La Osteopatía: Un abordaje manual integrativo, parte I

publicado en: Autovigilarse, Cuerpo mágico | 0

Por Boris Gálvez Llantén
Kinesiólogo integrativo
Co-Director Instituto Prana Kine www.pranakine.cl
Autor libro «Madre serpiente de la selva. Experiencias con ayahuasca»

Durante muchos años el ser humano ha buscado su equilibrio y salud mediante visiones, filosofías y técnicas terapéuticas. Antes de usar un delantal blanco, los médicos y médicas eran curanderos, conocedores de las plantas medicinales y las técnicas arcaicas de salud. En un principio el curandero-médico velaba por la sanación desde la naturaleza dándole un rol espiritual a toda problemática de salud de las personas.
Poco a poco este conocimiento fue migrando hacia la prescripción de los medicamentos y la satanización del chamanismo primogénito. Los médicos tuvieron sus batas blancas y lo espiritual pasó a segundo plano y de paso serían las industrias las que gobernarían la medicina en el mundo.
Médicos y filósofos como Sócrates y Galeno ya futurizaban la medicina y advertían la importancia de estar en conexión con la medicina natural. Así, la naturaleza, el ejercicio, los masajes serían vitales herramientas para sus terapéuticas.

Osteopatía
En el año 1874 el médico estadounidense Andrew Taylor Still tuvo una experiencia reveladora para lo que sería la osteopatía. Pudo curar a un niño con disentería, tras la palpación y evaluación de diferencias en la temperatura de la parte posterior y anterior de su cuerpo. Debido a su éxito terapéutico, desde esta perspectiva manual, a los 46 años difundió la osteopatía como tal. («Osteopatía, una terapia por descubrir», Pierre Tricot)
Para la Asociación Americana de osteopatía ésta se define como el sistema de curación que pone énfasis en la integridad del cuerpo. Esta integridad estructural es el factor más importante a mantener. Rige la buena salud del organismo y evita la enfermedad. («Tratado de osteopatía», Francois Ricard).
Según H. Downing la oasteopatia es una filosofía de medicina curativa que posee un sistema completo de terapias. El tratamiento está basado en las condiciones anormales del cuerpo, sobre las leyes naturales y los principios vitales que rigen la vida. Es decir, el ajuste de todas estas fuerzas vitales del cuerpo, ya sean físicas, químicas o mentales.
Para el fundador de la osteopatía, Andrew Taylor Still «la osteopatía se basa en la perfección de la naturaleza. Cuando todo el cuerpo está bien, tenemos salud. Por ende, el trabajo del osteópata es ajustar el cuerpo de lo anormal a lo normal». (Fundation of osteophatic medicine, Chila).
El concepto de Still sobre una persona sana es perspicaz. Coloca sus creencias de la importancia de la integridad estructural y mecánica, generando una perspectiva integral dentro del ser humano también en una sociedad.
Still comentaba que la vida existe como la unificación de las fuerzas primordiales. El cuerpo es controlado por la mente para dar un movimiento con intención, alcanzando necesidades y objetivos específicos. Por ende, la osteopatía es la ley de la mente, la materia y el movimiento.
Los conceptos fundamentales de esta medicina pueden organizarse en términos de: salud, enfermedad y atención al paciente (Fundation of osteophatic medicine, Chila).

1.Salud
– La salud es un estado natural de armonía.
– El cuerpo humano es una máquina perfecta creada para la salud y la actividad.
– Existe un estado saludable siempre que haya un fluyo normal de fluidos corporales y actividad nerviosa.

2.Enfermedad
– La enfermedad es un efecto subyacente y de múltiples causas.
– La enfermedad a menudo es causada por impedimentos mecánicos de fluidos corporales y actividad nerviosa.
– Existen factores ambientales, sociales, mentales y de comportamiento que contribuyen a la enfermedad.

3. Atención al paciente
– El cuerpo humano proporciona todos los químicos necesarios para las necesidades de los tejidos y órganos.
– Al eliminar los impedimentos mecánicos, el cuerpo será óptimo.
– Los factores ambientales, culturales, sociales, mentales y conductuales deben abordarse con un plan de trabajo.
– Cualquier plan de trabajo debe satisfacer de manera realista las necesidades individuales del paciente.

Asimismo, Taylor Still dice que el movimiento es la primera y única evidencia de la vida, por ende, le dio importancia a los lugares del cuerpo que no tenían movimiento, lo cual sería vital para los principios de un tratamiento.
A finales del año 1800, en sus libros nombra las cuatro leyes vitales para la Osteopatía:

– La estructura gobierna a la función
– La unidad del cuerpo
– La autocuración
– La ley de la arteria


*Este artículo continuará en la próxima edición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.