera edición de «Proverbios para cuidar la mente, el cuerpo y el alma de Chile» se realizó en 1988 y ahora MCA Ediciones presentó una tercera edición actualizada en el marco del Festival. El valor del dicho libro que Ziley Mora explica en un contundente prólogo al inicio es el poder rescatar aquella sabiduría popular, transmitida de generación a generación, dando forma a proverbios o «dichos populares» que no sólo son de utilidad para la vida cotidiana, sino que al poseer esa genuina transparencia en la lógica del pensamiento o las palabras usadas nos devela esas verdades que el pueblo alejado de las ciudades pareciera susurrar mientras el «civilizado» y culto de la ciudad se enajena de la forma en que la naturaleza nos habla. Grandes o pequeñas culturas del mundo se elevan desde un sistema de creencias o pensamientos, el nuestro está inmerso en el mundo popular, por eso es dificil distinguirlo y más aún rescatar la esencia de la humanidad chilena, por eso, libros cómo éste son una joyita en el desierto. El libro está subdividido en 12 capítulos que aunan el espiritu de los proverbios, por ejemplo, capitulo sobre «ética social y relaciones huamanas», «salud mental y física»,destino natural y leyes de causalidad universal» o «vida de pareja y vínculos dliversos entre los sexos».  Asimismo cada proverbio es explicado. Reme el que sabe remar, y haga coro el que sabe rezar- la misa dígala el cura. Recomienda inmiscuirse sólo en el propio trabajo. Es idéntico al «pastelero a tus pasteles». Refrán que nació en circunstancias de un naufragio, donde del exacto cumplimiento de los respectivos oficios dependía la vida. Proverbios para cuidar la mente, el cuerpo y el alma de Chile. El app de sabiduría bajado del wi fi oral de la tradición mestiza y popular. Ziley Mora Penrose. Ediciones Mente, cuerpo y alma.190 páginas.

¿En la independencia de chile hubo dos batallones integrados totalmente por hombres de raza negra que se enfrentaron a los realistas para defendernos?, ¿Cuándo los obreros del norte decidieron marchar a las ciudades con sus niños y mujeres, qué buscaban, mejores salarios, mejores condiciones laborales o es que acaso buscaban dignidad para vivir y trabajar?,¿buscaban tener algo más que una tabla para dormir, algo más que un hoyo para defecar, algo más que un pedazo de cuerina para cubrirse?;¿cuando los chilenos del siglo XIX tenían alguna alteración mental, llamese paranoia, esquizofrenia, algún desorden o desregulaciones como depresión y ansiedad a dónde los llevaban, cómo los cuidaban, cómo los consideraban?, ¿y si además eran mujeres?
Uno de los méritos que tiene la presencia de Jorge Baradit al irrumpir como  escritor de la historia de Chile, no sólo es que rescata de una manera muy amena episodios (para explicar otros), que muchos han querido olvidar o ni siquiera profundizar, sino que además nos permite comprender, a mi parecer, dos cosas: que hay demasiadas historias oficiales asépticas como pasillos de clinicas, donde no se ve ni sangre, ni sudor, ni pantalones rajados o meados por el susto y que, por tanto, sin desmerecerlas claro, nos aleja de la dimensión verdaderamente humana de los ciclos históricos, terminando una quedándose con los datos, los nombres y apellidos, confundida en la maraña de quienes son los buenos o los malos, y volviendo como pueblo a repetir una y otra vez varios errores de antaño. Y no es que el autor de esta triada histórica (la primera se publicó en 2016) haga una completa cronología histórica de este Chile, pensemos que son episodios particulares o públicos, individuales o estatales a los cuales él se refiere, sino que precisamente, con un interesantisimo e inteligente uso del lenguaje,  deja en evidencia el olor a perfume que tienen los libros clásicos de historia. Por otro lado, también nos lleva a palpar la necesidad de uno como lector que quiere saber más y mejor, que para contar la historia de un país resultan imprescindibles las distintas voces y no sólo la políticamente correcta o acordada. Para escribir la historia habría que tener cierto espíritu detectivesco, no basta estudiar libros y libros que reproducen hechos, citas y nombres, también hay que ver documentos, videos, hablar con las personas, reconstruir las escenas, claro, a menos que no se desee contar lo que realmente ocurrió…
En síntesis, además de encontrar en este libro relatos cargados de humanidad sobre las mujeres y niños que murieron atrapados por el fuego en una iglesia frente a los actuales tribunales de justicia, o de los obreros de las salitreras, o de Mistral, nuestra Gabriela o el piloto Pardo que arriesgando su vida salvó a unos aventureros ingleses atrapados en la Antártica, también nos lleva a reflexionar que algunos queremos más y mejor. Historia secreta de Chile 3. Penguin Random House. Jorge Baradit. 192 páginas.