¿Cuán consciente eres de lo que hoy te pasa?

publicado en: Autovigilarse | 0

Por
Cecilia Ainardi
Terapeuta psicosomática
www.ceciliaainardi.cl

Para este propósito es necesario poner atención a cómo interpretas los eventos que tú vives.
Así, resulta fundamental observar nuestros pensamientos, porque según cómo los vivamos, así van a quedar registrados en nuestras células y en algún momento, además, nuestra biología lo va a expresar a través de una enfermedad.
¿Sabías que nuestro inconsciente no puede diferenciar la realidad de la ficción?, ¿sabías que nuestro inconsciente es atemporal, no hay diferencia entre pasado, presente y futuro?
Como seres humanos estamos constituidos de memorias y nuestra labor es hacer consciente lo inconsciente.
Cuando nacemos estamos inmersos en un sistema familiar que ha funcionado por mucho tiempo. Códigos y lealtades familiares que están en estrecha relación con las experiencias de nuestro Clan. No es extraño entonces comprender que los consejos que nos dieron desde pequeñ@s nuestros padres y abuel@s, estén directamente relacionados con sus experiencias, sus miedos y conflictos no resueltos, es decir, nos han formado sobre la base de sus propias experiencias y éstas han quedado grabadas en nuestro inconsciente, y es con este sistema de creencias que construimos nuestro presente.
¿Cómo podemos identificar cuando nuestro inconsciente nos advierte de algo?

Una gran pista es que todo lo que nos parezca exagerado podría ser una pauta para empezar.

-Miedos injustificados
-Comportamientos obsesivos
-Mala relación con el dinero
-Reiterados conflictos amorosos
Y, principalmente, cuando padecemos una enfermedad, ya que éste es el último recurso que tiene nuestro inconsciente para mostrarnos que vamos por un camino equivocado o simplemente que llegó el momento de mirar nuestra infancia y nuestra historia.
Mi nombre es Cecilia Ainardi, terapeuta por casi 12 años y en mi consulta he visto cómo personas enfermas o con conflictos emocionales son víctimas de una infancia sin re-solver y además condimentadas con memorias transgeneracionales y experiencias de nuestro clan: ¡Biología y emoción en juego!
¿Cómo podemos empezar a reconocernos?
Quizás pueda ser un bonito inicio empezar a poner atención en cómo piensas. ¡Buen descubrimiento!