Gemoasistencia, ciclo invernal

publicado en: Astrología, Autovigilarse | 0

Por Sybila oráculo
médium, astrologa kabbalista, periodista
curandera urbana, @sybilaoraculomediumastrologa

En cuarenta quiero obsequiarte este conocimiento para que puedas practicarlo de manera iniciática. Probar con esta medicina de meditación vibracional; mejora la salud, amplía el campo bioenergético cuántico, y permite desarrollarte álmicamente.

Alineándonos con la energía del ciclo
Invierno en hemisferio sur; es tiempo del elemento metal en astrología. Flujo activo entre lo celeste y lo terrestre, cielo y tierra. El órgano que corresponde con el reino del metal, es el pulmón y la entraña asociada es el intestino grueso. Especial para descargar el aire hacia la Tierra, para trabajar medicina cuántica con gemas. No por nada en esta época del año, se realizan las descargas de casa, lugares y personas.
Las hojas de otoño caen preparando la tierra para lo que será la germinación de la nueva vida la cual renacerá en primavera. Soltamos lo que debe ser transformado. Fin de un ciclo. El pulmón se encarga de asimilar lo celeste por medio de la respiración, entra la vida estelar, y el intestino grueso se encarga de la desasimilación de lo terrestre, de lo caduco. Nos estamos regulando con el metal. Y el metal es absorbido por la piel. En el proceso de respiración la piel es muy importante. Mantente hidratada con agua de gemas que potencien tu sangre con amor como un vaso con agua de yerbas de sanguinaria (también hay otras)  y un cuarzo rosa previamente programado.
La sangre es un órgano ying y yang a la vez, fluye con todos los elementos que necesitas para la vida. Así, se contamina y obstruye con malas alimentaciones, respiraciones y hábitos vibracionales de estrés, pena, rabia que en el fondo son muy normales y naturales, no tenemos por qué reprimirlos. Que fluyan por fuentes y canales para ser transmutados, y que la vida se potencie en los ciclos naturales del desprendimiento, llora con tal fuerza que puedas ahuyentar esa pena para usarla como energía cíclica positiva y no derrotada.
El exceso de tecnología en este periodo no es bueno. Si colocas el computador hacia la dirección sur que es el agua; la energía quedara hacia un regulador natural del exceso de radiación.
La cristalografía es una ciencia de suma importancia, incluso ha recibido premios desde nobeles hasta culturales. Parte de los descubrimientos de esta ciencia tuvieron lugar en los ciclos de Neptuno y Urano, desde el moldear geometría sagrada, la realización de joyas en orfebrería cuántica, magia ritual, aplicación especifica en chacras, en el árbol de la vida hasta su uso doméstico vibracional básico.Le llaman técnica de sanación por medio de las gemas y cristales, pero la sanación ocurre cuando integras varios conocimientos y lo sincronizas.
Entre una piedra común y un rubí existen y no existen diferencias, puesto que sin que ésta tenga una activación cuántica siguen estando en estado zen. En materia cristalina no están amorfos en sus macromoléculas. Cada morfología es simétrica para trabajar en un cierto orden cuántico. Nosotros somos todos iguales en nuestra anatomía humana, pero cada cual posee virtudes y defectos más preponderantes e inclinaciones que podemos potenciar o transmutar. Igualmente, en algunas personas la vida pasa como simple proceso sin alma ni mágico transitar, así como otras sacarán el mejor provecho estar vivos. Asimismo, la gemoterapia tiene todo que ver con la numerología, la vibración de la matemática divina está en todo: ¿qué sería de la vida tecnológica y microelectrónica, síntesis biológicas; sin los cristales de silicio, los cristales líquidos? Lo aplicamos en ciencia y en todos los ámbitos de la vida.

Magia molecular
La enfermedad proviene de una falla en el funcionamiento de uno de los campos en el atlas del campo energético (posee capas). Su sintonización con los chacras o ruedas de energía, desde lo micro celular, moléculas, átomos es un aviso que envía un mensaje al alma para avisar que hay una emoción que nos desmolda y saca de frecuencias abiertas al fluir natural. Esto es una constante, cualquier tipo de estrés va a descalibrarnos y una expansión va a potenciarnos, pero nosotros podemos gemoasistirnos.

Se trabaja con frecuencias, colores y formas. Cuando se producen los fármacos ellos deben tener una estructura para sanarte. En medicina vibracional es lo mismo; solo que nosotros debemos activarla, entregándole esta estructura medicinal.
Familias
La sal: la llamamos madre ancestral base y sostén de sanación y química. Quedó consagrada, desde lo divino, como la incorruptible. Nos ha otorgado la sobrevivencia en el proceso de la civilización en todo; alimento, cura y magia. Es el conservante y preservante natural base para todo. Está descrita en tratados bíblicos.
Asimismo, existen gemas de origen orgánico como las perlas, azabache, ámbar, coral, marfil, el resto son minerales, es decir, química y molecularmente poseen un material determinado. Hay rocas integradas con las que se confeccionan gemas como el lápizlazuli, que puede incluir lazurita, pirita, calcita.
Las familias se clasifican en grupos botánicos y zoológicos y desde ahí nos brindan ayuda en las terapias complementarias. Algunos son: elementos, óxidos, silicatos, oxisoles, fosfatos, sales alohideas, sulfuros,

Resonancia y vibración
Las gemas hay que sintonizarlas al escogerla e integrarla. Por ejemplo: soñarla, intuición visual, cruzarte con ella en todo lo que ves, repetición por oído; que escuches hablar constantemente de ella; al llegar como regalo; profesional: que un astrólogo por medio de tu carta astral te entregue las claves geománticas de tu vida según tus planetas para confeccionar tus talismanes y sigilos; por medio de sueños te la entregue un ángel guarda o tu maestro; por medio de círculos mágicos en que el elemental te hable. etc.
Programación de las gemas en los ciclos lunares
Ciclo: limpiar, programar, trabajar, agradecer, liberar, retorno al estado reposo zen.
Un mes astrológico:
La limpieza energética se genera cuando la gema es tratada siguiendo los ciclos astrológicos y lo más básico es aprender a ciclar con la luna. Tenemos 4 semanas de 7 días. Cada día alude a un planeta primordial que encierra un canal para un arcángel. En el caso de la astrología kabbalista, el ciclo astrológico comienza el domingo. Cada paso se realizará durante 7 días consecutivos. Escogerás la hora de la luna, 18 horas, pero puedes averiguar el horario exacto que aparece la luna en tu país.
Gemas básicas para el invierno: Cuarzo amatista para transmutar, cuarzo rosa para elevar la frecuencia del amor universal. Gemas para tiempo invernal (muerte y transformación): Ojo de tigre.
Las lunas menguantes suelen ser buenísimas para limpiar residuales energéticos que tenga la piedra al adquirirla, incluso el plástico donde pudo ser guardada, pues aísla la energía. Limpia la gema con agua que fluya desde la llave, no de botellas, ideal es un río o vertiente o playa. Entiérrala en luna menguante para que la madre divina transmute y mengue sus residuales. Si eres reikista o terapeuta susúrrale a la gema y aplica apertura por medio de la meditación con los símbolos activándola en luna nueva. Puedes tocar tu música medicina, o aplicar sonido sanador, comunicarte telepáticamente con decretos simples a su elemental despertando su alma vibracional. En este ciclo por ejemplo, puedes transmutar el estrés de tus pulmones. Siempre define tu propósito biológico y espiritual o ambos.

En un estado de mucha concentración e interés por lo que se está haciendo (la energía se dirige a donde va la atención plena), da tiempo para que el elemental te escuche y se comuniquen entre ambos cuerpos vivos, entrelazados. En esa experiencia podrás verla como un ser, puesto que puede manifestarse.
La piedra es elemento y su elemental, que es su alma, puede tomar forma y vida  en un personaje con rostro y colores, como duendes, nomos del elemento tierra.
Luego de esa comunicación esperas el momento de la luna nueva, que es excelente para iniciar un objetivo, y la cargas con esa energía que inicia astrológicamente un mes. En este momento, la comunicación será más geométrica, puedes hacer un altar y un rezo manifestando tu objetivo. Los cuatro elementos en sus direcciones: aire es viento, agua hacia ríos, océanos, el norte en algunas culturas es fuego, el sur es tierra y pones la piedra en el centro. Invocas los elementales junto con tu propia vibración espiritual (que actuará como el quinto elemento), levantarás a la gema con tus dos manos, símbolo de tus arcángeles planetarios, la presentas según tu resonancia, para hacer su trabajo. Lo más simple es un rezo o declamación. En magia se usan conjuros.
En luna creciente, recién podrás usarla para que cumpla su objetivo, con todo el poder del sol y luna vibrando en su máximo esplendor. Astrológicamente puedes dirigirla a la energía (característica) de la constelación que estamos viviendo. Por ejemplo, ahora Tauro potencia la Tierra, puesto que es un signo que fija y ancla la energía.
En el momento en que la energía lunar esté en su máxima irradiación, la aplicarás en tu cuerpo, si bien existen diversas formas te comparto algo simple: acuéstate con ella con tu cabeza mirando hacia el cielo, tus pies en paralelo, cómoda, relajada (o), la tomas con tus dos manos y la pones en tu tercer ojo, realizas tres inhalaciones y exhalaciones, luego una respiración de pausa, luego la colocas en tu centro timo cardiaco, misma respiración, luego en chakra sexual creativo. Toma tu propio tiempo y deja que te llegue información, pueden ser ideas, visiones, sentimientos. Ábrete al llanto, la alegría, deja fluir tus emociones, escúchate, porque la gema abrió los canales.
También puedes acompañarte de la cromoterapia respirando con el color correspondiente a cada chacra; también puedes visualizar el color de la gema inhalando y exhalando su color.
En luna llena será el cierre, al cual llamaremos el gran suspiro emancipado, una catarsis; donde la liberas del objetivo sanador cumplido y expandes con una gran exhalación, soltar para transmutar la dolencia, la piedra danzará en esa espiral sanamente liberándola de tu dirección. La luna llena exalta la energía y en ese momento de catarsis podrás recibir información sobre actos creativos que podrán despertar en tu mente, alma, vientre, vibrando. Puedes cantar, danzar, sahumar, le dices que la liberas y te liberas del proceso. Luego puedes tomarla para agradecerle y dejarla en un lugar de entorno amoroso. Ojalá no guardada ni cerrada. Puedes ponerlas en plantas, vegetación, un pote de greda, en tu altar etc.
Gemas en la magia ancestral algunos usos más desconocidos
El pectoral de oro de Arón, un sacerdote hebreo contenía 12 piedras (las constelaciones) dispuestas en cuatro filas de tres hileras, secuencia astrológica. Fue confeccionado en 1250 a. C. por mandato de Moisés. En magia se dice que las gemas maduran igual que las frutas y cuando no tienen un color certero es que no están listas, por esto no es bueno trabajar con gemas explotadas sin conciencia. Está en todos los tratados mágicos de las diferentes culturas.
Ágata: piedra de la ciencia y apertura mental
Aguamarina: piedra de los viajeros
Ámbar: sabiduría divina para potenciar el estudio alquímico
Coral: protege la salud cuando transmutas. Se usa mucho en el baño
Cornalina: para confeccionar geometría de protección en rituales personales
Crisolito o peridoto: la piedra nocturna para viajes astrales
Diamante: se programa para crear justicia divina y un flujo de poder noble
Esmeralda: piedra para activar la misericordia y la bondad caritativa, (excelente para estos tiempos)
Granate: para trabajar el mal carácter y la depresión
Heliotropo: llamada piedra de la sangre, para trabajar vampirismo energético evitar coágulos y hemorragias, se programa para asistir en operaciones
Jade: piedra del amor trascendental
Lapislázuli: abundancia consciente
Ópalo: atrae amigos fieles y positivos
Perla: una de las piedras para trabajo lunar alegría, iluminación, felicidad, fertilidad
Imán: para centrar el amor en general en ambientes y contextos
Piedra luna: calma pesadillas en niñ@s, protector de bebes y animalitos
Rubí: para la vulnerabilidad y debilidad, fortalece en tiempos de crisis
Turquesa: para triunfar evitando el egocentrismo
Zafiro: para potenciar la sinceridad del alma, honestidad propia y atraer a personas honestas a nuestra vida.
Pruébalo y recuerda que este ejercicio es solo una propuesta, ya que existen muchas formas de activación. Es una forma de empatizar con estos amorosos hermanos y también podrás comenzar a trabajar con la luna. Para cuando leas este texto, estaremos entre Tauro y Géminis, periodo de expansión de las ideas. Ideal para dejar pensamientos caducos y soñar nuevos proyectos.
Te deseo un feliz comienzo de este arte sanador. No cesarás nunca de aprenderlo. Dudas y consultas +56974775875

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.