Mentalidad de abundancia

publicado en: Autovigilarse | 0

Por Marcela Contreras
Terapeuta holística, facilitadora Método Integra
mcterapeuta@gmail.com

Desde pequeña he tenido una conexión especial con la abundancia económica o la falta de ésta. Nací en una familia de clase media, que muchas  familias tuvo serios problemas económicos en el  Chile de los años 80`. No obstante, cuando quería algo con todo mi corazón, mi madre me decía pídeselo a Dios y él te lo concederá. Parecía un decir más, pero lo tomé al pie de la letra. De esta forma, en la realidad “terrenal” tuve muchas carencias, pero en la parte espiritual, me sentía muy abundante, ya que cada vez que pedía algo a Dios, me lo concedía, lo cual no tenía nada que ver con el dinero en sí mismo, la abundancia era tener lo que necesitaba, cuando lo requería.
Al ser adulta, me di cuenta de que había desarrollado una mentalidad de abundancia, pero habían ciertos factores que no me permitían tener abundancia material, a pesar de que cada cierto tiempo recibía millones, pero así como llegaban, se iban rápidamente.
Pasé mucho tiempo investigando, meditando e incluso realizando talleres relacionados con el tema y, poco a poco, fui descubriendo todos los errores y creencias limitantes, que no me permitían “mantener” la abundancia económica. Llegué al Método Integra y logré realizar una transformación a nivel subconsciente, descubrí técnicas infalibles para conseguir lo que me propongo y la abundancia material llegó para quedarse.
Hoy me siento preparada para enseñar a otras personas estas técnicas y ayudarlas en su propia transformación, por eso programé un Curso de mentalidad abundante que está especialmente diseñado para personas que temen no tener lo suficiente para cubrir sus compromisos económicos o a perder sus fuentes de ingresos, también para aquellas personas que sienten que nunca es suficiente lo que reciben.
Si te sientes identificada, te invito a participar y descubrir tus creencias limitantes, para cambiarlas por creencias potenciadoras, también podrás descubrir si tienes lealtades familiares o acuerdos kármicos que deban desprogramarse o si existen traumas o bloqueos emocionales que te mantienen alejada de la abundancia.¡Te espero!