Sicoastrología: Ciclo de Libra

publicado en: Astrología | 0

Fernanda Miranda, Nara
Psicóloga y Analista Carta Astral
www.cartastral.cl (+56997546288)

Los meses avanzan para anunciarnos que ya estamos en el Ciclo de Libra ♎, tiempo de buscar el equilibrio interior, permanecer en el centro del huracán para poder observar hacia dónde vamos, qué deseamos y con quién.
La gran manera en que los seres humanos tenemos para saber de nosotr@s, es a través de l@s otr@s porque funcionarán como un espejo.
Vivimos tiempos de trabajar el equilibrio interior que construimos a partir de la imagen que el otro nos devuelve de nosotr@s mism@s. Por lo tanto, son tiempos de poner atención a nuestras relaciones.
Primero, l@s invito a ser capaces de agradecer las relaciones que tenemos, a través de las cuales podemos conocernos y saber qué es lo que deseamos, y qué es lo que no queremos; asimismo, reconozcámosla desde ya, en honor al ciclo de Virgo ♍ que recién atravesamos, pero como nuestra comunidad.
Luego cuando descubrimos que otr@s nos traen algo que es de nuestro desagrado, aprendemos a agradecer por darnos cuenta y escuchar qué es lo que sí deseamos. También desarrollamos la habilidad para escoger nuevas relaciones y/o nuevos deseos, que tengan más que ver con un@ mism@, atreviéndonos a escucharnos individualmente y a valorar la relación, al mismo tiempo, como escenario de creación.
Esta escuela de auto escucha se practica con la capacidad de escuchar el deseo de los demás: sólo así nos podemos encontrar en nuestro propio deseo, comparando, en contraste, integrando la dualidad. A veces coincide nuestro deseo con el del otr@, y otras veces no. Es algo normal
La propuesta aquí es poner atención a qué haces con eso y cómo armoniza. ¡Sólo por autoconocimiento! Luego, viene la auto transformación de escorpión. Si bien logras esta auto observación y respeto al espejo sagrado, donde el otro actúa en el teatro de la vida.
El ciclo de Libra nos convoca a revisar en nuestras vidas todo aquello que venimos a integrar a través de los otros en tanto espejos, especialmente en la relación de pareja y del otro como partner (la madre inicialmente, el padre, hermano@s, compañer@s escolares, trabajo) Muchas veces sentimos que el/la otr@ nos complementa, y lo escogemos para que juegue un rol alternativo y complementario a lo que nosotr@s no somos. Pues bien, este arquetipo nos enseña que aquellos seres que escogemos, consciente o inconscientemente, nos vienen a mostrar aquello que venimos a escuchar/tomar dentro de nosotr@s, a partir de la relación. En suma, hay que poner atención al vínculo evidente que existe entre la pareja que escogemos y la madre.
Libra también simboliza la alianza de los opuestos y, por tanto, el matrimonio interior: ese lugar personal en donde podemos percibir nuestro sentir y decidir (masculino), de acuerdo con ese sentir (femenino). En síntesis, la armonización de la dualidad.
La comparación es el mecanismo mediante el cual podemos saber de nuestro ser interior, el cual tiene una energía femenina y una masculina: una energía que nos contiene y se retrae sobre sí misma (femenina) y otra energía que se manifiesta hacia afuera se expande hacia el otr@ (masculina).
Ambas manifestaciones energéticas del ser que somos cohabitan en la naturaleza de las cosas, del mundo, y coexisten así también en las relaciones humanas.
Es así como en este ciclo de Libra debemos sostener la “escucha”, una vez afuera (masculina), una vez adentro (femenina), con respecto a nuestros deseos (masculino) y la inspiración en el sí mism@ (femenino).
En esta parte, es necesario agregar que el aire que representa Libra, se eleva en el pensamiento con el otro, acrecentando la relación con lo acuariano, como un estándar de conciencia en integración, y que dependiendo de cómo actuamos en Libra, es cómo accederé a la integridad.

La presencia de Virgo 
También son tiempos de escuchar los pensamientos que, a partir del ciclo de Virgo venían ya en un trabajo de discernimiento. Gracias a lo anterior, aprenderemos con humildad que somos una parte más, muy importante en mi comunidad en la que vivo, con la que me relaciono y a la cual pertenezco en el cotidiano, experimentándonos en servicio como una constante.
Desde esa humildad y eficiencia de discernimiento bien integrada, podemos ubicarnos en nuestras relaciones con equidad. ¡Algo muy importante!
Las relaciones con los otros han de ser equitativas para tener igual oportunidad de aparecer entremedio del discurso y presencia de l@s otr@s. Así como l@s otr@s tienen igual oportunidad de aparecer entremedio de mi discurso y mi presencia.
Les invito al amor (relacionarse con la información en libertad), a permitirse amarse mucho a sí mism@s y amar a quienes escogen como relaciones: libertad de recibir información del otro instintivamente equilibrada cuando es con Amor, en equidad y armonía.
Libra es un arquetipo de Aire. Por lo tanto, los invito a respirar inhalando y exhalando… bien profundo para permitir que esa escucha y equidad se instalen en vuestros corazones como mecanismos de conciencia.
Les deseo de todo corazón una linda siembra primaveral, llena de buen discernimiento para poner en marcha con toda belleza, el juego de los espejos que tan tecnológicamente está instalado en nuestro dispositivo maravilloso de ser un ser humano.
Muchas bendiciones y a hermosear el hogar que cada uno de nosotros está en la visión de equilibrio interior, porque es clave escoger tu relación y el estado interior, único e irrepetible, desde el cual te sitúas junto al otr@.
Aquell@s que ya tienen Carta Astral han de observar en su casa 7, el signo que baña esa casa y los planetas que ahí se ubiquen; así también deben poner atención al signo de Libra y al opuesto (Aries) que va a indicar el equilibrio en la danza del propio deseo versus la relación con los otros.
¡Buena siembra del ciclo de Libra!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.