Por Sybila Oràculo
Médium, astróloga, periodista, sacerdotisa de la Diosa.

Este 2018 integramos los tránsitos planetarios con la gran influencia de Saturno en Capricornio. Arribó el 21 de diciembre y se quedará hasta el 2020. Es la parte política y económica que todos llevamos, por antonomasia, en nuestro ser. Tendremos casi tres años para hacer de nuestra vida una gran obra en materia de enfoque vocacional.
Coincide su arribo con la celebración de Saturnalia, un festival pagano que se celebraba durante siete días, entre el diecisiete y el veintitrés de diciembre del calendario juliano que luego se extendió por el calendario gregoriano; hasta el veinticinco de diciembre.
Festejaba el final del período más oscuro del año, y regreso de la luz con la fiesta del Sol Invictus. Veneraban al señor de la agricultura, con comidas, ofrendas, carnavales, juegos.
Ambos solsticios son considerados, en magia, como un “momentum” muy importante en el pulso energético. Celebrarlo es una condición indispensable para la renovación de la energía.
Soltiscium proviene del latín “sol quieto”, cuya etimología se desglosa en “solstitium”: “sol” (el astro) y “stitum” (detención).
El cuerpo hace consciente, la absorción de dicha energía dadora de vida. Lo triangula con la pineal (centro tercer ojo), thymo (centro álmico corazón), y el centro energético llamado Hara (está cinco centímetros por debajo del ombligo), punto por el que fluye la vida.
Durante el verano es recomendable realizar meditaciones y respiraciones conscientes: biodanza, meditación del corazón Osho, etc., porque en esta fecha es indispensable sentir la vida y energizar el cuerpo, preparándolo para conservar dicha energía en el invierno.
Saturno en lento. Analiza todo desde la inteligencia -aparentemente fría, calculadora- con el fin de llegar a materializar. Es un líder intelectual que ejecuta sigiloso los pasos a seguir. Capricornio influencia una casa diez astrológica, la cual está enfocada en el estatus. El reconocimiento otorgado al buen trabajo bien logrado por vocación y servicio. Está cómodo en Capricornio porque es su casa, su dominio. Los proyectos toman forma. Además serán sostenidos en el tiempo. Enseña lo que debemos aprender y comprender sobre nuestro lugar profesional.
Chile debería, reenfocar el manejo de sus recursos. Atendiendo los errores cometidos en el pasado. La política sobre nuestros recursos naturales y sus exportaciones deberían ser un tema importante este año para los gobernantes. Nos pide organización, disciplina, compromiso, madurez. Darnos cuenta de su manejo sustentable. Se vienen tres años en que Chile debe invertir en nuevos estudios y proyectos sobre agricultura y bosques; para un manejo sustentable del ecosistema.
La casa de Capricornio rige los huesos, dentadura, rodillas. No es menor que las personas para poder trabajar bien, necesitan buena salud ósea; con mayor razón a los que son del signo Capricornio. Durante estos tres años, debemos preocuparnos de asistir una buena salud de los huesos, columna vertebral y sobre todo las rodillas y los dientes, salud bucal.
Asimismo Chile debe pararse firme en materia de estatus. Será tema nuestra imagen internacional. El perro de tierra nos guía en nuestra idiosincrasia. Jamás perder el rastro de lo que somos. De dónde venimos, de qué estamos hechos. Somos mapuches con mezcla de muchas migraciones. Somos integración. Riqueza en idiosincrasia multicultural.
Como también arriba en pocas semanas el ciclo deEl perro de Tierra, podemos recoger la idea de que un perro busca, indaga. En este sentido, en el país se verán favorecidos muchos descubrimientos. Podemos avanzar en todo, pero no a costa de destruir los recursos naturales; no a costa de tecnologías que nos enajenan del hogar. Compartir, reír, jugar, serán actividades muy importantes para mantenernos sanos.
A veces el perro va inocente hacia una comida envenenada. Por eso debemos tener cuidado con lo que nos llegue. No todo lo que brilla es oro. No todos los contratos nos sirven. La prensa deberá asumir mayor responsabilidad en cuanto a libertad de expresión. Eso fue algo que ya venía trabajando cuando Saturno estuvo en Sagitario que trabajo el tema de los valores, los procesos espirituales y la visión del mundo que queremos construir.

EL despertar de la fuerza
En su interior Saturno posee luz. Debemos brindarle a ese sacrificio lento programado; mucha amorosidad, comprensión, resonancia, positividad. Escudriñas en la sombras hasta encontrar iluminación.
No estamos para que Saturno nos haga sufrir ni victimizarnos. Dentro de él está la luz polaridad. Develarla, cruzando capa por capa los desafíos de ese ángel planetario. Si lo logramos. El vilipendiado Saturno nos ilumina y eleva con inteligencia divina. Maduramos, resonamos. Nos comprendemos.
Es indispensable que mantengamos nuestros grupos de pertenencias activos y andando con nuestras actividades colectivas para no caer en el aislamiento absolutista que nos empuja este astro.
Activamos la casa once que rige los grupos de pertenencia y las acciones sociales y filantrópicas; compartir alegres desde las virtudes que podemos aportar a la sociedad, colegas y compañeros.
Un consejo: cada vez que avances en algo celébralo con placeres de la vida simple: naturaleza, abrazos, tiempo de calidad con tus mascotas y familia. Ayuda a otros con tu iluminación; si resolviste un conflicto; si pudiste tener un logro asertivo enseña a otros a poder hacerlo. Esta tendencia planetaria nos hará comenzar el año con agenda en mano; calculando cada paso, organizándolo todo. Otorgará esa extraña sensación de que en vez de sentirme de vacaciones, nos sentiremos activos mentalmente planificando. Debes aprender a convivir con la fluidez y a relajarte y soltar cuando debas.
Labora para vivir pleno degustando el trabajo. Vivir para ser esclavo de lo laboral te enfermará. He ahí un desafío que nos plantea Saturno. No a la gravedad, maña, pesimismo o terquedad; y desconfiado de todo y ver sólo los lugares oscuros de nuestros pares colegas o competencias.
Para acompañar el equilibrio en las relaciones y ambientes de trabajo, el feng-shui es un aliado. Colocar dos Perros Fu, macho y hembra; equilibrando la igualdad de condiciones en los trabajos y ayudará a que exista lealtad y equilibrio entre géneros.
Irradiarán honestidad y un ambiente lúdico no apático. Sobre todo para respetar a las colegas mujeres y el femenino sagrado; ya que éste es un año de perro de tierra yang. Que no se impongan las desigualdades. No le hace bien a Chile ni al mundo, más patriarcado. Saturno en casa diez; puede aportar al desarrollo de de nuevas leyes sobre igualdad laboral entre géneros.
El perro ayudará en esta tarea porque une a las personas. Las hace celebrar el día a día. Entrará, como embajador, el 16 de febrero. Establece justicia social, pero desde la lealtad, fieles a nuestras almas, valores, consciencia de ser y por ende a las relaciones de pareja, familia y colegas.
Acompaña tu ambiente laboral con aromaterapia. Fragancias como eucalipto, posee propiedades sanadoras para las vías respiratorias. Oxigenar la mente ante tanto pensamiento y estructura. Caminatas al aire libre y sobre todo disciplinas orientales como el yoga,  Tai Chi, Chikun, biodanza, porque tanto pensar necesitamos relajo mental. Hoy más que nunca el contacto con la naturaleza y como también su cuidado es fundamental.
Cultiva tus virtudes este verano que serán la fortaleza para el invierno.

No compitas desde la caverna egoica, compite desde la creación fraterna no envidiosa. Todos aportan al proceso colectivo. Somos sociales e individuales. Así es como circula la energía vital por los doce meridianos.
Toda la danza de la vida está en el zodiac. Júpiter en escorpio; activará emociones profundas, escondidas. Maestro Júpiter moviliza los escondidos sentimientos que no querían salir. Tiempo es de llevarlos hacia un acto de creatividad para darle trascendencia y que Júpiter haga que ese viaje sea placentero.
Muchas personas sentirán la necesidad de viajar a lugares de cultos o mecas espirituales. Júpiter puede hacer que esa iluminación sea mal transitada, eso dependerá de cada transito personal.
Especialmente influyente será Saturno en Capricornio con los nativos cardinales de Aries, Cáncer, libra y Capricornio. Se organizan según sus objetivos. Deben aprender a relajarse y no frustrarse. Empatizar con los desafíos. Los signos cardinales inician e impulsan hasta crear realidades. Hay que evitar auto boicotearse con ideas fijas y dogmas.

Enero
Sol Mercurio, Venus, Saturno transitando casa diez; confianza, emoción, ansias de expandirse, Sol y Venus despertando la dualidad.
Marte en Escorpión, nos brinda consciencia de causas; rigor para afrontar transformaciones; mucha energía para los motores sexuales, liderazgo. Marte le brinda voluntad a nuestros lugares oscuros para movilizarlos. El objetivo es transmutar.
Sol, Venus en Capricornio pueden crear tensión en el tema amoroso. Sin embargo, es un desafío tremendo y eficaz. Dicha energía hará comprender aquello que está mal en las relaciones desde el entendimiento profundo. Si logramos sabiduría eso ayudará a la maduración de la pareja y la resolución de conflictos desde la médula; para construir solidez y compromiso perdurable.
Si desde mucho antes no existían bases sólidas; esta energía logrará comprender, intelectual y emocionalmente, lo que deben soltar para siempre. Será más una amorosidad de mente y sentidos reflexivos, no tanto desde el romance y palabras bonitas.
Marte en Escorpio, conjugará esa pasión desde el poder de la energía sexual ajustando el balance o rompiendo definitivamente las trancas. Urano en tauro cambiaremos de hábitos, costumbres. Una revolución en la manera como vemos el dinero. El placer el hogar. ¿Qué nos hace felices? Tener cosas o vivir y tener tiempo. Qué hago con tanto sin tiempo y disfrute.
Otro de los protagónicos es Plutón: planetoide; Hades, representante de las fuerzas oscuras internas. Le asignan el Ave Fénix, que simboliza el renacer desde las cenizas. Los cambios trascendentales internos. Su ciclo es el más lento. Tarda doscientos sesenta años.
Plutón entró a Capricornio el 2008 y estará hasta el 2024. Durante estos dos años que vienen, Saturno y Plutón se acercarán hasta realizar una conjunción, (2020). Unen sus potenciales. Los astrólogos hablamos de la Gran Mutación. La anterior conjunción Saturno/Plutón ocurrió hace treinta y cinco años aproximádamente en los años 80. Se asocia a cada proceso importante en la vida de los países y de cada persona.
Gracias a esta amistad es que ya desde  el 2020 en adelante, el tema de cómo comprendemos la política y economía jamás volverá a ser la misma. Nos aproximamos al cambio de Paradigma. Plutón elimina lo que no sirve. A nivel macro y personal
Saturno y Júpiter son los conectores desde los procesos personales hacia los otros planetas transpersonales que nos elevan.
Saturno viene desde Sagitario desbocando los viejos paradigmas religiosos para reemplazarlos por nuevas visiones espirituales. Algunos dirán que es la moda de hoy. Pero es lo que la humanidad está trabajando energéticamente para vivir espiritualmente más conectado con su alma y menos con los dogmas. Gracias a la influencia de Saturno en Sagitario que se replantearon los paradigmas religiosos, en estos tres últimos años.
Las terapias alternativas fueron el boom del desarrollo y la opción a la medicina convencional, pero también nos dimos cuenta del error de verlas por separado (Ciencia versus “Paraciencia”). Debemos fusionarlas, porque ambas conectan los hemisferios cerebrales. La tecnología de un aparato de rayos x sigue siendo igual de importante en el proceso de desarrollo de la medicina.
Ahora Saturno nos plantea desafíos para empoderarnos en nuestro real deber ser vocacional y poder sentirnos felices con lo que hacemos. Lo material en consonancia con lo espiritual. Vivir la abundancia de tener tiempo para disfrutar lo material y que el dinero sea una energía integradora.
La emergencia espiritual: tomar de la naturaleza lo que necesitamos y no explotarla con fines ambiciosos asimbióticos. La palabra clave para el planeta Tierra será: Equidad.