Guía astral: Ciclo de Escorpio

publicado en: Astrología | 0

Fernanda Miranda
Psicóloga y Astróloga
www.cartastral.cl
@carta_astral_cl
+56997546288

Querid@s lector@s, ya estamos celebrando el Ciclo de Escorpio y la eterna conciencia que subyace en lo inconsciente y que, a través de la transformación, emerge como una realidad posible.
Escorpio es signo fijo de agua representante de las aguas profundas y, para algunos, de las aguas empantanadas. Yo prefiero verlas como aguas congeladas que retienen información sagrada, por su cualidad de contener las memorias del pasado a través del resentimiento. Ellas nos traen información de nuestra alma y sus intenciones.
Para quienes tienen su carta astral a mano, debemos poner atención en la Casa 8, a la ubicación del signo de Escorpio y a Plutón que es su regente.
Este signo trabaja con la energía versus la materialización de ésta, creando conciencia de nuestra relación con el dinero, sexo y el poder. Este signo ¡es un verdadero báculo de poder/conciencia! (si así lo deseas, claro), pero desde lo inconsciente aún tiende a manifestarse desde las sombras comandando deseos y pulsiones que, poco a poco, se vuelven memoria.
Les explico, nuestro ego, vinculado al poder y el control, busca crear (posible por la Ley de atracción) las experiencias necesarias para entrar en conflicto interno respecto a cómo estamos deseando y cómo queremos ser evolutivamente, viviendo así una verdadera transformación de nuestros deseos.
¿Cuál es mi deseo? ¿Es posible atraer una información de mi mism@ desde un lugar aún oculto y acercarme más a mí en plenitud? Escorpio, desde la oscuridad y la crisis nos revela una trascendencia no imaginada.
También nos habla de una necesidad de control en algún ámbito específico, muy personal; un aspecto que nos involucra con la intención evolutiva aquí en la Tierra.
L@s invito a encontrar en qué aspecto de vuestras vidas, ya están preparad@s para ir transformando el control y orientarse hacia el abismo de soltar deseos, con el objetivo de abrazar nuevos, dejándose llevar por la experiencia del autoconocimiento, sin satisfacción inmediata. Tenemos que suspender el deseo unos segundos para poder contemplarlo.
¿Qué puedo empezar a controlar y que antes pensé que estaba fuera de mis posibilidades?

Escorpio representa la energía del tótem, es decir, qué es sagrado para mí y  también nuestra la seguridad emocional. Por lo tanto, ¡ojo otra vez con los apegos! Sagrado significa “anterior a lo humano”, eso que estaba ahí antes que tú, lo cual es para ti la base, el sustento de todo. Ambos significados también han de ser transformados.
El tótem es el lugar donde tengo puesta mi energía vital de supervivencia en la Tierra, junto con el autoconocimiento dado por la identificación de lo sagrado para mi existencia; por ejemplo, un auto, una casa, un helado cada día, una mirada por parte de mis seres queridos, un buen resultado, los cuales son insustituibles, volviéndose una limitación si él no está satisfecho, porque se encuentra removiendo mi paz.
Escorpio está allí como una escuela que nos muestra que nuestras limitaciones son portales para conocer lo desconocido y ampliar nuestra seguridad emocional a través de la investigación o conocimiento sobre nosotr@s mism@s. Ampliamos la imagen desde quiénes somos hacia quién deseamos ser.
En el ámbito sexual, Escorpio es el arquetipo de la fusión de las almas, el mecanismo a través del cual el uno deviene el otro simultáneamente; en donde ocurre la alquimia del buen intercambio y también, hay que decirlo, las confusiones. Entonces debemos poner atención a la individualidad ilusoria y a las exigencias que hacemos a nuestras parejas en la más pura necesidad de fusión y control. Cuidado también con la desilusión a partir de lo que deseábamos y ya no está… o ya no es…, porque ahí también existe la oportunidad de transformación.
En otro aspecto, es tiempo también de fijarnos en la dimensión dinero, es decir, qué hacemos con él y qué clase de mecanismos administrativos utilizamos para generar control sobre mi vida, la de otros o, si de lo contrario, es el dinero, como objeto totémico, el que ejerce control sobre nosotros.
Es posible hacer consciente lo inconsciente y comenzar a despertar acerca de nuestros deseos: crearlos, manufacturarlos, filosofar al respecto y, en especial, cambiarlos a partir de la autotransformación, porque el autoconocimiento ¡es poder! y la aceptación de un@ mism@ ¡también lo es! Puedes ser tu propio tótem.
L@s invito entonces al camino de espiritualizar la conciencia, creando un espacio-tiempo dentro del yo soy, que tenga permanente permeabilidad con el ejercicio del volvernos conscientes en los sueños, en los instintos y deseos más elaborados.
Así, permitimos que de nuestra conciencia emerja la sorpresa de una nueva manera en nosotr@s, o que la hilación, unión a la fuente surja de la fusión con el otro y nuestras experiencias, a partir de la conciencia que se despierta con aquellos que provocan ese estado en el que deseamos estar.
Finalmente, quiero plantearles la depuración como el camino de la conciencia, a través de la desintoxicación, para acceder al resultado que deseamos, algo de mí debe salir (hábitos, prácticas, deseos, relaciones, usos del tiempo, pensamientos, etc.) y de esa forma es posible dar cabida a lo nuevo y facilitar el acceso a la  transformación. Esto es lo que te presento como ser consciente, saber del presente, de lo que tenemos como recursos internos y externos y movilizar la energía para la realizarnos, pasando por el soltar “A” para acceder a “B”, sabiendo que es infinito e imperecedero.
Tauro, el signo opuesto complementario de Escorpio, nos da el abrazo del goce y disfrute al permitir que esto suceda. La materialización de dicha transformación, a través de la gratitud, lleva al reconocimiento de lo que hay y lo que es… En fortaleza y aceptación, en lentitud planetaria, en paciencia y gracia. Paso a paso, poco a poco.
Todas las bendiciones en este ciclo, un proceso no siempre fácil de comprender y, sin embargo, tan inevitable de experimentar. ¡Permite que suceda en ti!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.